InicioChévereMiss USA está bajo la lupa por graves denuncias y renuncias

Miss USA está bajo la lupa por graves denuncias y renuncias

Noelia Voigt y UmaSofia Srivastava dejaron sus títulos de belleza y sus madres salieron en su defensa

En un giro inesperado de eventos, las madres de las ex reinas de belleza Noelia Voigt y UmaSofia Srivastava se han abierto en una entrevista exclusiva con “Good Morning America”, en la que revelaron las turbulentas experiencias que llevaron a sus hijas a renunciar a sus títulos de Miss USA 2023 y Miss Teen USA 2023, respectivamente.

Jackeline Voigt y Barbara Srivastava compartieron sus preocupaciones y desilusiones con el sistema actual del concurso Miss USA, enfatizando que las renuncias no se movitaron a la falta de premios, sino por el trato inapropiado y las condiciones adversas que enfrentaron sus hijas. “El trabajo de sus sueños resultó ser una pesadilla”, expresó Bárbara, e hizo referencia al entorno de maltrato, abuso e intimidación que vivió su hija.

La situación de UmaSofia, quien dejó su corona el 8 de mayo, fue particularmente alarmante. Según su madre, enfrentó intimidación por parte de la gerencia de Miss Teen USA, lo que resultó en la pérdida de oportunidades significativas. Además, Barbara denunció que la cuenta de redes sociales de UmaSofia fue sometida a vigilancia y control estricto por parte de la organización.

Desinterés

Por otro lado, Noelia Voigt, quien renunció el 6 de mayo citando preocupaciones por su salud mental, tal como lo reseñó Últimas Noticias, había experimentado un incidente perturbador durante un desfile de Navidad, que su madre Jackeline relató con angustia. Un comentario inapropiado de un espectador dejó a Noelia sintiéndose extremadamente incómoda, un reflejo de la falta de seguridad y apoyo adecuado durante los eventos públicos.

La gota que rebasó el vaso ocurrió cuando la joven, mitad estadounidense y mitad venezolana, sufrió acoso por parte de un hombre sin que su equipo interviniera. “Vi a Noellia tan estresada y dije: ‘¿Qué pasó?’”, recordó Jackeline. “Y ella dijo: ‘Mamá, súbete al auto, súbete al auto’. Cuando me subí al auto, dije: ‘¿Qué pasó?’ Porque sé que un hombre dijo algo pero no pude entenderlo”, relató su madre.

Y continuó: “El hombre le dijo a Noelia: ‘¿Te gustan los viejos con dinero?’ E hizo que Noelia se sintiera muy, muy incómoda”.

La respuesta

Al parecer, Noelia aludió el incidente en su carta de renuncia que obtuvieron The New York Times y “Good Morning America”, que decía: “Me hicieron sentir insegura en eventos sin un manejador eficaz, y esto culminó en ser acosada sexualmente…”

Jackeline dijo que la respuesta de la directora ejecutiva y presidenta de Miss USA, Laylah Rose, al incidente fue que la organización no podría evitar que la gente le dijera cosas a la campeona durante las apariciones públicas, una respuesta que la madre preocupada criticó en “Good Morning America”.

Las renuncias desencadenaron un llamado a la acción. Jackeline y Barbara exigen la renuncia de Rose y una disculpa pública, así como una revisión y mejora de las políticas y prácticas del concurso. Además, advierten a futuras concursantes y sus familias sobre las posibles adversidades dentro del sistema, instándolas a reconsiderar su participación.

Confidencialidad

En un comunicado que emitió la organización de belleza, su representante aseguró: “Estamos comprometidos a fomentar un ambiente saludable, comunicativo y de apoyo para todas las concursantes, campeonas estatales, campeonas nacionales y personal involucrado con la organización Miss USA, es nuestra misión. Pedimos que se restablezca la comunidad, la empatía y la bondad”.

No obstante, las madres de las jóvenes aseguran que es todo lo contrario, pidieron que Rose renunciara como presidenta y que el certamen de Miss Estados Unidos “saliera y hablara con nosotros y se disculpara o limpiara este desastre”.

“Mira lo que pasó con Noelia y Umasofia”, dijo Jackeline. “Así que realmente presta atención. No queremos que pasen por esto ahora. No es el momento adecuado para participar”, instó.

Las voces de Noelia y UmaSofia, aunque silenciadas por acuerdos de confidencialidad, resuenan a través de las palabras de sus madres, pidiendo un cambio significativo. Es un recordatorio de que detrás de cada corona hay una persona, y esa persona merece respeto, seguridad y un entorno en el que pueda prosperar sin temor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí