AstraZeneca cambia el nombre de su vacuna para mejorar su reputación

El antígeno sufre otra revés en medio de la polémica por sus complicaciones en la salud de los vacunados

Aunque AstraZeneca es una de las marcas que más ha ganado alrededor del desarrollo de las vacunas, la realidad es que ahora mismo atraviesa por una crisis de reputación luego de que algunos países alertaran sobre una posible relación entre algunas muertes y la aplicación del fármaco desarrollado por esta firma.

Este asunto se ha convertido en toda una crisis de reputación para la marca, con lo que ahora el laboratorio ha decidió cambiar el nombre de su vacuna con el fin de proteger su reputación. De esta manera, la vacuna cuya marca es COVID-19 Vaccine AstraZeneca, se ha registrado de manera comercial como Vaxzevria.

Islandia, Dinamarca y Noruega fueron los primeros países en frenar la inoculación con la vacuna creada en colaboración con la Universidad de Oxford hasta que la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) aclare si dicho medicamento tiene relación con el reporte de diversos casos de trombos en pacientes que han recibido esta vacuna en distintos países la de Unión Europea.

Estas decisiones se traducen en un problema de acreditación y confianza alrededor de la mencionada vacuna. Hasta el pasado 9 de marzo, se habían notificado apenas 22 casos de episodios tromboembólicos entre los tres millones de personas vacunadas con el medicamento de AstraZeneca en la Unión Europea.

En un comunicado, la marca ha indicado que “la seguridad del paciente es una de las principales prioridades de AstraZeneca. Las autoridades tienen estándares claros y estrictos de eficacia y seguridad al aprobar cualquier medicamento nuevo, y esto también incluye la vacuna covid-19 de AstraZeneca. La seguridad de esta vacuna se ha estudiado ampliamente en los ensayos clínicos de Fase 3 y los datos revisados por pares confirman que la vacuna en general fue bien tolerada“.

Luego de que estas suspensiones fueran levantadas, llamó la atención que en horas recientes nuevos países anunciaran la suspensión de la vacuna de AstraZeneca. El Ministerio de Sanidad de Canadá anunciaron la suspensión en el uso de la vacuna de la farmacéutica británico-sueca AstraZeneca en menores de 55 años como medida de precaución y por seguridad.

También Berlín y Munich suspendieron el suministro de la vacuna contra Covid-19 de Astrazeneca para menores de 60 años, con el fin de examinar si 30 casos de trombosis pudieran estar relacionados con la aplicación de este fármaco.

Aunque las autoridades insisten en la validez y seguridad de estas vacunas, la realidad es que la marca quiere desmarcarse de forma rapada de esta crisis de reputación que ya ha marcado la opinión pública y que pone en duda la confianza de una de las vacunas  más prometedoras.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>