Muere el legendario actor escocés Sean Connery

Sean Connery, como James Bond, poses en 'Thunderball' . (AP Photo)

Primero y para muchos “mejor James Bond de todos los tiempos”, el legendario actor escocés Sean Connery murió a la edad de 90 años, informó este sábado la radiotelevisión británica BBC citando a su familia.

Durante su larga carrera obtuvo muchos premios, incluidos un Oscar por su papel en “Los intocables de Elliot Ness” (1987), tres Golden Globes y dos Bafta, refiere AFP.

“Qué infinitamente triste escuchar la noticia de la muerte de Sir Sean Connery. Él y Roger fueron amigos durante muchas décadas y Roger siempre sostuvo que Sean era el mejor James Bond de todos los tiempos”, afirmó en un tuit la cuenta oficial del actor Roger Moore, que también dio vida al famoso agente 007.

Sean Connery nació el 25 de agosto de 1930 en el seno de una familia sin recursos de las afueras de Edimburgo, la capital de Escocia. 

Dejó la escuela muy pronto y se unió a la Marina a la edad de 16 años.

Datan de este período los dos tatuajes que lucía en el antebrazo derecho: “Mamá y papá” y “Escocia para siempre”. 

De regreso a la vida civil trabajó como socorrista, albañil, camionero, repartidor de carbón, guardaespaldas y pulidor de ataúdes. 

También se dedicó al fisicoculturismo, terminando tercero en el concurso Mister Universo en 1950, antes de embarcarse en una carrera como actor.

Fue el primero en dar vida en la gran pantalla al elegante agente al servicio de su majestad en “Doctor No” en 1962 y encarnó en total a James Bond en seis películas oficiales de la saga.

“Hombre vivo más sexy”

Convertido en una estrella internacional, rodó con los más grandes de Hollywood. En 1989, cuando tenía 59 años, la revista People lo distinguió como “el hombre vivo más sexy” y, diez años después, como el más atractivo del siglo XX.

Pasó a interpretar con frecuencia el papel de padre espiritual, como en “Highlander” (1985), “El nombre de la rosa” (1986) o “Indiana Jones y la última cruzada” (1989). Por “Los intocables de Elliot Ness” (1987) recibió el Óscar al mejor actor secundario y el título de “peor acento de todos los tiempos en el cine”.

Su popularidad nunca decayó y en 2013, cuando ya llevaba diez años retirado tras 64 películas, fue elegido el actor británico favorito de los estadounidenses.

Creen algunos que su combate por la autonomía de su Escocia natal retrasó hasta el 2000 la concesión de un título nobiliario por la reina Isabel II.

Sir Sean Connery vivió “en exilio” entre el sur de España, Estados Unidos y las Bahamas y dijo que sólo volvería a Escocia cuando fuera independiente.

En los últimos años limitó mucho sus apariciones públicas, viviendo sobre todo en Nueva York con su segunda esposa, la francesa Micheline Roquebrune, a la que conoció jugando al golf y con la que se casó en 1975.

“Como ella no hablaba inglés y yo no hablaba francés, había pocas posibilidades de que tuviéramos discusiones estúpidas. Por eso nos casamos tan rápido”, explicaba Connery, que antes estuvo casado con la actriz australiana Diane Cilento, con la que tuvo un hijo, Jason, en 1963.

Los primeros rumores sobre su muerte habían aparecido en 1993 en medios australianos y japoneses. Finalmente, esta vez sí ha muerto. Después de todo, como decía Bond, “Sólo se vive dos veces”. /AFP

Enlaces patrocinados