InicioCulturaPunto Criollo | Del vinilo a la red... (1)

Punto Criollo | Del vinilo a la red… (1)

Por muchos años hemos dedicado estas líneas de Punto Criollo a la música, a las canciones e intérpretes del folclor nacional, en énfasis a la música llanera y sus cultores.

Sin querer hemos obviado al disco como un elemento esencial que permite la producción y proyección de ese trabajo fonográfico de los músicos y que tiene una historia realmente fascinante, tanto como la diversidad sonora que atesora.

A partir de esta primera entrega les invito a viajar al pasado en búsqueda del origen y la evolución del disco, desde el primitivo vinilo (o disco de vinil) hasta la sofisticada e intrincada red que ofrece Internet.

Para ello debemos remitirnos a la historia como punto de partida que condiciona el presente y proyecta el futuro.

Esa historia nos lleva al año 1878 cuando Thomas Edison revoluciona su mundo al patentar el fonógrafo, un aparato capaz de grabar y reproducir sonido, que dio pie a la aparición del gramófono, en 1888, presentado por Emile Berliner. Este último estaba conformado por un disco que al entrar en contacto con una aguja podía ser escuchado repetidamente.

Sin embargo, hubo que esperar 60 años, hasta 1948, cuando aparecieron los primeros discos fabricados con vinilo, ya que los anteriores se hacían con materiales de procedencia metálica y otros compuestos que le aportaban fragilidad y desgaste.

Esto fue superado grandemente por el vinilo, que además permitió alargar el tiempo de grabación de cuatro minutos a tres cuartos de hora.

Fue entonces cuando el mundo se llenó de música en los innovadores formatos del disco de vinil que giraban en distintas revoluciones por minutos: 45 rpm, 78 rmp y, por último, el de 33 rpm que se convirtió en la sensación de los melómanos y que permitió mayor número de grabaciones para los artistas.

cisneros.alfredo721@gmail.com