InicioFlashbackJacqueline Bracamontes llega a los 42 años signada por el éxito

Jacqueline Bracamontes llega a los 42 años signada por el éxito

Hablar de Jacqueline Bracamontes Van Hoorde, también conocida como Jacky Bracamontes, es referirse a una de las actrices consentidas de la televisión hispana. Con un derroche de simpatía y talento, la diva arriba hoy a sus 42 años.

En el año 2000 Bracamontes impactó al mundo con su belleza y talento coronándose como Nuestra Belleza México. Desde entonces su trabajo estuvo signado por éxitos que la han hecho brillar y alcanzar, con pasos firmes, el cariño y respeto de todos sus seguidores.

En 2009, se le vio por última vez en una telenovela al protagonizar “Sortilegio”, junto al reconocido actor Willian Levy. Su decisión de dejar el set de grabación partió del deseo de querer dedicarse a su familia. Sin embargo, no estuvo alejó del todo de los medios. Sus apariciones se limitaron a proyectos televisivos como presentadora.

Feliz madre de cinco niñas dijo en entrevistas pasadas que le costaba mucho aceptar un protagónico porque las grabaciones demandaban mucho tiempo. 

En 2020, la actriz mexicana regresó a la actuación tras una participación especial en la telenovela de Telemundo “La suerte de Loli”.

Dama de telenovelas

En 2004 se le vio en “Rubí”, historia protagonizada por Bárbara Mori. Mori se lució como una mujer sin escrúpulos, dispuesta a todo con tal de conseguir sus objetivos. Aquí pudimos ver a Jackeline meterse en la piel de Maribel de la Fuente, una chica sensible y tímida que sufre una discapacidad en una pierna por un accidente en su infancia.

El éxito de este culebrón, llevó a Bracamontes y Mori a ser reconocidas internacionalmente. De hecho, la actriz llegó a decir que “Rubí” fue la historia que le cambió la vida. “Allí reafirmé lo que yo quería hacer en esta vida, que era ser actriz. Maribel es un personaje entrañable”, destacó la presentadora.

“La fea más bella” en 2006

Embutida en la piel de Magaly Ruiz Esparza, una modelo famosa que es contratada para hacer un video con un artista, en 2006 Bracamontes tuvo varias oportunidades interesantes. Al punto que también llegó su primer protagónico en el unitario “Heridas de amor”. Allí se le vio como Miranda San Llorente, una joven bella y fuerte, hija favorita de su padre millonario. Al morir este, la joven se convierte en su sucesora en los negocios.

Este drama le dejó a la actriz grandes satisfacciones. Ya para ese entonces, la ex reina de belleza había participado en telenovelas como: “Entre el amor y el odio”, “Cómplices al rescate” y “Vivan los niños”. En constante ebullición era una de las actrices más demandadas de la industria mexicana.

“Las tontas no van al cielo” en 2008

Tras una imparable carrera de éxitos, 2008 fue el mejor año en la carrera de esta actriz. Por primera vez asumiría el reto de protagonizar un dramático convertida en Candy Miranda en “Las tontas van al cielo”. Este personaje ella misma lo describió como que se parecía mucho a ella. “La forma en que hablaba era tan coloquial, era de Guadalajara”, dijo en entrevistas.

En esa misma línea, destacó que cada personaje que ha interpretado, a lo largo de su carrera, fue mágico. También, dejó claro que volvería a interpretar a Miranda para darle un toque diferente. “Porque era como de carácter fuerte y yo soy muy tranquila. Entonces para mí significó un reto como primer protagónico hacer a una mujer de carácter tan fuerte. Me encantaría volverlo a interpretar y, a lo mejor, darle un toque diferente y volver a hacer esa heroína. Lo disfrutaría mucho”, contó. 

“Sortilegio” en 2009

Si de retos se trata este fue uno de los más importantes, pues le llegó el momento de interpretar a unas gemelas. La actriz confesó que meterse en la piel de Sandra Samaniego, la hermana gemela de María José, fue difícil ya que eran personalidades diferentes. Además, de que tenía que practicar el acento español.

“No solo es tan distinta a mí, sino todo lo contrario a María José. Estamos hablando de una mujer rubia, de cabello corto, con tatuajes en el cuerpo y piercings. Además fuma, es drogadicta”, explicó.

Mientras, Sandra ha vivido la mayor parte de su vida en Madrid, España, por lo que tuvo que practicar el acento de ese país para que su personaje quedará bien y fuera creíble.

Como dato curioso, compartió protagónico con Willian Levy, a quien la vincularon sentimentalmente. Rumores que no fueron del todo mentira, puesto que Jacky aseguró que estuvo saliendo con el actor pese a que él mantenía una relación con Elizabeth Bracamontes, que luego ella confesó que desconocía.