InicioGamersReseña | Vengeful Guardian: Moonrider

Reseña | Vengeful Guardian: Moonrider

Este plataformero de acción es la combinación perfecta de Contra y Megaman, con una pizca de los aliens de Metroid.

Vengeful Guardian: Moonrider es una joya. Los juegos retro nunca pasarán de moda, de hecho lentamente la nostalgia, o el intento de recrear viejas eras a través del control, cada vez se vuelve más frecuente en la industria de los videojuegos.

Incluso podríamos decir, que la cultura Geek en general, está plagada de referencias, momentos, e intenciones de recrear los éxitos de años anteriores. Este es un fenómeno muy curioso, ya que si bien la degradación de la cultura continua a un grado muy apresurado. Hay cosas que buscan recrear esa fascinación que obtuvimos como jugadores y espectadores hace muchos años.

Este es un sentimiento que veo cada vez más presente en las obras retro, aquellos juegos, películas, series, o simplemente productos que cuentan con grandes referencias a la cultura de hace más de 20 o 30 años.

Vengeful Guardian: Moonrider bebe de esta misma idea, de contar con muchos elementos que atraen poderosamente a aquellos jugadores de la era del árcade, (y la dificultad injusta en ciertos casos). La fiebre por los 32 bits y el pixel art no deja de subir, hoy te presento una de las mejores joyas del género de acción plataformero en 2-D.

Vengeful Guardian: Moonrider como hice mención, bebe de muchas sagas de los 80 y 90. En particular toma elementos de varios juegos, pero mantiene un estilo propio, o por lo menos trata de hacerlo en la mayoria del tiempo.

Desde la música hasta los sprites, todo tiene una pinta ochentera que es difícil de pasar por desapercibida. Esto también se ve más que reflejado en sus mecánicas. Donde podemos ver las intenciones de los desarrolladores de agarrar un control, y disfrutar de un reto al puro estilo de la vieja escuela.

Resena-_-Vengeful-Guardian_-Moonrider-Progamers.life-3

Esto no es de extrañar, dado que su editor, Arcade Crew se está caracterizando por publicar títulos que permitan una experiencia retadora, que evoque a la nostalgia, pero no por ello deje de ser una aventura entrañable, con momentos satisfactorios.

Como cuando eliminas a un jefe ya habiéndote aprendido su patrón de ataques, o encontrando un área secreta con un Power-Up. Hablando en sí de la experiencia, el juego tiene más aspectos de Megaman y Contra, que de clásicos como Castlevania y Metroid.

Claro, no podemos evitar ver las referencias, a los movimientos del personaje, la forma estructurada de los niveles. Sobre todo, me parece que el aspecto más destacable es la selección de menú, donde obviamente vemos una clara referencia al menú de Megaman.

Resena-_-Vengeful-Guardian_-Moonrider-Progamers.life-2-1

En la saga Megaman, cada jefe está basado en un elemento o tipo en particular, Fire Man es más poderoso que Wood Man, y cada uno de ellos te deja una habilidad basada en su elemento.

En Vengeful Guardian pasa exactamente lo mismo, cada enfrentamiento con un Boss, tiene las características únicas de ese Boss, y después de una pelea y un final aplastante, Moonrider obtendrá las habilidades de este jefe, siendo el reemplazo de su ataque especial.

A diferencia de contra, el ataque característico de Moonrider es una Katana cibernética, (al estilo de Zero de Megaman: Zero). Con esta espada las opciones son los ataques cuerpo a cuerpo, con un extra de un ataque más fuerte que puedes hacer al correr.

En sí las mecánicas son sencillas de entender, lo complicado, quizás, sean las zonas de plataforma. Donde esté peculiar ninja, si no tiene el cuidado preciso al aterrizar, puede pasar un mal rato en algunas zonas.

Resena-_-Vengeful-Guardian_-Moonrider-Progamers.life-3

Pero esto solo pasa en zonas específicas y una vez te acostumbras a la forma de saltar del protagonista, se hace más sencillo. Uno de los añadidos que podemos implementar en Moonrider, son chips de mejora, dos en particular. Cada uno de ellos tienen diferentes propiedades que van desde mejorar la movilidad del personaje, hasta recuperar energía con el tiempo.

Honestamente son un agregado más que satisfactorio, ya que, si memorizas el patrón de ataque de todos los enemigos y equipas el chip Sed de Sangre (regeneras vida con la muerte de los enemigos), más el chip de recuperación de energía. Puedes hacer varias partidas diversas, que básicamente te dan la opción de jugar con tu comida.

Para mi sorpresa, hay una variedad interésante de enemigos. Estos van desde los tanques, que solo corren hacia ti, hasta soldados, torretas, lanzallamas y ninjas invisibles, que por suerte solo aparecen en ciertos niveles.

Resena-_-Vengeful-Guardian_-Moonrider-Progamers.life-3

La mayoría de los enemigos están repartidos en áreas específicas, y no los encontrarás en otras. Así que, una vez memorizado el patrón de ataque, es más sencillo lidiar con ellos.

Sucede lo mismo con los mini jefes, por muy increíble que parezca. Algunos mini jefes pueden llegar a ser más difíciles que algunos jefes de área, ya sea por su agresividad, o simplemente por presentar un reto mayor que el jefe en sí. Esto puede pasar en varias oportunidades donde después de pasar por un nivel muy complicado, el jefe resulta sencillo a comparación.

Los niveles son espectaculares, desde la ambientación y el increíble trabajo detrás del pixel-art, todo refleja un trabajo muy arduo. Aunque no lo parezca es muy inmersivo, sobre todo los niveles donde utilizas una motocicleta al puro estilo de Batman Returns de Super Nintendo SNES.

Resena-_-Vengeful-Guardian_-Moonrider-Progamers.life-3

La primera vez que te topas con un jefe de Moonrider puedes ver la dificultad, así como las mecánicas en todo su esplendor. En general existen dos fases, una primera fase basada en esquivar, y otra enfocada al castigo. En la primera aprende de los movimientos del enemigo y esquiva, en la segunda destroza al jefe de turno. Al final se resume a «jefes desafiantes, pero predecibles».

Moonrider toma muchas propiedades que hemos visto anteriormente, sin embargo, quizás la carencia de crear algo propio es más grande que las referencias que tiene.

Produce en el jugador un sentimiento agradable, y es genuinamente divertido de jugar. Pero esta diversión es momentánea, la historia no tiene ningún tipo de peso, o mínimo interés.

Resena-_-Vengeful-Guardian_-Moonrider-Progamers.life-3

En más de una ocasión vi como las imágenes que presentaban no tenían sentido, ya que le presentan al jugador una historia que se supone ya debemos saber. Pero todo se resume a compañía malvada dominando el mundo.

No hay un enemigo a vencer, los guardianes son animales de caza, son trofeos que debemos recolectar para seguir al siguiente nivel. Pero debo aclarar que, si bien su peso en la trama es nulo. Al menos cada uno de ellos tiene una personalidad definida, además los comentarios que hacen en japonés son un lindo toque.

Quizás el fallo más grande es crear un universo atractivo. El juego cuenta con tanto estilo, talento y esfuerzo, que incluso viene con un filtro de TV antiguas, pero se pierde en él, es vacío. Me recuerda mucho a Night City de Cyberpunk: 2077, una ciudad brillante, pero vacía.


Esta reseña fue realizada para PC y el código fue cedido gracias a Agência Masamune.

Deja un comentario

Moonrider es un título retador, lleno de momentos genuinamente emocionantes que te harán recordar viejas eras y por momentos viajar en el tiempo, con sus pocos añadidos logra mucho. Pero a pesar de esto, solo llega a rozar la superficie de lo que generaron títulos similares en el pasado.Reseña | Vengeful Guardian: Moonrider