InicioEconomíaJefe de Estado: 2021 fue el mejor año, en medio de la...

Jefe de Estado: 2021 fue el mejor año, en medio de la guerra económica

El presidente de la República, Nicolás Maduro, señaló que sábado durante una entrevista concedida al periodista español Ignacio Ramonet que el 2021 fue el mejor año, en medio de la guerra económica.

“La economía con fuerza propia, la economía real, ha tomado el camino del crecimiento económico (…) “El mayor logro ha sido la defensa de nuestro modelo económico, Venezuela está relanzando su economía, impulsando crecimiento con oportunidades para todos y pensando en los más vulnerables”, aseveró.

Destacó que Venezuela tiene motores económicos propios, tiene músculo económico y capacidad industrial, tecnológica, tiene conocimiento para salir adelante con motores propios y sustituir la vieja economía capitalista dependiente del petróleo.

Refirió que en el segundo semestre del 2021 Venezuela alcanzó un crecimiento económico del 7,5%. «Al poner en marcha un conjunto de medidas económicas hemos recuperado el crecimiento económico y el segundo semestre del año 2021 estamos teniendo un crecimiento económico de 7.5 por ciento», detalló Maduro.

Entre los desafíos consideró que hay que “seguir muy atentos al desarrollo de la economía y seguir dando facilidades para que se sigan liberando las fuerzas productivas internas y a seguir controlando todos los procesos inflacionarios”, porque “nosotros estamos cerrando con buenas noticias el año desde el punto de vista inflacionario”.

Por otra parte, Maduro repasó que en 2021 se puso en marcha la reexpresión monetaria con la eliminación de seis ceros al bolívar “y fortalecimos desde el punto de vista psicológico el manejo del bolívar en un marco general de mejoría de la economía”.

De igual manera, el Dignatario nacional señaló que en 2021 se reactivó el mecanismo de diálogo con todos los sectores privados del país, lo que derivó en que “hoy tenemos una relación estrecha con todos los sectores medianos, pequeños y grandes, nacionales e Internacionales. Tenemos un diálogo permanente en el Consejo Nacional de Economía Productiva”.

El Mandatario nacional explicó que las sanciones económicas golpearon terriblemente la vida económica del país, los ingresos económicos del país y por ende los ingresos económicos del Estado, de la clase trabajadora, de la familia venezolana, del empresariado venezolano.

En materia petrolera

Durante el cuarto encuentro entre el presidente Maduro e Ignacio Ramonet, el Dignatario informó que en este 2021 Venezuela logró recuperar la capacidad de producción de las cuatro refinerías petroleras del país, «a pesar de los intentos de ponerle bombas, de sabotear con terrorismo nuestras refinerías».

Anunció que Venezuela está llegando a un millón de barriles diarios de producción petrolera. La meta para el 2022 “es llegar a 2 millones de barriles diarios, ir paso a paso sostenido, recuperando la capacidad de producción. Este año recuperamos la capacidad de producción de las cuatro refinerías del país”. 

Asimismo, El presidente Maduro anunció que el país avanzó en la recuperación de más del 90% de la capacidad producción de la petroquímica. «Se “recuperó de manera gradual la producción petrolera y la producción de las refinerías del país, del complejo petroquímico y de los complejos mejoradores (…) Se está recuperando la política arancelaria, muy importante como mecanismo de defensa e impulso y defensa de la producción nacional. (…) Primero Venezuela, primero lo nuestro proteger la industria nacional, proteger a los productores nacionales”.

«Quiere decir que la industria petrolera de refinación y petroquímica de Venezuela con pulmón propio, con inversión propia, con esfuerzo propio, con tecnología propia, transita un camino heroico», acotó.

Ratificó que Venezuela “está trabajando fuerte por construir una economía generadora de bienes y servicios que satisfagan la necesidad nacional, así como la recuperación de la industria petrolera que complementará el proceso de desarrollo económico que experimentará el país en los próximos años”.

Al responder acerca de cómo superar el “nudo principal de la economía” nacional, señaló que debe impulsarse la “generación de riqueza monetaria que nos permita hacer las inversiones suficientes en el aparato económico, en el aparato petrolero y las inversiones suficientes en el sistema de bienestar social”, por cuanto “el nudo principal es el ingreso nacional y este es el punto principal del imperialismo norteamericano. Esto que se está haciendo contra Venezuela es criminal y cruel”.

Alertó ante líderes de izquierda y progresistas de la región que la experiencia de Venezuela quedará como los crímenes más crueles que se haya intentado cometer contra un pueblo.

“Debe saber el mundo la persecución que ha habido contra cuentas. El Estado venezolano no puede tener una cuenta bancaria en el sistema financiero internacional para pagar vacunas, medicinas, insumos materia prima, lo que necesite, Venezuela no tiene derecho a importar los repuestos, la maquinaria que necesita su industria en general y se le ha pretendido negar la libertad de comercio para sus productos fundamentales”.

Ante estas condiciones extremas, “hay una oportunidad para avanzar en el camino de generar riqueza con nuestro propio esfuerzo”, aseveró.

Venezuela abandona el estado de hiperinflación producto de las sanciones

“Hoy puedo declarar que Venezuela abandona el estado de hiperinflación producto de la guerra económica y de las sanciones”, subrayó el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro.

El Mandatario venezolano manifestó que el país da un importante paso, “entrando bien al año 2022, que combinará elementos importantes de crecimiento, de ralentización de la inflación, de generación de riquezas que se convertirá en salud, educación, salario, ingreso y felicidad social”, lo que se traduce en “una transición hacia un modelo socialista completamente gratificante”.

Cuestionado en torno a las medidas que toma Venezuela para combatir la inflación, el presidente esbozó que “Venezuela siempre ha tenido una economía inflacionaria, antes de la guerra económica, del bloqueo, de las medidas coercitivas, de la economía de guerra. Una economía con sesenta años de ingreso petrolero y de alto consumo del mercado interno que generó siempre un desbalance entre la capacidad de consumo interno con la capacidad de producción y satisfacción de esas necesidades”.

“Además, siempre hemos tenido una tendencia del sector privado a la especulación para obtener la máxima ganancia; cuando llegó este periodo de guerra intensa para triturar a Venezuela, las medidas económicas hicieron perder al Estado venezolano el 99% de sus ingresos”, rememoró el Mandatario.

“Pasamos un día de obtener cien dólares a obtener un dólar, pasamos un día de obtener 54 mil millones de dólares en un año al ingreso del año pasado de 600 millones de dólares, por la persecución contra el petróleo, el secuestró de las cuentas bancarias, nos robaron más de 30 mil millones de dólares en el exterior, por el robo y el secuestró de nuestra empresa CITGO, empresa Monómeros, es brutal, es una bomba atómica contra el país”, denunció.

“Si no hay ingresos. Eso tuvo un impacto tremendo en la capacidad del Estado para regular el mercado de divisas y un impacto tremendo de la hiperinflación que se posicionó en Venezuela”, dijo al explicar que la forma de combatirla (la inflación) fue la protección social a través del Sistema Carnet de la Patria, los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), Misiones y Grandes Misiones, acompañadas de medidas de carácter monetario y económicas”.

El Dignatario refirió que Venezuela se perfila a profundizar en el combate a las bases de la inflación y a elevar la capacidad de producción de alimentos, de bienes y servicios para que la capacidad de oferta equilibre la demanda o la supere.

“Lo otro es elevar los ingresos nacionales, el ingreso nacional nos permite regir y satisfacer el mercado cambiario y controlar totalmente los procesos inflacionarios generados por el movimiento del dólar dentro del país”, argumentó.

“Nosotros hemos logrado estabilizar con este sistema cambiario todo lo que era el dólar que se disparaba en el país, ha logrado estabilizarse y tengo gran esperanza que el año 2022 podamos seguir gobernando el sistema cambiarlo nuevo que tiene el país, de acuerdo al esquema económico”, puntualizó el presidente Maduro.