InicioCulturaTodos los joropos de Venezuela se darán cita en la Casona Cultural

Todos los joropos de Venezuela se darán cita en la Casona Cultural

Los más grandes maestros del género mostrarán sus variaciones

En Venezuela se identifican al menos cuatro variedades de joropo (central o tuyero, llanero, andino y oriental), y de ellas se desprende una diversidad que responde a tradiciones muy localizadas en la extensa geografía nacional.

El próximo domingo, en la Casona Cultural Aquiles Nazoa a partir de las 4:00 pm, los caraqueños tendrán la posibilidad de disfrutarlas todas, incluso con sus ramificaciones, gracias a La Joropada, que reunirá a algunos de los más destacados exponentes del género del país, bajo la coordinación del presidente del Instituto de las Artes Escénicas y Musicales (Iaem), Juan Pérez.

El evento contará con la presencia de Ismael Querales, Daisy Gutierrez, El Gabán Tacateño, Vidal Colmenares, Víctor “Papiro” Armas, Mónico Márquez y Cipriano García, además de una legión de ejecutantes y bailarines, quienes tendrán a su cargo el acompañamiento de una jornada gratuita que, además de entretenida, pretende ser didáctica.

“Venezuela es un país joropero de norte a sur y de este a oeste”, aclara el maestro Ismael Querales, fundador de Un Solo Pueblo y Premio Nacional de Cultura Popular. Para su presentación tiene previsto interpretar la bandola llanera y acompañará al maestro Vidal Colmenares en un golpe.

El público va a poder disfrutar de variedades como el joropo con bandolín o mandolina; el “pata e’ perro” que se hace en El Guapo, estado Miranda; y el de Guaribe con influencias del joropo barloventeño.

Habrá joropo guayanés, que se toca con bandola de ocho cuerdas; el de violín con el que se hace el joropo “jorconiao”, procedente de los estados Cojedes, Yaracuy y Carabobo; el de acordeón del maestro Mónico Márquez, también llamado joropo con estribillo o golpe de arpa; y el joropo andino con el que bailan el “pato bombiao”.

Daisy Gutiérrez, cantante cumanesa que próximamente arribará a 50 años de carrera artística, llevará la riqueza del estribillo y el “cotorreao” que tanta belleza le imprimen al joropo oriental, junto a la sonoridad de la bandola, la cuereta y las maracas “ordeñadas”.

“Vamos a mostrar la diversidad de formas en que se hace el joropo, música que se baila y se disfruta porque lo llevamos en lo más profundo de nuestras raíces”, concluye.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí