InicioCulturaLos discos de vinil ganan terreno al streaming

Los discos de vinil ganan terreno al streaming

“Pincha discos” y coleccionistas los mantuvieron vigentes

Lo llamaban disco de acetato, de vinilo, long play, vinil o LP. Lo cierto es que se mantuvo por mucho, mucho tiempo como el rey de la parranda musical. Hasta que en los años 90, un formato más pequeño, y sin riesgo de daño a menos de que, literalmente, se afincaran con él lo desbancó: el CD.

Sin embargo, el vinil nunca despareció completamente del mercado musical. De eso se encargaron los conocidos como “pincha discos”; quienes por décadas se han encargado de mantenerlos vigentes. Conocidos en pleno auge como Disc jockeys y ahora mutados a Dj, se convirtieron, a decir del periodista especializado en música Humberto Sánchez Amaya, “en quienes fomentaron, y todavía lo hacen, la curiosidad de las nuevas generaciones. Ellos lo mantuvieron visualmente cercano. Uno veía al Dj y sabía que el objeto permanecía. Pero quienes no lo conocieron preguntan qué es eso. Qué usa. Así, descubren que existió un objeto que sonaba”, dijo.

En los últimos años, este tipo de formato está nuevamente en auge. En Venezuela, bandas como Desorden Público anunciaron en plena pandemia la edición especial de su última producción, el Homenaje a Pastor López, en acetato. Y la misma se agotó, casi, tan pronto como se puso a la venta. Lo mismo sucedió con lo nuevo de Rawayana.

“El vinilo es, básicamente, para colección. Luego del auge del CD, los caza tesoros se encargaban de desembolsillar, dependiendo del artista, una buena cantidad de dinero para comprar esos discos. Quienes los vendían, por su parte, lo hacían para “liberar” espacio y poder sustituirlos por el formato más pequeño. Pero la verdad es que la magia por los discos grandes se ha mantenido en el tiempo”, comentó Marcel Márquez, quien es pionero de las ferias en Caracas.

Márquez es organizador del Caracas Ecosistema Musical (Cem) y Caracas Tocadiscos que tuvo en 2021 su primera edición en los jardines del Museo de Bellas Artes de Caracas. “Tengo un trabajo sustentado en el coleccionismo, porque llevo 25 años coleccionando música y 20 como Dj. Tengo más de cinco mil discos de gran formato en mi haber que materialicé con Tópico 70, una plataforma de difusión e investigación. En el país el interés es grande, al punto de que hay un coleccionista en Maracay que tiene más de 350 mil discos”.

Actualmente, además del tradicional puente de la avenida Fuerzas. Armadas, los vinilos se ha instalado en algunas tiendas en Las Mercedes, donde no solo se consiguen LP, sino el tradicional plato para sonarlos y todos los accesorios.

Para Sánchez, “el streaming te permite tener música sin pagar, pero también acaba con lo gratificante y el gusto de tenerla. Por su forma, muchos los utilizan como cuadros. Además, el sonido de los acetatos no se encuentra en otro formato, donde se pierde el encanto del sucio de la aguja, dijo.

El diggin’ en Venezuela

Diggin’ es un término con el que en el argot musical se conoce el fenómeno de coleccionar discos de pasta, según explicó Márquez.

“En su traducción literal significa excavar, cavar, escarbar. La primera connotación que se le dio fue en el hip hop, cuando se decía que se estaban excavando cajas para extraer los tesoros musicales del género. Poco a poco, fue abarcando todas las corrientes”.

Márquez también comentó que otra de las cosas que ha aumentado la presencia de los LP en el mercado nacional, “tiene que ver con la necesidad de quienes se fueron de no dejar ese material a la deriva. Llevarse cajas de discos no era alternativa. De ahí también el crecimiento”.