InicioCienciaOlas de calor oceánicas causan una absorción menos eficiente del CO2

Olas de calor oceánicas causan una absorción menos eficiente del CO2

Los océanos absorben 90% del exceso de calor que se produce por el dióxido de carbono

Las olas de calor oceánicas provocan el aumento de las temperaturas en las aguas e impiden que los mares puedan absorber el dióxido de carbono de manera eficiente, por tanto, se liberan más gases de efecto invernadero a la atmósfera.

Los océanos son cruciales para la vida porque absorben 90% del exceso de calor que se produce por el dióxido de carbono, pero también generan 50% del oxígeno en el planeta. Sin embargo, la Organización de las Naciones Unidas alerta que este equilibrio está en riesgo porque ha aumentado la temperatura de los océanos, cuyo valor medio se incrementó 1,5 grados en el último siglo.

Para este mes se estima que en la mitad de los océanos pueda haber olas de calor y en los años por venir serán más frecuentes, refiere la Oficina Nacional para la Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (Noaa).

La Antártida, que ya registra 2,6 millones de kilómetros cuadrados de hielo invernal por debajo del reportado desde 1981 a 2010, es una de las zonas más vulnerables en este caso porque juega un papel importante en la regulación del sistema climático terrestre y al año ya ha ido perdiendo unos 100.000 millones de toneladas. “La extensión del hielo marino en la Antártida se mantiene en un mínimo histórico para la época del año”, dijo la Organización Meteorológica Mundial.

Los métodos de análisis refieren que una ola de calor marina está definida como un pico brusco de temperatura. Son anomalías que tardan días o incluso semanas y meses. La causa es el cambio climático porque los gases de efecto invernadero están subiendo en más a la atmósfera y no son retenidos por los océanos, explican especialistas.

Con menor retención en los mares y mayor en la atmósfera se intensifica el calentamiento del planeta, se calientan las aguas oceánicas y aumenta la periodicidad con la que ocurren.
El polvo del Sahara también ayuda a frenar en parte que los gases vayan a la atmósfera, no obstante, por las incesantes lluvias en el desierto del Sahara, este fenómeno también está disminuyendo su incidencia.

La extracción de combustibles fósiles como el petróleo son el factor de mayor contribución de gases invernaderos. Es una actividad que no permite dar tiempo a la Tierra para subsanar los daños.

Este año se han registrado las temperaturas medias más altas en la superficie oceánica y de acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente es una tendencia muy preocupante.

La OMM indicó que las temperaturas globales de la superficie del mar están en niveles sin precedentes por tercer mes consecutivo, desde junio a agosto.

En junio pasado, por ejemplo, en el estado de la Florida, EEUU, la temperatura de las aguas fue de 38 °C, mientras que en el mar Mediterráneo estuvo alrededor de los 28,7, una muestra impactante de la gravedad de las olas de calor en los océanos del planeta.

La Antártida ha perdido este año 100.000 millones de tonelada de hielo.

Vida marina.

Expertos indican que puede haber mortandad masiva de vida marina, como ya sucedió en 2022 en el mar de Bering de Alaska, EEUU, con el cangrejo de las nieves, especie que se redujo en 4 años de 11.700 millones a 1.900 millones, cita la Noaa.
Como otras especies, estos crustáceos requieren de zonas de bajas temperaturas para poder formar su hábitat.

También se manifiesta el conocido blanqueamiento de los corales que se produce porque expulsan las algas microscópicas por el calor y de no tomarse medida, el Pnuma advierte que para 2100 los arrecifes de corales serán destruidos.

Esta alteración biológica no es la única consecuencia, ya que también tienen repercusión en las corrientes que inciden en los ciclos meteorológicos y debido a eso es que hay eventos extremos como tormentas y huracanes que siguen en aumento.

Una combinación de factores son los que están incidiendo en este problema y no solo afectan la vida marina, sino también a la humanidad. La jefa de Ecosistemas Marinos y de Agua Dulce del Pnuma, Leticia Carvalho, dijo que habrá impactos en la seguridad alimentaria y pérdidas económicas de cientos de millones de dólares.

Estos fenómenos de calor en los mares también pueden causar la desorientación de especies no comunes en las orillas como las ballenas, casos que se han dado con mucha frecuencia en los últimos años en Venezuela.

El más reciente fue el de siete ballenas orcas varadas en Chacopatas, costas del estado Sucre, y que fueron rescatadas por un significativo número de pescadores para resguardar la vida de animales marinos.

Datos

  • Mediterráneo. A mediados de 2022, la revista Global Change Biology publicó que unas 50 especies como corales, esponjas y macroalgas se vieron afectadas por olas de calor en las costas mediterráneas.
  • La mancha. En 2013, en el golfo de Alaska, la superficie marina comenzó a aumentar y para mediados de 2014 ya eran 3.218 kilómetros hasta México, fenómeno conocido como la mancha.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí