InicioSucesos23 años de prisión para militar que asesinó a David Vallenilla en...

23 años de prisión para militar que asesinó a David Vallenilla en La Carlota

El Tribunal 29° de Juicio de Caracas emitió condena de 23 años de prisión contra el sargento (Aviación) Arli Clewis Méndez Terán,  por la comisión de los delitos de homicidio calificado con alevosía y motivo fútil y uso indebido de arma orgánica en perjuicio de David Vallenilla.  

La información fue divulgada por el Tribunal Supremo de Justicia a través de un comunicado difundido pasadas las 10 pm de este viernes. Allí refieren que David Vallenilla se encontraba el 22 de junio de 2017 en una manifestación frente a la Base Aérea Francisco de Miranda, La Carlora y al acercarse al perímetro de seguridad de este recinto militar, recibió un impacto de bala que le causó la muerte minutos más tarde.  

El pasado 28 de septiembre el Tribunal 15° de Juicio de Caracas absolvió al militar acusado por ese homicidio. Pero a los dos días, la Corte de Apelaciones de Caracas anuló tal decisión y ordenó un nuevo juicio contra el sargento  Méndez Terán.  

El mencionado proceso contra el militar que se llevaba a cabo en el Tribunal 29° de Juicio de Caracas concluyó la noche de este viernes con una sentencia condenatoria, según lo informó el TSJ.  

Durante el juicio, la prueba “madre” fue una experticia realizada al arma de fuego que para el momento de los hechos fue utilizada por el acusado, según se evidencia de la copia legible y certificada del libro del parque de armas de la Base Aérea Generalísimo Francisco de Miranda, según la Fiscalía.  

 “Dicha arma incriminada posee rayaduras no propias a ese tipo de escopeta que se explican por haberle introducido cuatro esferas metálicas detalladas en la experticia de reconocimiento técnico y que fueron extraídas al cadáver, según se evidencia en el protocolo de autopsia”, según los representantes del Ministerio Público. 

 “Se ha logrado comprobar más allá de toda duda razonable la responsabilidad plena del hoy acusado por los delitos de homicidio calificado ejecutado con alevosía y por motivos fútiles, así como el uso indebido de arma orgánica”, declaró el Fiscal General un día antes de conocerse la sentencia.