InicioEn BogaBrooke Shields reflexiona sobre las polémicas que sufrió en su infancia

Brooke Shields reflexiona sobre las polémicas que sufrió en su infancia

Muchas personas codician los beneficios, prestigios y admiración que vienen con la fama, pero detrás de las cámaras también existe una realidad amarga y oscura para los personajes públicos, especialmente cuando se tratan de mujeres o niños, sino que lo diga la actriz y modelo estadounidense Brooke Shields.

A sus 11 años tuvo una experiencia poco placentera tras participar en la película “Pretty Baby”, donde dio vida a una niña que era trabajadora sexual y a partir de allí estuvo expuesta a las controversias inadecuadas para su edad.

En los últimos días, Shields estuvo reflexionando sobre la forma en que fue sexualizada en exceso, en una entrevista que concedió al podcast “Armchair” de Dax Shepard.

En este sentido, recordó la polémica campaña publicitaria que hizo en 1980 para la marca de jeans Calvin Klein, teniendo apenas 15 primaveras. Además, reveló que se sintió invadida cuando, durante una entrevista para hablar de las publicidades, Bárbara Walters comenzó a hacerle preguntas sobre su vida sexual.

Ejerciendo mal el periodismo

“¿Quieres saber que hay entre mis Calvins y yo? Nada”, recitaba la adolescente con voz provocadora. En otro de los anuncios, ella aparecía acostada mientras un hombre intentaba conquistarla y recordaba que su madre le había advertido que solo estarían con ella por los jeans.

“Es prácticamente criminal”, expresó Shields, que también definió la entrevista con Walters como “enloquecedora”. “Eso no es periodismo”, sentenció.

Por otra parte, la protagonista de “La laguna azul” también recordó el escándalo que desató la referida campaña.

“Estaba afuera cuando salieron y de repente empecé a escuchar: ‘Los anuncios han sido prohibidos aquí y Canadá no los pondrá’. Los paparazzi, la gente me gritaban y le gritaban a mi mamá: ‘¿Cómo has podido?’ Me pareció tan ridículo todo aquello”, contó la artista.

La inocencia de los jóvenes talentos

“Yo era ingenua, no pensé en nada de eso. No creía que tuviera que ver con la ropa interior, no creía que fuera de naturaleza sexual. Era una frase que le decía a mi hermana: ‘Nadie puede interponerse entre mi hermana y yo'”, agregó Brooke Shields.

Ante ello la actriz se sintió sorprendida y retada por el público, que asumió de inmediato que ella conocía la intención detrás de los comerciales. “Creo que se asumió que yo era mucho más picante de lo que realmente era”.

“Siento que la controversia fue contraproducente, porque la campaña tuvo mucho éxito. Después, creo que la ropa interior de la marca superó a los jeans, entendieron lo que se vende y cómo poner los límites. Había un atractivo innegable, y lo aprovecharon. Sabían exactamente lo que hacían”, culminó.

El valor de la virginidad

La sexualidad de Shields siempre estuvo en la boca de todo el mundo, aún cuando no existían las redes sociales.

Irónicamente, el celibato era algo muy importante dentro de su familia y a pesar de los papeles que sus padres le permitían interpretar, le pedían que se mantuviera virgen hasta el matrimonio, especialmente su mamá.

“Era la virgen más celebrada de aquel tiempo”, admitía muchos años después, un poco entre risas y un poco reflexionando sobre su adolescencia, en donde las preguntas sobre su sexualidad eran una constante durante las entrevistas.

“Todo lo relacionado a mi virginidad se dio de manera genuina”, le contaba la actriz a la revista People al recordar que en su libro “The Brooke Book”, una biografía que escribió en su adolescencia, le dedicó un capítulo entero al tema a pedido de su madre. Allí revelaba que nunca había tenido relaciones sexuales. “No tenía problema de hablar de eso, porque también lo hacía con mis amigas”, agregaba.