InicioLa GuairaRepicaron los tambores en La Guaira por san Juan

Repicaron los tambores en La Guaira por san Juan

Luego de dos años de pandemia repicaron los tambores en toda la costa de La Guaira

Desde la medianoche de este jueves 23 de junio repicaron los tambores en toda la costa de La Guaira para el despertar o bienvenida a san Juan Bautista, luego de dos años sin celebrar la fiesta con el pueblo debido a la pandemia del covid-19.

«San Juan será llevado a la playa de Todasana. Se hace una hoguera para calentar los tambores y rememorar el grito de Zacarías el papa de san Juan por su nacimiento; de allí vamos al río para su bautizo», explicó Lorenza Ugueto, cultora de Todasana, parroquia Caruao, quien guía el Despertar de san Juan.

Esta celebración es única y principal que se hace en La Guaira. «Tiene la particularidad del encuentro entre San Juan y San Benito, que se realiza desde hace muchos años, cuando se encomendó a un habitante del pueblo de Todasana a comprar un San Juan y se equivocó al traer un San Benito», dijo Carmen Ugueto, residente de Todasana.

Esa noche prácticamente se cierra el paso hacia al pueblo por la cantidad de gente que llega de Miranda, Caracas y otras partes a bailar a los santos en el río.

Los guaireños tienen la creencia de que estos días 23 y 24 de junio, el mar, río y el agua de lluvia están bendecidos por san Juan, por ser quien bautizó a Jesucristo, por ello las personas acuden a los ríos para ir a purificar sus almas y reciben la bendición de dios.

La familia Iriarte, custodia del santo, lo viste, lo cuida, lo lleva a la iglesia y lo guarda. Las mujeres de esta familia son las que sacan a sanguear la imagen del San Juan. Parten desde la iglesia Nuestra Señora de la Candelaria, en el pueblo de Caraballeda, seguidas por otras mujeres que también tienen sus santos y los llevan a celebrar.

La tradición en Caraballeda lleva más de medio siglo y comenzó por una promesa que debieron pagarle al santo.

Repique de tambores

El director de Cultura de la gobernación de La Guaira, Edgar Urbina, explicó que los horarios acordados para el repique de tambores son a partir del día 23 de junio con el amanecer de 12:00 a. m. a 2:00 a. m. y el 24 de junio, el propio día de San Juan comenzarán a las 10:00 a. m. hasta las 10:00 p. m.

Urbina anunció una extensión del repiqueteo de cueros hasta el 25 de junio desde las 12:00 p. m. hasta las 5:00 p. m., pero solo en las casas donde se custodia la imagen de san Juan.

San Juan Niño

Como cada año la familia Corro de Naiguatá entronizó el 21 de junio la imagen de San Juan Niño, que custodia por más de 300 años por varias generaciones, desde que el capataz de los esclavos Don Juan del Corro entregó a los negros la imagen, para que celebraran la fiesta.

La familia llevará al santo hoy a la Iglesia Nuestra Señora de Coromoto en el sector Pueblo Arriba de la parroquia Naiguatá y este 24 de junio se oficia la misa a las 10:00 a. m. y al terminar saldrá en procesión al ritmo de los tambores a recorrer toda Naiguatá.

San Juan Guaricongo

Misael Mayora es sanjuanero de Montesano, reivindica las etnias venezolanas con la devoción a San Juan Guaricongo que lleva desde hace veinte años y que fue enseñada por sus abuelos, oriundos de las costas de Puerto Maya al oeste del litoral guaireño.

«Como parte del sentido de pertenencia, adora varias advocaciones de San Juan que hacen regencia a las etnias, como es el san Juan Guaricongo por la cultura afrodescendiente, que se celebra el día del solsticio de verano; San Juan Macuto, por el indio Guaicamcuto; y San Juan Bautista por la mezcla de raza en la actualidad», explica Mayora.

Destaca que inició las festividades el 21 y 22 de junio con la recolecta de las frutas por la comunidad como símbolo de prosperidad, además de un rosario organizado con el párroco de la iglesia, luego la velada o despertar que se realizó este jueves 23 y hoy 24 es el encuentro de todos los grupos de San Juan.

Tambores de Naiguatá y Todasana fueron los más visitados en San Juan

Cofradías de San Juan Bautista de La Guaira repicaron los tambores y guaruras a las puertas de las iglesias, este 24 de junio, para recibir la bendición de San Juan Bautista e iniciar sus recorridos por las calles del litoral guaireño, al celebrar la festividad por primera vez después de declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El san Juan niño (Naiguatá) y el encuentro de san Juan y san Benito en el poblado de Osma (Caruao) fueron los más visitado por locales y turistas, quienes llegaron al litoral guaireño desde este 23, víspera de san Juan en tours familiares y organizados por agencia de viajes.

«Si san Juan lo tiene, san Juan te lo da. Este año pedimos por la salud del mundo y en especial de los promotores de San Juan que están enfermos. También por la prosperidad de La Guaira y por nuevas generaciones para mantener esta tradición», dijo Carmen Bolívar, custodia del san Juan del Guamacho, parroquia La Guaira.

La Guaira registra más de veinte cofradías del san Juan Bautista, siendo las más conocidas las parroquias Naiguatá, La Guaira, Caruao y Carayaca con el San Juan de Tarma y el de Chichiriviche.

Al son del tambor

El ejido, masison y la perra colorá son los ritmos del tambor que identifican a los sanjuanes de la costa este de La Guaira, donde las mujeres lideran el son o ritmo del tambor durante toda la festividad de san Juan Bautista.

Naiguatá recibió a miles de devotos que llenaron las calles de Pueblo Arriba, al son de ¡Viva San Juan! La Catedral de La Guaira recibió a las cofradías de Pueblo Arriba, El Guamacho y Puente de Jesús, así como a la feligresía con la imagen de San Juan, mientras en la parroquia Maiquetía se ofreció una misa en honor a Santo.

«Desde que comenzamos con el primer grito o despertar de san Juan el 1 de junio, asumimos los cantos, rezos y rituales, marcando la pauta al tambor. Eso nos los enseñaron nuestros padres y ahora lo haremos con nuestro hijos, «indicó Lorenza Ugeto, cultora de Todasana.

Deja un comentario