InicioDeportesTripleplay | Los récords tendrán que esperar en 2021

Tripleplay | Los récords tendrán que esperar en 2021

¿Hay metas tangibles, al alcance de la mano en esta temporada 2021 en las grandes ligas que acaba de comenzar? Por supuesto que nos referimos a logros a largo plazo, records vitalicios queremos decir. A corto plazo es imposible aventurarnos a prever acontecimientos. Qué les parecen los 73 jonrones de Barry Bonds en 2001, o las 191 rayitas empujadas de Hack Wilson en 1930. No estaría nada mal. Pero más allá de estas consideraciones, no hay muy buenas noticias para quienes sueñan con ser testigos de excepción de la superación de un registro. Como el de jonrones o imparables entre los bateadores, o como el de victorias o ponches entre los lanzadores, que tanto llaman la atención de los entendidos. Es un caso circunstancial. En este momento nadie se perfila como favorito, pero en el beisbol nunca se sabe.

Cuando hace sesenta años, en 1961, ingresé a la lista de cultores del beisbol de las ligas mayores, me convencieron de que el bateador que rompiera la marca de más cuadrangulares en una sola campaña no existía. Que los 60 vuelacercas que Babe Ruth había largado en 1927, permanecerían en la cima de la categoría por los siglos de los siglos. Seis meses después, Roger Maris era el nuevo monarca de los jonrones con 61. También fuimos convencidos que los 714 cuadrangulares que el mismo Ruth había dado durante su carrera en la gran carpa, permanecerían incólumes. Ciertamente vimos con un dejo de frustración cómo Mickey Mantle y Willie Mays se quedaron en el camino, pero terminamos admirando a quien no aparecía entre los aspirantes más genuinos como Mantle o Mays, Henry Aaron que finalizó su paso con 755 batazos de circuito completo.

¿Qué sería del beisbol sin los records?

Como ya adelantamos, en esa dirección este año no se presenta muy halagador. Por ejemplo, todo indica que los 762 cuadrangulares vitalicios de Barry Bonds permanecerán un tiempo más en el trono. Ahora mismo, el bateador activo más cerca de Bonds es el dominicano Albert Pujols, quien iniciará la campaña con 662. Aunque esos 100 vuelacercas que lo separan no sería el único obstáculo en su camino. Pujols arrancó la campaña con 41 años a cuestas, y según él mismo, la presente será la última. Así que deberemos esperar por alguien más.

Algo similar sucede con los imparables. Pete Rose está al frente del listado con 4256 hits. Marca de todos los tiempos en las mayores que sobrevive desde 1986. Pujols con todas las trabas enumeradas es quien le sigue con 3236 inatrapables. Y ni hablar de la categoría de las carreras empujadas, feudo en posesión de Henry Aaron con 2297 remolcadas. De nuevo emerge Pujols. El toletero derecho de los Angelinos suma 2100. De allí pues, que aquellos que sueñen con presenciar cómo son aventajadas las tres gemas de la ofensiva, por los momentos deberán esperar y quién sabe por cuánto tiempo más.

La historia se repetirá con los pitchers

Entre los lanzadores las probabilidades se reducen casi a cero para no pecar de exagerados.

Los departamentos que suelen llamar más la atención son los correspondientes a las victorias y los ponches.

El tope de triunfos es inamovible y aquí sí que no somos conservadores. Son los 511 de Cy Young. Por ello acortamos a la meta a la siempre privilegiada cantidad de 300 triunfos, pero no sabemos cuántas temporadas veremos transcurrir para admirar al próximo.

El lanzador activo es Justin Verlander con 226 victorias y no estará en acción en todo 2021 por una lesión en su brazo. Sigue Zack Greinke con 208. ¿Y los ponches? Nadie podrá apropiarse de los 5714 de Nolan Ryan. Verlander es quien más cerca se halla con 3013. Ni en sueños.

EN TIPS

Sigamos a Miguel Cabrera

Los aficionados podrán entretenerse con Miguel Cabrera. El toletero de los Tigres de Detroit necesita trece jonrones para llegar a los 500, y 134 para los tres mil imparables. Números privilegiados que terminarían de empujar a Cabrera, puertas adentro del Salón de la Fama una vez se retire.

La promesa de Eugenio Suárez

Realmente, cualquier de los venezolanos que militan en las grandes ligas acaparará nuestra atención de embarcarse en la persecución de cualquier registro enmarcado en los seis meses de campaña. Eugenio Suárez prometió 50 jonrones con Cincinnati. Eduardo Rodríguez unos 15 triunfos con Boston.