Miguel Cabrera está listo para la acción

Con el entusiasmo de un novato: así llegó el fin de semana José Miguel Cabrera a Lakeland, búnker de los Tigres de Detroit en Florida, para aclimatarse en el comienzo de los entrenamientos primaverales para los jugadores de posición.

Jardineros e infielders se reportan oficialmente hoy, sin embargo, a Miguel le ganó la “fiebre” y como buen líder que es se vistió de cortos y saltó a entrenar con sus compañeros.

Como una uva

Miggy disputará su decimonovena temporada en las Grandes Ligas, la decimocuarta con los Tigres de Detroit y sus 37 años se le vio en un excelente estado de forma, se podría decir que mejor al de 2020 cuando dejó sorprendido a varios.

Si bien los años no pasan en vano, el talento y poder sigue ahí. A través de las redes sociales se pudo seguir el “día a día” del maracayero en el acondicionamiento de su cuerpo. Asimismo, los distintos trabajos en la caja de bateo, hacía que llovieran los elogios por parte de sus colegas y aficionados.

Cabrera tomó rollings en primera e hizo algunos swings, para ponerle play a la zafra 2021, en busca de cosas buenas.

Camino a Cooperstown

Posiblemente sea la gorra de los felinos la que Cabrera elija para su placa en el Salón de la Fama, pero antes deberá sumar algunos numeritos más que disipen las dudas de su inmortalidad. Estas cifras se irán actualizando con el pasar de la campaña. Hoy, a 38 días el Día Inaugural el “Tigre Mayor” se encuentra a 134 imparables delos 3.000 y 13 cuadrangulares de los 500; con eso es casi imposible que no esté en su momento en Cooperstown.

Además, otras marcas redondas que persigue Miggy son las 1.800 empujadas (71), 1.500 anotadas (43) y los 600 dobles (19). Aún con cuatro años por debajo de .300, su average vitalicio es de .313, algo que querrá mantener.

ENLACES PATROCINADOS