Clase obrera luchará por mantener a Uraplast

José Luis Borges, representante de la empresa Uraplast/ María Batista-UN

Los trabajadores de la Unidad Regional Acarigua Plásticos (Uraplast), ubicada en el estado Portuguesa, denunciaron y rechazaron un recurso de nulidad introducido ante la Sala Político-Administrativo del Tribunal Supremo de Justicia, por la antigua gerencia de la empresa que pretende quedarse de nuevo con ella, después de seis años de abandono, periodo en que la maquinaria se encontraba en franco deterioro, tal como fue detectado cuando fue rescatada por la clase obrera en 2019.

Así lo dio a conocer José Luis Borges, vocero de los trabajadores de esta empresa dedicada a la producción de tubos y conexiones PVC en entrevista a Últimas Noticias.

“En el año 2014 el antiguo patrono inicio el boicot a la producción y a los derechos reinvindicativos de los trabajadores”, apuntó Borges, quien también hace parte de la junta administradora especial de Uraplast.

Borges comentó que los antiguos dueños alegan que el procedimiento administrativo que hizo el Ministerio del Proceso Social del Trabajo con la ocupación temporal de esta empresa productiva estuvo mal hecho. “Hace aproximadamente un mes fue el acto en el TSJ donde estuvimos presente las partes involucradas y en nuestro caso expusimos que la empresa estaba paralizada y ahora esperamos que el tribunal descargue las pruebas de cada parte”, dijo.

Recordó que la lucha por la ocupación temporal de la empresa se materializó con la gestión del ex ministro del Proceso Social del Trabajo Eduardo Piñate, en 2019, de acuerdo con el artículo 149 de la Ley Orgánica del Trabajo, Las Trabajadoras y Los Trabajadores, “desde entonces hemos luchado por levantar las líneas de producción”.

Por ende, la cartera del Proceso Social de Trabajo, bajo la conducción del ministro José Ramón Rivero, otorgó una nueva prórroga de esta medida, que se extiende por un año más en protección a la clase trabajadora.
Expresó que después de tres año y con el acompañamiento de todos, Uraplast tiene un nuevo modelo en la toma de decisiones en el que la clase obrera es la protagonista.

Borges dijo que los antiguos dueños de Uraplast cerraron de manera arbitraria la empresa, vulneraron los puestos de trabajo de la clase obrera, bajo el alegato de que no había materia prima para producir, lo que es falso pues sí la había. Además, denunciaron, que no acataban lo dispuesto en la convención colectiva, ni cancelaban al Seguro Social, aparte de que evadían los impuestos al Seniat.

El representante de los trabajadores en la junta administradora especial de Uraplast aclaró que la clase trabajadora está a la expectativa ante la decisión que tomará el máximo tribunal del país. “Esperamos que el TSJ tome una decisión correcta porque se debe tener en cuenta que la empresa hasta el 2019 estaba paralizada y ahora ver en las condiciones que está ahorita produciendo y brindando estabilidad económica para los trabajadores, porque hemos demostrado que estamos capacitados para asumir los medios de producción”, aseguró Borges.

Actualmente, Uraplast produce 30 toneladas por mes de tubos y conexiones en policloruro de vinilo, mejor conocido como PVC, para la industria del agro y la construcción.

Además, cuenta con más de 40% de operatividad en las líneas de producción entre sus plantas de extrusión, inyección y la planta cable, esta última requiere de una inversión para la producción de material en base a cobre.

Aún en tiempos de pandemia, de sanciones y de bloqueo económico, la empresa sigue en pie de lucha.

Trabajo constante

Antes de la ocupación temporal, la empresa Uraplast se regía bajo la tutela del patrono que, según los trabajadores, rayaba en abusos y el despotismo, ahora su situación es distinta. Sus protagonistas tienen un sentido de pertenencia para echar andar esta empresa que tiene presencia en 14 estados del país llevando sus productos que van desde tuberías de diferentes pulgada para aguas servidas y aguas blancas. Codos sifones, niples y uniones, sin dejar de contar con cables de todos los calibres. Además del cuidado de las máquinas para procesar sus productos que estando bajo el control de la antigua gerencia y debido al cierre técnico quedaron inoperativas durante aproximadamente seis años.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>