2,7 millones de muertes y 126 millones de contagios de covid este sábado

Francia intensificó los controles este sábado en estaciones y aeropuertos para intentar restringir los movimientos de población al máximo, ante una situación sanitaria crítica por la pandemia del coronavirus, mientras que en América Latina, que intenta capear como puede la tormenta de contagios, Chile iniciaba un confinamiento total.

Las autoridades francesas, ante el aumento de contagios (más de 200.000 nuevos casos por semana), reforzaron los controles para evitar los desplazamientos de la población. Y desde el viernes por la noche, extendieron a otras regiones las medidas de confinamiento ya impuestas en París y otros sectores.

En estas zonas, los comercios no esenciales están cerrados y los desplazamientos sin justificante no pueden superar los 10 km del domicilio. En el resto del país, rige un toque de queda de 19H00 a 06H00 y los bares, restaurantes y lugares culturales están cerrados.

Francia, que ya suma más de 94.300 fallecidos por covid-19, está en una situación “crítica”, según el primer ministro Jean Castex.

En la vecina España, donde el número de contagios ha vuelto a aumentar y el viernes se registraron 590 muertes, las autoridades exigirán a todas las personas que lleguen al país por carretera desde Francia un test PCR negativo de menos de 72 horas. Hasta ahora era obligatorio para los viajeros que venían en barco o avión.

En estas últimas semanas, España, sobre todo Madrid, con sus bares abiertos y su toque de queda nocturno, se ha vuelto el refugio favorito de los escasos turistas europeos, sobre todo franceses. Y los alemanes podrán viajar esta Semana Santa a la isla de Mallorca, en las Baleares, uno de sus destinos predilectos.

Una situación paradójica, cuando los desplazamientos están prohibidos entre las regiones de España salvo motivo imperioso.

Otros países europeos también han decidido reforzar las restricciones, como Bélgica, donde las peluquerías no volverán a abrir sus puertas hasta dentro de cuatro semanas, o Polonia, donde los jardines de infancia y los grandes comercios de muebles han cerrado sus puertas.

Y en Asia, el gobierno filipino ordenó este sábado el confinamiento de 24 millones de personas en Manila y su región, en un momento en que los contagios se incrementan y los hospitales de la capital están a punto de colapsar.

En cambio, en Reino Unido, el país europeo más golpeado por el virus con más de 126.000 fallecidos pero también el más ha avanzado en la campaña de vacunación con 29 millones de primeras dosis aplicadas (55% de su población adulta), se ha iniciado el proceso de desconfinamiento. Pese a las advertencias de algunos científicos, el primer ministro británico, Boris Johnson, dijo el sábado que este proceso tenía que avanzar. 

En el mundo, el coronavirus ha matado a más de 2,7 millones de personas y más de 126 millones contrajeron la enfermedad, según un recuento de la AFP este sábado.

Alto riesgo en América Latina

América Latina continúa reforzando las medidas sanitarias para poner freno a una brutal ola de covid-19 que afecta sobre todo a Brasil, donde este viernes brotaron nuevas esperanzas con los anuncios de dos proyectos de vacunas nacionales.

El coronavirus, que acumula una cifra mayor a los 24 millones de casos y más de 757.000 muertes en América Latina y el Caribe, sigue avanzando en la región, preocupada por la incidencia cada vez mayor de la variante brasileña, considerada mucho más contagiosa que la cepa original.

En el gigante sudamericano ya se registraron más de 300.000 decesos y la pandemia parece desbocada. Para intentar detenerla, el gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, anunció que el prestigioso Instituto Butantan (que ya fabrica la china CoronaVac por un acuerdo) está desarrollando la primera vacuna local, llamada ButanVac, con la expectativa es producir 40 millones de dosis desde mayo y empezar a aplicarla en julio.

Pero antes debe obtener autorización del regulador sanitario para empezar sus ensayos clínicos en abril.

También espera luz verde para pruebas un proyecto surgido de entre una quincena que el gobierno de Jair Bolsonaro apoyó con inversiones, según anunció el ministerio de Ciencia. Se trata de la Versamune®-CoV-2FC, desarrollada por la Facultad de Medicina de Ribeirao Preto, también ubicada en territorio paulista.

El jueves, los contagios en el país treparon por primera vez a más de 100.000 en 24 horas, lo que hace prever un número aún mayor de muertes en el tercer país más enlutado después de Estados Unidos.

Ante esa situación, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva denunció el “mayor genocidio” de la historia del país y criticó con dureza a Bolsonaro.

“Si tuviera un poco de grandeza debería pedir perdón a las familias de los 300.000 muertos por coronavirus y a los millones de infectados”, dijo Lula a un semanario alemán.

Consultado a propósito de estas declaraciones, Michael Ryan, director de emergencias de la OMS, dijo: “Independientemente de la perspectiva ideológica, la mayoría de los líderes están tratando de hacer lo mejor para su gente. No siempre lo hacen a la perfección”.

Más restricciones

Pese al optimismo por las vacunas, la realidad de la pandemia ha llevado a nuevas restricciones en varios países de la región, como ocurrió también en Europa.

Chile, que lidera el proceso de vacunación contra el covid en América Latina, confinará a más del 80% de sus 17 millones de habitantes a partir del sábado.

“Es importante que la población entienda que estamos viviendo una situación preocupante”, dijo en rueda de prensa el jueves Enrique Paris, ministro de Salud de Chile, donde este viernes se registró la mayor cifra diaria de contagios desde el inicio de la pandemia, con un récord de 7.626 nuevos casos.

En la red integrada de salud hay un 95% de ocupación en las unidades de cuidados intensivos.

En Argentina, la última cifra de contagios diarios ascendió este viernes a casi 13.000, la mayor marca desde enero. Así, acumuló 2,29 millones de infecciones y 55.235 muertes desde el comienzo de la crisis.

El jueves el gobierno había anunciado la suspensión de vuelos regulares con Chile, Brasil y México desde el sábado, mientras se mantienen cerradas las fronteras a turistas.

Las infecciones aumentan también en países como Uruguay, Venezuela, Perú y Paraguay, que atribuyen la ola actual de la pandemia a la ferocidad de la variante brasileña (P1).

En tanto, Guatemala decidió este viernes limitar el acceso a puntos turísticos, previendo movimientos por los asuetos en la Semana Santa, y ante la saturación de hospitales.

El Ministerio de Salud estableció que el “acceso a las playas, lagos, ríos, centros turísticos y parques acuáticos a nivel nacional” estará limitado “a no más de 100 personas”.

Donativos de vacunas

La producción, distribución y acceso a las vacunas sigue siendo motivo de tensiones alrededor del mundo.

Unos 180 países de la ONU firmaron el viernes una declaración en la que se comprometen a promover el acceso equitativo a las vacunas.

En el texto, plasman su preocupación por las desigualdades en la distribución “tanto entre países como dentro de los países”.

En ese sentido, la OMS pidió a la comunidad internacional que done “inmediatamente” 10 millones de dosis para asistir mediante el mecanismo Covax a 20 países que no tienen, dijo el director general de esa agencia de la ONU, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

“Muchos países pueden dar dosis alterando un poco sus planes de vacunación”, afirmó.

En Europa, Bruselas y Reino Unido se enredaron en una polémica por el acceso a las vacunas de AstraZeneca.

Después de que la Unión Europea, enfrentada a problemas de suministro, se mostrara dispuesta a bloquear las exportaciones de dosis de AstraZeneca fuera del bloque, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) aprobó este viernes una fábrica de producción en Holanda de esa vacuna.

Así, se elevará a cuatro el número de fábricas para producir la sustancia activa del fármaco de AstraZeneca, indicó la EMA.

La UE exportó unos 21 millones de dosis, entre todas las vacunas producidas en su territorio, al Reino Unido, pero no ha recibido ninguna de las elaboradas al otro lado del canal de la Mancha, pese a que el contrato con AstraZeneca preveía entregas procedentes de dos fábricas británicas.

AFP

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>
				
			
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com