Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
InicioEl mago de OSCayenas por camelias

Cayenas por camelias

Lea aquí la columna "El mago de OS" de Orlando Suárez

Hay algunas discrepancias en torno al año de estreno de la película venezolana “La dama de las cayenas”. Pasión y muerte de Margarita Gutiérrez. Algunas fuentes indican que fue en 1916, aunque la historia oficial lo sitúa tres años antes. Lo que se mantiene inamovible es el día: 11 de noviembre. El tema reviste especial importancia, porque se trata del primer largometraje criollo con hilo argumental.

Hasta ese momento, el nuevo medio estaba enfocado hacia la producción de documentales que apenas alcanzaban los 45 minutos, después de que Manuel Trujillo Durán despertara el interés del público, con la proyección de Célebre especialista sacando muelas en el Gran Hotel Europa, en la sala del Teatro Baralt de Maracaibo, por allá, por 1896.

A partir de ese momento, los interesados en experimentar en el virgen terreno audiovisual se dedicaron a recoger episodios cotidianos de la vida nacional hasta que Lucas Manzano y Enrique Zimmerman decidieron dar un paso al frente como directores.

El dúo escogió el clásico literario “La dama de las camelias”, del francés Alejandro Dumas, para hacer una peculiar adaptación. La historia mantuvo su esencia, en el guion desarrollado por el propio Manzano, quien también se reservó el personaje masculino protagónico, pero varió en el tono, desplazando el melodrama para incorporar la sátira. El título refleja las licencias que los directores se permitieron, al sustituir las flores originales por las criollísimas cayenas.

Para dar vida a Margarita Gautier, la cortesana que termina enamorada de un cliente aristócrata y muere por tuberculosis, escogieron a la actriz Aurora Dubain. Resultaba vital que la seleccionada tuviera mucha capacidad para comunicar sus emociones con gestos y expresiones, ya que todavía no había llegado el sonido a la que se convertiría en una poderosa industria, en el campo del entretenimiento.

En el elenco también estuvieron: Edgar Anzola, Jacobo Capriles, Leoncio Martínez, Job Pim y Federico León, quienes apoyaron lo que para el momento se consideraba una aventura.

Como es fácil suponer, sin contar con jugosos presupuestos, los involucrados debieron cumplir distintas funciones. En el caso de Zimmerman, también se desempeñó como productor, camarógrafo y editor antes de que el largometraje llegara a las salas de cine.

Con una hora de duración (otra novedad), “La dama de las cayenas” marcó un hito que ha devenido en fuente de trabajo y distracción para un sector importante de la población venezolana. En estos 110 años transcurridos desde du estreno, el cine nacional ha tenido sus altos y sus bajos, pero ha podido darle “Papita, maní y tostón” al público.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí