InicioDeportesTripleplay | El privilegio del juego inaugural

Tripleplay | El privilegio del juego inaugural

La tarde en que el manager Dave Roberts anunció en el campamento primaveral de los Dodgers de Los Ángeles, que Clayton Kershaw sería el pitcher abridor del primer juego de la campaña el primero de abril ante los Rockies de Colorado en Denver, una vez más nos envolvió la atmósfera de la significación del nombramiento. Suponemos que muchos de ustedes están al tanto, pero sepan que iniciar el primer desafío de la campaña tiene un encanto singular que raya en el honor.

Podemos suponer que se trata del mejor lanzador entre los abridores del equipo, aunque no necesariamente lo sea. Tal vez se trate de un premio por ser el más destacado durante la campaña previa. Es probable que se trate también del pitcher en mejores condiciones, una vez concluido el entrenamiento. O simplemente una asignación obtenida a partir de un exitoso historial.

Ese puede ser el caso de Kershaw, ganador de cinco lideratos de efectividad y tres premios “Cy Young” en la Liga Nacional, y si es así, quién se atreve a contradecir a Roberts. Esta será la undécima escogencia consecutiva para Kershaw desde 2011, aunque por lesiones se ausentó en las dos últimas.

En la historia centenaria de las grandes ligas, dos nombres emergen de inmediato al hablar o escribir sobre el tema: Walter Johnson y Tom Seaver. Johnson es el lanzador con más aperturas en la fecha inaugural de la campaña, mientras Seaver lo es en la Liga Nacional.

Un derecho, Johnson lanzó durante toda su carrera para los Senadores de Washington, de 1907 a 1927, y sus 417 victorias solo son superadas en las memorias de las mayores por las 511 de Cy Young, mientras representan el tope para la Liga Americana. En doce oportunidades sumó al menos 20 triunfos y en otras dos más de 30.

No está de más evocar, como hasta el decenio de los años 70, a los Senadores les correspondió protagonizar el desafío que marcaba el inicio oficial de la campaña, por hallarse en la capital de Estados Unidos. De hecho, en varias oportunidades, el presidente de la nación fue invitado a hacer el lanzamiento inaugural del encuentro, y en extensión de la temporada.

A Johnson le correspondió abrir ese primer encuentro en catorce campañas: 1910, ininterrumpidamente de 1912 a 1921, en 1923 y 1924, y en 1926. Tuvo un récord de 9 ganados y 5 perdidos, y siete de los mismos los materializó con blanqueos. Una manifestación más de uno de sus registros más sobresalientes, porque Johnson completó 110 blanqueadas, la máxima cantidad de la historia.

Por experiencia, y aún por los cambios surgidos en los últimos tiempos, no somos afectos a declarar de imbatibles algunas marcas en el escenario de la gran carpa. Por muchos obstáculos que presentan a simple vista. Pero cómo desbancarlo de este sitial de honor. Johnson forma parte de la primera promoción de miembros del Salón de la Fama, abierto en 1936.

Tom Seaver entre la Nacional y la Americana

Seaver lanzó entre 1967 y 1986, y sus 15 fechas inaugurales las vivió con los Mets de Nueva York y los Rojos de Cincinnati en la Nacional y los Medias Blancas de Chicago en la Americana.

Su marca en la Nacional la fijó con aperturas en las campañas de 1968 a 1977 y 1983 con los Mets, de 1973 a 1979 y 1981 con los Rojos, y de 1985 y 1986 con los Medias Blancas.

En las primeras tres concluyó sin decisión. Después ganó del 71 al 73, y del 74 al 76. Finalizó el trayecto con un balance de 7 ganados y 2 perdidos.

Solo dos veces lanzó completo. En 1971 para vencer a los Expos y en 1975 para derrotar a los Filis.

Ganó 311 juegos e ingresó a Cooperstown en 1992 con 98.8 % de los votos, entonces un porcentaje récord en la elección.

EN TIPS

  • Bob Feller, él único con un no hit-no run

Bob Feller es el exclusivo pitcher en completar un juego sin hits ni anotaciones en un encuentro inaugural. El 16 de abril de 1940 contra los Medias Blancas en el Comiskey Park de Chicago. El veloz derecho de los Indios de Cleveland anestesió a ocho bateadores y otorgó cinco bases por bolas.

  • De nuevo Clayton Kershaw

En sus once comienzos inaugurales de temporada, Kershaw exhibe un balance de cinco victorias y una sola derrota. En 2011 ante los Gigantes, en 2013 sobre los mismos Gigantes con blanqueo, en 2014 frente a los Cascabeles, en 2016 y 2017 sobre los Padres. El revés ante San Francisco en 2018.

Deja un comentario