InicioEl mago de OSExperiencia marciana

Experiencia marciana

Lea aquí la columna "El mago de OS" de Orlando Suárez

Ya había dejado su huella en la industria de la televisión venezolana, cuando Hernán Pérez Belisario decidió cerrar un ciclo y abrir otro. Como alto ejecutivo de RCTV, fue pieza clave en la llamada “telenovela cultural” e ideólogo del polémico “pacto de los dos canales” de 1983, que consolidó el monopolio de la televisora de Bárcenas y de Venevisión.

El acuerdo establecía estrategias de programación para garantizar que ambas plantas ganaran el rating de forma alternativa, repartiéndose equitativamente la torta publicitaria. Las migajas de las tres mediciones anuales quedaban para VTV y Canal 5.

El otro punto destacable del convenio contemplaba el transcurso de seis meses antes de contratar a un talento que había pertenecido a la nómina del otro canal. La incorporación a la pelea de Omnivisión y Televen, en 1988, finiquitó el pacto.

Pérez Belisario también terminó su compromiso laboral en Quinta Crespo. Y fue entonces cuando se le ocurrió fundar una productora independiente que dotara de material dramático a los grandes canales. Para llegar a buen puerto, no dudó en rodearse de puro cuarto bate: Enrique Cuzcó, José Ignacio Cabrujas y César Bolívar.

El 7 de julio de 1989 comenzaron las actividades de Marte TV, en los estudios de Boleíta Norte. La primera telenovela fue “María María”, protagonizada por Alba Roversi y el mexicano Arturo Peniche. Los libretos fueron desarrollados por Mariana Luján (seudónimo de Cabrujas), Kiko Olivieri y José Simón Escalona. El 8 de enero de 1990 fue el estreno, por VV.

Para impulsar su nueva empresa, el ejecutivo tuvo una genial idea: reunir de nuevo a una de las parejas protagónicas más exitosas de todos los tiempos. Convenció a su esposa, la mítica Marina Baura, para que rompiera su retiro voluntario y regresara a las telenovelas al lado de Raúl Amundaray. Además, Cabrujas le escribiría una historia original que dirigiría Bolívar.

La diva dijo que sí y encabezó un grupo coral que completaron: Amundaray, Eduardo Serrano, Astrid Carolina Herrera, Nohely Arteaga, Aroldo Betancourt, Astrid Grúber y Pedro Lander. Desde el 10 de octubre de 1990, el público respaldó la trama de “Emperatriz“.

De esa forma, Marte TV se convirtió en trampolín de nuevos talentos y aumentó la presencia de producciones nacionales en la pantalla chica. Durante la década de los 90, se hizo sentir, aunque el éxito arrollador de “Por estas calles”, entre 1992 y 1994, impidió el éxito de cualquier alternativa. El surgimiento de problemas económicos llevó al cierre de la productora. “Cruz de nadie” fue la undécima y última telenovela grabada en Boleíta. Al cabo de siete años, terminó una historia de grata recordación. Marte TV

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí