InicioChévereLa Cota Lil| A Medina Rubio

La Cota Lil| A Medina Rubio

Conocía a Arístides Medina Rubio y sabía de sus méritos, militancia y sabiduría, pero no lo había escuchado en conferencia. Fue entonces un honor embarcarme con él y con el entrañable Luis Alberto Crespo en una avioneta expresa rumbo a Coro, en Falcón, para un evento de Diversidad Cultural organizado por Benito Irady.

Cuando Medina Rubio comenzó su documentada y firme intervención, inmediatamente entendí la necesidad de revisar nuestra historia y reescribirla para sacudirle la quietud y la mentira de muchos conservadores que antes escribieron por nosotros, desde su óptica de clase.

La historia local será la que nos haga universales después de juntar sus episodios como un rompecabezas donde sepamos del ejemplo que Caracas dio, sí, pero también del de Cabimas, Carora, Puerto Ayacucho o Lezama.

Quedé para siempre prendada del postulado incisivo del historiador Arístides Medina Rubio y a partir de ahí nació una fraterna relación en la que él me preguntaba por compositores y músicos y yo lo exprimía buscando tópicos de nuestra historia. Cuando nadie nos quiso ayudar, Medina Rubio nos cedió el auditorio de la Biblioteca Nacional para hacer aquellos musicales programas sabatinos en vivo, “Tves presenta”.

El nacido en Puerto Cabello, estado Carabobo, en 1937, historiador, con un doctorado en México, militante comunista, de hablar alto y eterno buen humor ya no está con nosotros. Quien fuera presidente de las librerías Kuaimare, director de la Biblioteca Nacional, Docente a todo nivel y presidente del Centro Nacional de Historia partió el pasado martes 1° de octubre y se me hace que tendremos que iniciar otro combate para reivindicar sus postulados y su obra. También su dignidad humana.

@lildelvalle

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículo anterior
Artículo siguiente