InicioDeportesEn la pelota | El bigleaguer más pequeño que Altuve

En la pelota | El bigleaguer más pequeño que Altuve

Cuando la gente del beisbol habla o escribe acerca de las maravillas del juego de José Altuve, es inevitable citar que es de baja estatura. Está lejos de los seis pies, solo 5-5, igual a un metro 62 centímetros.

Randy Johnson mide 6-10, dos metros 8 centímetros. Babe Ruth medía 6-2, o sea, 1.88. Y Johnny Mize, de quien decía Buck Canel que tenía músculos hasta en las orejas, igualmente 6-2, 1.88.

A estos gigantones se debe la tradicional creencia de que para jugar en Grandes Ligas se necesita una estatura inmensa.

Sin embargo, Altuve no ha sido el biglaguer de menos metros y centímetros. Hubo un notable shortstop durante 14 años en las Grandes Ligas, de quien decían los mánagers que no solo era seguro en fildeo y en sus tiros, sino también espectacular protagonizando jugadas que parecían imposibles. Era Freddie Patek, 5-4, 1.62, el de más baja estatura entre los 23 mil que han jugado en 151 años de Grandes Ligas.

Y hay no menos de cinco en el Hall de la Fama de Cooperstown entre 5-6 y 5-9, como. Phill Rizzuto 5-6, Yogi Berra 5-7, Joe Morgan 5-7, Kirbby Puckett 5-8 y Luis Aparicio 5-9.

Incluso, a Aparicio lo llamaban “Little Louie” (Luisito), porque era de los más pequeños de las Mayores.

Otro bigleaguer de baja estatura y notable carrera, fue Luis Polonia, 5-8, 1.74. Y con los campeones de Atlanta, no es mucho más alto que Altuve, el segunda base Ozzie Albis, como Polonia, 5-8, 1.74.

Desde su morada, en Oklahoma City, a los 77 años de edad, dijo anteayer Freddie Patek para “Líder”…:

“Me emocionó mucho ver jugar a Altuve y a Albies con tanta calidad, porque algunos siguen creyendo que el beisbol de Grandes Ligas es exclusivamente para hombres de seis pies o más”.

De Patek, quien brilló en Grandes Ligas desde 1968 hasta 1981 con Piratas, Royals y Angelinos, dijo Dany Murtaugh, quien era manager de los Piratas en 1969…: “Freddie tiene el brazo más poderoso, las piernas más rápidas y el corazón más grande”.

Y el coach de los Piratas, Bill Virdon opinaba…: “Quien opine que Patek no puede jugar en este nivel por su estatura, está totalmente equivocado”.

Más el manager de los Dodgers por aquellos años, Walter Alston…: “Freddie Patek es el shortsop más seguro en la Liga Nacional. Los Piratas deben estar muy orgullosos de él”.

Dejó promedio a la defensiva de 962, 4786 asistencias, 2690 outs 1004 doubleplays.

No dejaban entrar al criollo al estadio por muy bajito

Comenzaba la temporada 2011, y los Astros iban a su primer juego en Houston, también primero de José Altuve en ese estadio.

Al llegar, como era lógico, Altuve se dirigió a la puerta usada por los jugadores de los Astros, la cual conduce a un túnel con final en el clubhouse.

Al enfrentar a José, el portero, Johnny Greenson, le preguntó, impidiéndole el paso con energía…:

“¡Y tú, ¿qué deseas?!”.

“Soy pelotero de los Astros”.

“¿Ah sí, crees que soy babieca?.

En esta puerta he oído toda clase de mentiras, pero la tuya es la más ridícula. Con ese tamañito, podías hacerte pasar por el bat boy. Pero no por uno de los jugadores.

No engañarías a nadie con ese cuento. Anda, ve y compra tu boleto, si es que quieres ver el juego”.

EN TIPS

Figura clave en Houston

José Altuve está firmado por los Astros hasta 2024, por 29 millones anuales. Sus primeros honorarios, en 2011, fueron 483 mil 200.

Pequeño pero con fuerza

Hack Wilson medía 5-6, 1,70, y con los Cachorros, sacó 56 jonrones y remolcó 191 carreras en 1930.

El enano Eddie Gaedel la historia de un truco

Freddie Patek es considerado el bigleaguer de menor estatura. Sin embargo, el enano Eddie Gaedel consumió un turno al bate (base por bolas) el 19 de junio de 1951, hace 70 años.

Gaedel medía 3-7, 1.9, y pesaba 60 libras, 27 kilos. Su aparición fue solo un truco publicitario del propietario de los Carmelitas de San Luis, Bill Veeck. Las Reglas no hablaban de mínima estatura. Desde entonces, es de 5-3, 1.59.

Gaedel recibió cuatro bolas malas consecutivas del lanzador, Bob Cain, de los Tigres. Y al llegar a primera base, mandaron a un corredor por él.