InicioDeportes14 yeguas han logrado ganar las tres joyas

14 yeguas han logrado ganar las tres joyas

Una historia fabulosa es la que atesora la triple corona de las yeguas de 3 años en el patio de La Rinconada, ya un total de 14 pisteras han logrado ceñirse la tiara.

Las competencias de la triple de yeguas, dieron inicio en el año 1970, en las distancias de 1.600, 1.800 y 2.000 metros en la Comisión de Carreras del INH, algo que varió hacia nuestros días. De hecho, la recordada Lavandera fue la primera que incursionó en ese club de las yeguas triple coronadas en 1971, una defensora del stud Poca que cuidó Antonio Jacial y guió el recordado balsamino “Cara E Pollo” Moreira.

Ya para el año 1974, apareció en escena la campeona Ségula C., importada en vientre del haras Tamanaco, que tuvo en sus manos Ladislao Petrash y monró el recordado Juan Eduardo Cruz para la divisa Los Cambeiros, esta yegua fue sacrificada por presentar anemia infecciosa posteriormente.

En 1978, fue el turno de la alazana Blondy del stud Tempura que logró cristalizar con Juan Vicente Tovar para la caballeriza de Manuel Azpúrua Sosa.

Una de las famosas acaparó el protagonismo en 1980, y fue la recordada zaina Gelinotte del sempiterno ganador Millard Faris Ziadie, también en manos de Juan Vicente Tovar y del stud Saltrón.

Pasó una década, y en 1991 Lady And Me destacó con José Luis “El Pumita” Rodríguez en la caballeriza de Oscar Carmona para la divisa El Hato.

Al año siguiente, en 1992 la tresañera Cantaura del stud Ña Ña Ña se adjudicó las tres gemas con el jockey Carlos Andrés Olivero para la cuadra de Jesús Eduardo Benedetti.
En el año 1994, le tocó el turno a Miss Marena, la primera de Julio Ayala y con la silla de Douglas Valiente para el stud Traffic Smile.

Lee también: 4 criollos van por el Belmont Stakes

Posteriormente, en el año 1999, la fabulosa Starship Miss se adueñó de los tres peldaños con Irwin Rosendo y Julio Ayala con la chaquetilla del stud del mismo nombre.

En el 2000, Front Stage se catalogó como la mejor tresañera con Emisael Jaramillo y en manos del trainner Julio Ayala, siendo la tercera en su haber.

Para el año 2009, llegó la inolvidable Bambera del stud Paula C en la era de Gustavo Delgado con el jinete Richard Bracho, logrando los aplausos del soberano hípico.

Arribó en 2014, la yegua Ninfa del Cielo con el estelar Juan Carlos Ávila y el jockey Johan Aranguren de manera invicta, siendo la primera en conseguirlo.

En el 2019, le tocó el turno a la mora Afrodita de Padua del establo de Ramón García Mosquera con el látigo Jaime Lugo del stud Albarrán. En el 2021, llegó la flamante Sandovalera (invicta) con Jaime Lugo y Ricardo Rosillo, y el año pasado LyndaCarter (invicta) con Rafael Solano y Ramón García, de reciente data.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículo anterior
Artículo siguiente