InicioCienciaCada 36 millones de años se produce una explosión de vida en...

Cada 36 millones de años se produce una explosión de vida en la Tierra

Científicos detectaron que es el tiempo en que se provocan cambios en las cuencas oceánicas

Un equipo de científicos, dirigidos por el geólogo Slah Boulila de la Universidad de la Sorbona, en Francia; han descubierto las razones de por qué cada 36 millones de años se produce una explosión de vida en la Tierra.

Según los estudios – citados por Sputnik – , la vida marina se multiplica con la aparición de nuevas especies, y esto causa indirectamente un movimiento tectónico.

Este movimiento, altera varios ecosistemas, provocando la desaparición de muchas especies y el florecimiento de otras nuevas para ocupar los nuevos nichos ecológicos que surgen.

En el equipo se encuentra el geocientífico, Dietmar Müller, de la Universidad de Sídney; reveló que este es el tiempo en que se provocan cambios en las cuencas oceánicas.

“En términos de tectónica, el ciclo de 36 millones de años marca alteraciones entre una expansión más rápida y otra más lenta del fondo marino, lo que provoca cambios cíclicos de profundidad en las cuencas oceánicas y en la transferencia tectónica de agua a las profundidades de la Tierra”, explicó Müller, citado por el portal ruso.

En concreto, en la investigación realizada por los científicos, se analizaron múltiples conjuntos de datos geológicos de los últimos 250 millones de años.

Además, se combiní simulaciones computacionales y modelización mediante un software de visualización tectónica llamado GPlates; considerando que la corteza terrestre nunca está quieta.

Los lugares en los que las placas tectónicas se encuentran bajo el océano se conocen como zonas de subducción; allí, el agua es succionada a las profundidades del manto, para ser escupida posteriormente a través de la actividad volcánica; refiere el portal ruso.

Tras los análisis, los investigadores acoerdaron que un ciclo de 36 millones de años en la diversidad de la vida marina coincidía en los datos tectónicos, del nivel del mar y de las capas rocosas a gran escala durante el mismo periodo de tiempo.

Estos hallazgos, constituyen una prueba convincente de que los cambios del nivel del mar desencadenados por los ciclos tectónicos de la Tierra desempeñan un papel clave en los ciclos de la biodiversidad y en la configuración de los ecosistemas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí