InicioDeportesArráez va al parón entre grandes hiteadores

Arráez va al parón entre grandes hiteadores

"La Regadera" se va a la pausa del juego de estrellas bateando .383

Yéndose en blanco apenas por 15ta vez en la campaña, el venezolano Luis Arráez se marchó a la pausa del juego de estrellas bateando para .383 en 86 juegos disputados.

Lee también: Se cumple medio siglo del debut de Dave Parker

Si bien eso son siete puntos menos que con lo que entró al mes de julio; momento en el que proyectaba finalizar más arriba, sigue siendo un gran promedio y de todas maneras un gran símbolo de consistencia en medio de una zafra que lo tiene al venezolano persiguiendo la historia.

No obstante, esos .383 puntos lo tienen como el 15to mejor average en una primera mitad desde 1941 y el quinto mejor en toda la Era del Comodín, es decir; desde 1995. Por delante de él en los últimos 83 años se encuentran, por supuesto Ted Williams, que se marchó al parón del clásico de mitad de temporada de 1941 bateando .405. Seguido de:

  • Stan Musial, .403 (1948)
  • Rod Carew, .402 (1983)
  • Larry Walker, .398 (1997)
  • Tommy Holmes, .396 (1945)
  • John Olerud, .395 (1993)
  • Rod Carew, .394 (1977)
  • Tony Gwynn, .394 (1997)
  • Andrés Galarraga, .391 (1993)
  • Nomar Garciaparra, .389 (2000)
  • Ted Williams, .388 (1948)
  • Darin Erstad, .384 (2000)
  • Tony Gwynn, .383 (1994)
  • LUIS ARRÁEZ, .383 (2023)

Como podemos ver, también es el segundo mejor average entre criollos, solo superado por los .393 puntos de Galarraga en 1993, que con una segunda mitad de .342, terminó bateando .370 y adjudicándose el primer titulo de bateo para un venezolano en el mejor beisbol del mundo.

Quedando en los libros de historia

Asimismo, sus 126 hits lo colocan con la 15ta mayor cantidad de los últimos 23 años y la tercera más alta para un criollo, por debajo de José Altuve (129 y 130) en 2018 y 2014, así como de los 132 de Miguel Cabrera en 2013, año de su segundo MVP con los Tigres de Detroit.

No obstante, se mire como se mire, lo que está haciendo Arráez está quedando impreso en los libros de historia. Pues tuvieron que pasar 23 años para que alguien bateara más de .380 y dentro de una MLB donde predominan las conexiones de cuatro equinas, lo que sin duda le da un mérito mayor al yaracuyano, por hacer la diferencia en medio de tanto poder.

Sin embargo, está entre los 21 bateadores desde 1995 con OPS mayor a .900 (tiene .905 exactamente) y 22 extrabases o menos antes de la pausa del juego de estrellas. Ellos nos habla que pese a que Arráez es un bateador de contacto y muchos sencillos, es capaz de dar conexiones de todos los calibres.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí