Punto criollo | Bienvenida Navidad

El pasado jueves 15 de octubre el presidente Nicolás Maduro decretó el inicio de la Navidad en Venezuela.

Desde entonces, desempolvamos una interesante tradición que gira entre lo propio y lo comercial llena de pesebres y de arbolitos que nos promete el nacimiento del Niño Dios, la visita de “Santa” y los Reyes Magos; además de la llegada de un nuevo año. Todo, bajo un bullicio sonoro que en lo macro le da forma y sazón a nuestras fiestas decembrinas.

Ese encuentro con la Navidad nos lleva al estado Zulia, y nos revela una inmensa colección de aguinaldos que hablan de esos cantos de iglesia dedicados al Niño Dios, que agarraron la calle para convertirse en una expresión en los tonos de protesta, cargada de diferentes matices que el zuliano llamó “Gaita”; y que luego evolucionó en una parranda festiva embadurnada con ritmos caribeños que en el 2014 fue considerada “Bien Patrimonial de Interés Cultural y Artístico del país” por el Estado venezolano.

Esa permanencia en el Zulia “revive” en todo el país importantes personajes y fechas vinculadas al elemento festivo y sacro que encierra la Navidad.

Recordamos entonces las festividades en honor a la Virgen de la Chiquinquirá, venerada como “La Chinita” y celebrada a lo grande cada 18 de noviembre entre rezos y gaitas.

Ese “adelanto” de la Navidad también nos trae los olores y sabores propios de la cocina venezolana en esas festividades de fin de año; y es allí donde hace presencia su majestad “la hallaca”; nuestra incomparable “multisapida” infaltable en los hogares venezolanos.

También desfilan por nuestra mesa, el pernil, el pan de jamón, la ensalada de gallina, el dulce de lechosa; y como dice Gualberto Ibarreto: “y la botellita e ‘ron que no debe de faltar”.

[email protected]

Enlaces patrocinados