Gratén de calabacín con queso parmesano

INGREDIENTES

1/2 kilo de calabacín

5 tazas de agua potable

2 cucharadas de sal

2 cucharadas de mantequilla

2 cucharadas de harina de trigo todo uso

1 taza de leche líquida completa

1 cucharadita de sal

1 taza de queso parmesano rallado

Pimienta blanca al gusto

PREPARACIÓN

Precalentar el horno a 350°. Se lavan bien los calabacines y, si tienen partes feas, se les eliminan, se les sacan las semillas, y se cortan en bastones pequeños. En una olla se vierten las cinco tazas de agua con dos cucharadas de sal, se lleva a un hervor y se agregan los calabacines por tan sólo tres minutos. Se cuelan y se reservan en el colador hasta que se escurran bien.

DE LA SALSA BLANCA

En una olla o sartén grande al fuego medio se derrite la mantequilla, la sal y la pimienta, se agrega la harina de trigo y se revuelve, hasta que haga burbujas; se añade la leche y se revuelve enérgicamente, hasta espesar.

Enmantequillar un molde refractario y agregar los calabacines ya escurridos, agregar la salsa blanca espesa, mezclada con el parmesano, y se hornea por 15 minutos; luego subimos la temperatura de horno al máximo y los dejamos por unos cinco minutos más, hasta que gratine o hasta dorar por encima. Se saca del horno, se deja reposar por 5 minutos. Se sirve caliente.

Enlaces patrocinados