InicioChévereWanda D’Isidoro sobre bautizo de su hijo: Fue un momento de unión

Wanda D’Isidoro sobre bautizo de su hijo: Fue un momento de unión

La recordada extigrita Wanda D’Isidoro y su pareja, Ender Thomas, celebraron el bautizo de su hijo Andrea Valentino. La actriz y bailarina compartió, a través de sus redes sociales, detalles de la íntima celebración.

“No hay palabras suficientes para describir la belleza y la alegría que experimentamos en el bautizo de nuestro hijo. Las fotografías nos transportan de nuevo a esos momentos mágicos”, escribió en una publicación en Instagram.

Camino espiritual

La publicación sirvió también para reconocer a quienes los acompañaron en el bautizo del niño, incluyendo a los padrinos, quienes se convirtieron en protectores de Andrea, de 3 años.

“Para hacer aún más significativo este momento, contamos con la presencia de dos madrinas maravillosas, Rebeca Comin Mengod y Fraya Sandoval, quienes se comprometieron a guiar y cuidar a Andrea en su camino espiritual. Además, tuvimos el honor de contar con un padrino muy especial, Frank Santofimio, quien se comprometió a ser un modelo a seguir y apoyo para nuestro hijo”, dijo.

“Momento de unión”

Para Wanda D’Isidoro, de 46 años de edad, la celebración del bautismo representó un momento de unión familiar. “Estuvimos rodeados de seres queridos (nos hubiese encantado tenerlos a todos, pero fue superíntimo, solo padrinos), quienes compartieron con nosotros la alegría y gratitud por este hermoso regalo de Dios”, contó.

Los padres de Andrea Valentino, que afirman sentirse bendecidos y agradecidos por tener a la Virgen de Guadalupe como protectora y guía en el camino de fe, quisieron dejar un mensaje sobre lo que es importante para ellos.

“A través de esta publicación queremos transmitir la importancia de la familia, la fe y el amor en nuestras vidas. Esperamos que estas imágenes y el mensaje que las acompaña inspiren a otros a vivir su fe con alegría y agradecimiento”, destacaron.

Familia feliz

Para la ocasión, Wanda y Ender decidieron que tanto ellos como los padrinos vistieran ropa de colores claros. D’Isidoro llevó un vestido largo ajustado al cuerpo. El pequeño, por su parte, vistió una camisa manga larga con una bermuda color beige.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí