InicioEl mago de OSEl primero siempre

El primero siempre

Lea aquí la columna "El mago de OS" de Orlando Suárez

Escribir sobre Renny Ottolina siempre será pertinente, para no olvidar la historia y para tributar a un visionario que ha tenido pocos replicantes en la industria de la televisión venezolana. Más aún, cuando se cumplen 60 años del estreno de un programa que marcó las rutinas dominicales de las familias criollas.

En 1964, cuando “Renny presenta” llegó a la pequeña pantalla, la imagen del animador valenciano estaba completamente consolidada. El público se acostumbró a verlo desde los inicios del medio, cuando formó parte de la programación ofrecida por Televisa (hoy Venevisión), el primer día de transmisión: 1 de junio de 1953, como conductor de ¿Cuál es su profesión?

Después de pasar por “Ciclorama”, presentado por Franklin Vallenilla, abandonó la primera televisora privada del país, tras aceptar la oferta que le llegó de RCTV, para encargarse del matutino “Lo de hoy”, a partir de 1954.

Cuatro años más tarde, desarrolló el formato de “El show de Renny”, con el apoyo del director musical Chucho Sanoja. Este espacio diario mostró importantes novedades, como la incorporación de un ballet, comandado por Gudelia Castillo; y se convirtió en un gran trampolín, para el talento criollo emergente. Los altos índices de audiencia aumentaron su poder.

Al tener el toro por los cuernos, Ottolina impuso una agenda propia aceptada por los mandamases de Bárcenas: trabajar dos años y descansar otros dos, cumpliendo un régimen de temporadas.

Al iniciar el ciclo correspondiente a 1964, quiso dar un paso más adelante: extender su presencia en pantalla hasta los domingos. Para ello, contaba con el apoyo de los publicistas que lo valoraban como la figura pública de mayor credibilidad. Producto que anunciaba, producto que aumentaba sus ventas, gracias a que solo aceptaba promocionar algo, después de haberlo probado.

“Renny presenta” ocupó el horario de las ocho de la noche. El equipo de trabajo lo conformaron: Gonzalo Fernández de Córdova (padre) como productor, José Vicente Scheuren como director de fotografía, Jimmy Nasser como asistente de cámara y Carlos Landazábal como técnico de sonido.

El espacio recibió a las estrellas más rutilantes de la época como Tom Jones, Ray Charles, Sammy Davis Jr., Ella Fitzgerald, Stevie Wonder, The Platters, Aretha Franklin, Marcel Marceau, Charles Aznavour, Engelbert Humperdinck, Vittorio de Sica, Javier Solís y Miriam Makeba, entre muchos otros. Sin canales por suscripción ni plataformas streaming, era la única oportunidad que tenían los venezolanos de ver a los grandes ídolos.

En 1971, Renny Ottolina se marchó con sus macundales a CVTV (hoy VTV), donde se mantuvo al aire hasta el 31 de diciembre de 1976.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí