InicioCulturaPara William Martínez tallar está en sus genes

Para William Martínez tallar está en sus genes

Willian Martínez nació para sacarle bellas formas a la madera fina

“El arte es importante para el ser humano siempre. Por eso debemos motivar a nuestros niños y niñas, como a personas de cualquier edad, a reforzar nuestra identidad cultural. Si tienes un don artístico, explótalo. Es una manera de querer a nuestra patria”. Así lo señaló convencido Willian Martínez, tallista mirandino, cuya obra ha sido reconocida hasta en el exterior.

En estos días este caballero de 58 años está en un ir y venir de su natal Cúpira, en Miranda, hasta la populosa zona de Petare en Caracas: “debo hacerlo, ya que en mi pueblo consigo la buena madera (cedro, cautaro y otras) para realizar mis obras”.

En estos días está muy activo, ya que tiene que confeccionar unas piezas que la Red del Arte le solicitó. “No te puedo decir por el momento para qué, pero serán muy vistosas”.

De niño, lo suyo fue el confeccionar cestas, ya que de eso vivía su familia, “pero mi abuelo era carpintero, músico, artesano, un artista y chamán (¡jajajá!) Me gusto al final tallar la madera. Y es algo genético, porque en sí no estudié para esto. Tengo el talento innato”.

Se inició con la madera cautaro, en su pueblo: “la ventaja que tiene es que poco la ataca la polilla, que perjudica a la larga las piezas que hagas. También este árbol produce una semilla que se utiliza para pegar”.

Luego pasó a una que se llama balza: “con esta me inicié en la confección de aves. Está también el cedro, que bien tratado no es víctima de la polilla”.

Por eso siempre recomienda que las maderas deben curtirse con gasolina para evitar ese ataque: “son varios baños mezclándolos con petróleo crudo, siempre antes de pintar”. Luego de pasar por este proceso, le quita lo grasoso antes de pintar la talla, explicó.

El tema que siempre ha sido una constante en su carrera son las aves de Venezuela: “las garzas por su altura y colorido, son las que más me piden”.

“No me gustaban los rostros, pero hice una promesa a José Gregorio Hernández y empecé a realizarlas de él y de otros personajes. Han pasado ya veinte años. También tengo varias de Alí Primera, que gustan mucho para exposiciones y hasta me han comprado varias”, aclaró sobre sus últimas obras.

Sus recientes trabajos incluyen uno del comandante Hugo Chávez, que mandará para un concurso que se abrirá en las venideras semanas: “es un personaje histórico nuestro que siempre quise hacer y honrarlo a mi manera”.

También el hombre es luthier, especializado en las maracas, que aparte de hacerlas, las ejecuta también: “he tocado en grupos de gaita y he acompañado a joroperos. En mi pueblo hay un grupo que lo acompaño siempre”.

Sin embargo, aclaró que las maracas “no son muy rentables hacerlas, sino las aves de Venezuela, al igual que los bustos de personajes, sobre todo los históricos de cualquier época”.

Deja un comentario