InicioCoge DatoDisney retira a 250 caimanes de sus instalaciones tras sucesos de 2016

Disney retira a 250 caimanes de sus instalaciones tras sucesos de 2016

Recientemente funcionarios de la vida silvestre retiraron a 250 caimanes de las propiedades de Disney, debido a que uno de estos animales mató a un niño de dos años en las instalaciones del Grand Floridian Resort and Spa (Magic Kingdom de Disney Wolrd), hace cinco años, informó AP en una publicación.

La compañía ha trabajado con tramperos contratados, a través de la Comisión de Conservación de Vida Silvestre y Pesca de Florida, para eliminar a los caimanes, según apuntó el periódico Orlando Sentinel.

La mayoría de los caimanes que salen de las propiedades de Disney son sacrificados y vendidos por su piel y carne, dijo Tammy Sapp, portavoz de la agencia de vida silvestre.

Algunos se transfieren a granjas de caimanes, exhibiciones de animales y zoológicos, indicó. Los de menos de 1,2 metros son reubicados.

Los tramperos reciben 30 dólares por cada cocodrilo capturado, más las ganancias de cualquier cuero y carne vendidos, informó el periódico.

https://www.youtube.com/watch?v=16iK-SiPdcs&pp=ugMICgJlcxABGAE%3D

El accidente

Luego que Lane Thomas Graves murió tras ser atacado por un caimán en junio de 2016, Disney instaló un muro y colocó señales de advertencia de reptiles a lo largo de las vías fluviales de sus complejos turísticos.

Los visitantes de Disney dijeron que están contentos de que el complejo esté eliminando los caimanes de sus propiedades de manera proactiva. Un experto en biología estuvo de acuerdo y agregó que las remociones deberían tener un impacto mínimo en la población de caimanes de Florida.

Gina Parsley, propietaria de una agencia de viajes, dijo al Sentinel que su familia se hospedó en el Fort Wilderness Resort de Disney, el mes pasado, y que su hija Gabriella, de 9 años, vio un caimán en el agua. Notificaron a un empleado del lugar y les informaron que se colocaron trampas para atraparlo.

“No sentimos que fuera una sorpresa para ellos. Me habría preocupado más si mi hija les hubiera llamado la atención y hubieran dicho, ‘Oh, Dios mío, ¿dónde?’”, comentó Parsley.

Asimismo Parsley entiende lo difícil que es mantener la propiedad libre de caimanes. “Vemos vecindarios donde un cocodrilo simplemente se pasea por el césped de alguien y toca el timbre. Es Florida, ellos hacen eso. Entonces, definitivamente hay una lucha contra la naturaleza en ese sentido”.

¿Una plaga andante?

La población de caimanes de Florida es de aproximadamente 1,3 millones, informó el periódico. Para ser considerado una molestia dentro del Programa Estatal de Caimanes Molestos, un caimán debe medir al menos 1,2 metros de largo y representar una amenaza para las personas, las mascotas y la propiedad.

La agencia de vida silvestre ha eliminado cerca de 8.000 caimanes anualmente en los últimos cinco años en todo el estado de Florida.

Retirar los molestos cocodrilos de Disney no tiene mucho impacto en la población, pues ya viven en terrenos urbanizados allí, alegó Deby Cassill, presidente asociado del campus de biología integrativa de la Universidad del Sur de Florida, al Sentinel.

Otros imprevistos

Más adelante, Tammy Sapp informó que hubo tres ataques fatales de caimanes desde 2016 en Florida y hasta el momento no se han reportado incidentes de mordeduras en Disney desde la muerte de Lane.

Cassill dijo que el ataque que mató al niño ocurrió durante la temporada de apareamiento de los caimanes. A medida que las aguas se calientan, los machos buscan hembras y las hembras buscan alimento. Dijo que era prudente que Disney colocara barreras en la propiedad y desplazara a los reptiles.

“No veo ningún daño en eliminar y sacrificar a algunos de los caimanes que están en posición de hacer lo que normalmente hacen y es encontrar comida”, dijo Cassill. “Queremos mantenerlos alejados de niños y mascotas tanto como sea posible”.

Finalmente, a raíz de este accidente los padres del niño, Matt y Melissa Graves de Omaha, Nebraska, crearon la Fundación Lane Thomas para ayudar a las familias con niños que necesitan trasplantes de órganos.