InicioEl mago de OSSu nombre: Libertad

Su nombre: Libertad

Lea aquí la columna "El mago de OS" de Orlando Suárez

Para celebrar sus 80 años de vida, Libertad Lamarque decidió girar con el show bautizado “Mi nombre es tango”. Nada más oportuno al tratarse de la primera voz femenina que grabó temas del género musical argentino, con el cual, además, logró convertirse en una estrella de reconocimiento internacional.

El 3 de julio de 1989, la cantante aterrizó en Maiquetía, para cumplir con las tres fechas programadas en el Gran Salón del Hotel Caracas Hilton. Compartió el escenario con Mirna Ríos y con la agrupación criolla Halternativa. Sin saberlo, fue su último contacto directo con el público nacional, aunque su vida se extendería hasta el año 2000.

La relación de la artista con Venezuela surgió a partir de los discos y las películas que cimentaron la brillante carrera que arrancó en 1924. Un par de décadas después, concretó su primera visita.

Llegó el 20 de marzo de 1946. Como correspondía a aquellos tiempos, su contrato contemplaba compromisos en las radioemisoras Ondas Populares y Ondas del Lago del Zulia, además de una serie de funciones en el capitalino Teatro Continental.

Después de ello, fueron frecuentes sus estancias en suelo patrio, aunque la década de los 70 está revestida de un carácter especial. A algunas presentaciones como cantante en el popular centro nocturno Novgorod, se sumó su decisión de aceptar la propuesta del productor de Venevisión, José Enrique Crousillat, para incorporarse al elenco de “Esmeralda”.

La historia dramática, escrita por Delia Fiallo, se extendió desde 1971 hasta 1972, convirtiéndose en la primera telenovela venezolana vendida en el exterior, hecho que catapultó internacionalmente a sus protagonistas: Lupita Ferrer y José Bardina.

La primera experiencia en el género resultó tan positiva para Libertad Lamarque que no dudó en repetir. En 1974, se unió a Martín Lantigua para encabezar el elenco de “Mamá”, adaptación de la obra original de Caridad Bravo Adams, en la que participaron: Rebeca González, Eduardo Serrano y el cubano Rolando Barral.

Después, vino muchas veces. Con “Mi nombre es tango” se despidió de los escenarios nacionales en 1989. No obstante, volvió cinco años más tarde. Lo hizo para formar parte de las grabaciones del último ciclo del programa “Horangel y los 12 del signo”, junto a La Toya Jackson, El Puma, Don Francisco, Geraldine Chaplin, Xuxa, Amparo Grisales, Catherine Fulop, Paloma San Basilio, Minorka Mercado, Edith González y Eduardo Palomo.

En esa oportunidad, no dudó en atender a algunos periodistas en la suite del Hilton, donde, con absoluta naturalidad, dirigió a los fotógrafos para que captaran su mejor ángulo. Entonces tenía 85 años, pero no había perdido ni carácter ni coquetería.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí