InicioDatos ÚNDatos ÚN: la mitad de la gente aún confía en las criptomonedas

Datos ÚN: la mitad de la gente aún confía en las criptomonedas

Aunque su uso ha bajado, 50,9% cree que son un buen instrumento y el mercado se recuperará.

Las criptomonedas siguen siendo tendencia en el discurso financiero, sea por las discusiones sobre su regulación y, muchas veces, prohibición en algunos países, o, las más de las veces, por los avatares de su muy volátil apreciación en el mercado. Nadie puede discutir que, al menos desde hace cinco años para acá, Bitcoin y las criptomonedas en general han logrado un nivel de reconocimiento importante entre la población. Sin embargo, este reconocimiento ha venido acompañado de una reputación positiva asociada a los picos de crecimiento del precio de Bitcoin con respecto al dólar estadounidense; pero, cuando el precio baja, naturalmente baja también su reputación y valoración.

En septiembre de 2021, en Datos ÚN hicimos un sondeo que arrojó que las criptomonedas eran usadas por 28% de la población. Por supuesto, como hemos aclarado en este espacio otras veces, estos resultados reflejan el comportamiento de nuestra audiencia, y no pretenden describir a la población del país. Este no es un estudio científico, que sería bueno que se realice, es un sondeo digital. Sin embargo, puede servir al menos de pulso de la realidad. En este sentido, dado el actual contexto político y económico mundial, muy diferente a septiembre del año pasado, nos pareció interesante volver a sondear a la audiencia sobre su relación con las criptomonedas.

Bitcoin ronda los 20.000 dólares estadounidenses, lo cual marca una caída de más de 70% con respecto a su máximo histórico de 69.000 dólares estadounidenses en noviembre de 2021, sin duda su momento de mayor entusiasmo popular. Esto ocurre en un ambiente marcado por una crisis económica que alcanza tanto a países del subdesarrollo como a los centros geopolíticos. La inflación es un fenómeno que golpea no solo a Venezuela, sino que se siente, salvando las distancias entre las cifras, con bastante fuerza en Estados Unidos y en Europa. También está la guerra de Rusia y Ucrania, acompañada del agresivo bloqueo económico de occidente sobre Rusia, que han contribuido de manera importante a la desestabilización de las economías a escala global.

Estamos, entonces, en un momento de “bajón” del “criptoentusiasmo”, por lo que cobran mayor eco los discursos críticos con respecto a Bitcoin y su tecnología. Jorge Stolfi, catedrático de Ciencias de la Computación en la Universidad de Campinas (Brasil), afirma que las criptomonedas son sistemas de pago disfuncionales, que son una estafa piramidal y que blockchain es un fraude tecnológico. “Tecnológicamente es basura”, dice. Por eso firmó, junto a otros 1.499 científicos de la computación, una carta dirigida al congreso de Estados Unidos exhortando a “a adoptar un enfoque crítico y escéptico con la afirmación de la industria de que los activos cripto son una tecnología innovadora que es indiscutiblemente buena”.

En este contexto, realizamos un sondeo digital en ultimasnoticias.com.ve y nuestras redes sociales para preguntar a nuestra audiencia si actualmente utiliza criptomonedas, para qué las utiliza, si cree que su tecnología es útil, si confía en ellas como instrumento económico y si cree que el mercado cripto se recuperará en el futuro. Entre el lunes 11 y el jueves 14 de julio participaron 387 personas y los resultados son los siguientes.

Un bajón

El primer resultado arroja un claro descenso con respecto a nuestro sondeo del año pasado. Esta vez 18,1% de nuestra audiencia afirma ser usuaria de criptomonedas, mientras que 81,9% dijo que no.

En septiembre de 2021, los criptousuarios llegaban a 28,7%. Esto quiere decir que en los últimos 10 meses hay un descenso de más de 10% en el reconocimiento de uso de criptoactivos.

Luego les preguntamos, solamente a los participantes que sí usan criptomonedas, para qué las usan. 47,15% respondió que las utiliza para “resguardar el valor del dinero y ahorrar”. El segundo grupo en importancia es el que dice que las usa para “invertir y ganar dinero”. El restante 17,14% asegura utilizarlas para pagar bienes y servicios.

Es sabido que toda moneda debe cumplir con tres funciones: unidad de cuenta, mecanismo de pago y reserva de valor. Según nuestro sondeo, el grupo más grande de participantes considera las criptomonedas como reserva de valor, luego está su apreciación como instrumento de inversión y generación de ganancia y solo en tercer lugar está su empleo como forma de pago. Al comparar esto con el sondeo del año pasado, observamos también una diferencia de alrededor de 10 puntos a la baja en cuanto a su uso tanto como reserva de valor como el de mecanismo de intercambio.

Reputación a prueba de crisis

A pesar del “bajón” en el uso que pudimos percibir, lama mucho la atención que al preguntar por la tecnología base de las criptomonedas la valoración sea decididamente positiva, tanto entre quienes las usan como entre quienes no las usan. Esto quiere decir que la tecnología blockchain, la más popular entre las formas de contabilidad distribuida digital, se ha construido una muy buena reputación durante los últimos años. Casi 75% de los encuestados respondió que la tecnología detrás de las criptomonedas es útil. En el caso del grupo de los criptousuarios, esta consideración sube al 100%, lo cual es completamente lógico. Pero de los que afirmaron ser “no usuarios” de criptomonedas, casi 70% considera útil su tecnología, aunque no la utilice en realidad.

Medimos también la confianza de la gente en las criptomonedas. Obtuvimos que 27,13% del total de los participantes afirma que son “totalmente confiables” y 23,77% dice que son “bastante confiables”. Esto suma 50,9% de confianza, frente a 22,48% que “no lo tiene claro” y presenta dudas al respecto, 10,85% que las considera “poco confiables” y 15,76% que dicen que son “nada confiables”.

Pero aquí tenemos resultados diferenciados para quienes son usuarios de criptos y quienes no lo son. Entre los criptousuarios la confianza crece hasta 85,72%, entre quienes respondieron que las criptomonedas con “totalmente confiables” (44,29%) y quienes dijeron que son “bastante confiables” (41,43%). Por su parte, los “no usuarios” se distribuyeron se la siguiente manera, según si nivel de confianza: “totalmente confiables”, 23,34%); “bastante confiables”, 19,87%; “no lo tiene claro”, 24,61%; “poco confiables”, 12,93%; y “nada confiables”, 19,24%.

Un cuadro similar arrojó nuestra última pregunta, que requería de la audiencia un pronóstico acerca del futuro del mercado de las criptomonedas, tomando en cuenta su desventajoso escenario actual en medio de la crisis.

La mitad de los participantes (50,9%) estima que las criptomonedas “se recuperarán” de su actual mercado bajista. 38,76% “no lo tiene claro” y solo 10,34% opina que “no se recuperarán”.

Cuando discriminamos las opiniones según usuarios y no usuarios de criptomonedas, obtenemos que por el lado de los “criptousuarios” la confianza en la recuperación de los criptoactivos asciende a 78,57%., 20% no lo tiene claro y solo 1,4% dice que los mercados no se recuperarán.  En el caso de los que no usan las criptos, está más repartida la cosa: 44,8% dice que se recuperarán, 42,9% no está claro y solo 12,3% opina que todo está perdido. Observamos que, incluso entre los “no usuarios”, hay buena proporción de esperanza.

Este es el panorama que hayamos entre nuestra audiencia. El mundo de las criptomonedas quizás goza de mejor salud en cuanto a imagen y apoyo ideológico que en la realidad financiera. En cualquier caso, todavía falta camino para ver si lo que aún hoy muchos consideran una gran solución económica se transforma o, como pronostica Jorge Stolfi, termina derrumbándose.

Ángel González
Periodista. Escribo #ElInformante y #DatosÚN en Últimas Noticias.

Deja un comentario