InicioMás VidaAl comprar carros usados el chequeo legal es clave

Al comprar carros usados el chequeo legal es clave

Al momento en el que Michell Cordero seleccionó, a través de la plataforma Marketplace de Facebook, un vehículo para comprar, se decidió a contactar al vendedor y pautar una cita en la sede del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) en Quinta Crespo, Caracas. Al primer anunciante que le habló sobre el punto de encuentro lo rechazó porque, al parecer, era muy lejos, lo que la hizo dudar inmediatamente de la publicación.

Para ella el procedimiento de compra de un vehículo es algo difícil. En primer lugar, tenía que tener precauciones para no ser víctima de una estafa y luego está que es una mujer y desconoce sobre la mecánica.

Por medio de las redes sociales, se enteró de que en las sedes del Cicpc se habilitaron para recibir o entregar compras efectuadas por las redes. Este anuncio la hizo sentir en confianza y finalmente Michell logró concretar su primera cita en las sedes de la Oficina de División de Vehículos en Quinta Crespo.

Cuando llegó les notificó a los funcionarios que quería verificar el estatus de un carro que tenía intenciones de comprar. Inmediatamente procedieron a recibir el vehículo, el cual fue revisado por funcionarios del área de experticias, quienes constataron los seriales de carrocería, motor y el estatus legal del automotor.

Al verificar que todo estuviera legal, pasaron a revisar minuciosamente el estado de la mecánica. Para ella este procedimiento fue novedoso pues no sabía mucho del tema, no obstante, el inspector le fue explicando paso por paso el procedimiento que se acometía.

Los funcionarios le hicieron la advertencia de que, a pesar de que el vehículo estaba legal, había sufrido un choque y aunque su carrocería fue reparada en el tren delantero se reflejaban los daños. Con todos los datos obtenidos, Michell decidió no seguir con el procedimiento de compra y pautó luego una cita con otro vendedor.

El procedimiento fue similar, la única observación era que el motor del carro no era el original, pero que ya se había legalizado su situación ante el Instituto Nacional de Transporte Terrestre (Intt). En esta oportunidad logró concretar el proceso de compra y decidió iniciar los trámites ante el Servicio Autónomo de Registros y Notarías (Saren), para la firma del documento de compra y venta.

Delitos en redes. El jefe de la Dirección Nacional de Investigación de Vehículos del Cicpc, Jesús Ramírez, explicó que la compra y venta de vehículos a través de las redes sociales tiene diferentes aristas, entre ellas que muchos de los compradores y vendedores terminan siendo víctimas de las redes de crímenes organizados.
“De cada diez citas concretadas por la plataforma de Facebook – Marketplace − una o dos personas son víctimas de robo u estafas”, enfatizó.

En este sentido, las autoridades del Cicpc han adelantado una campaña de prevención por los diferentes medios para instar a la población a que concrete estos negocios en sus sedes en todo el territorio nacional y así evitar ser víctimas del crimen organizado.
Refirió que, debido a la pandemia, las ventas por las plataformas online aumentaron considerablemente. Los vehículos son uno de los productos más comercializados y donde más se cometen estafas y robos.
Detalló que el trabajo de prevención ha dado respuestas efectivas a la comunidad. Se ha logrado reducir y controlar estos delitos. “Aunque todavía sigue sucediendo en el interior del país, la mayoría de estos ciberdelincuentes evalúan dónde viven sus posibles víctimas para citarlos a un sitio aledaño a su zona de confort y proceder a actuar”, acotó.

Ramírez hizo un llamado a que todos se sumen a la campaña de prevención, para evitar que los ciudadanos sigan cayendo en este tipo de ofertas engañosas a la hora de hacer una compra, que bien puede ser de un vehículo o de un objeto.

Explicó que los ciberdelincuentes captan la información de alguna persona que publique su vehículo y a través de la página de Marketplace realizan una nueva publicación y ofertan el carro por un precio muy bajo. “La principal finalidad es captar a la víctima, muchas veces esta se traslada al sitio de la negociación con dinero en efectivo y esto lleva a que se cometa el delito de robo; en caso de no tener el dinero en efectivo, se puede convertir en un secuestro o en un homicidio”, alertó.

Enfatizó que la oficina de delitos informáticos del Cicpc mantiene análisis de estas publicaciones de las redes sociales para identificar a estos delincuentes. “Sin embargo, día a día siguen saliendo nuevas publicaciones, no es solamente vehículos sino objetos que mucha gente busca a través de las redes”, comentó.

El funcionario precisó que en los estados donde este modus operandi ha tenido mayor incidencia es en Aragua, Trujillo y la ciudad capital, especialmente, en La Rinconada. Destacó que luego del operativo realizado en la Cota 905 han bajado los casos en Caracas.

Reiteró a las personas que al ser víctimas de este delito deben acudir inmediatamente a las oficinas del Cicpc y denunciar este tipo de irregularidad para que los organismos de seguridad puedan tomar las acciones correspondientes.

Trámites. Ramírez reiteró que los compradores deben respetar los pasos establecidos legalmente a la hora de comprar un vehículo usado, entre los que destacó que lo primero que se debe hacer es verificar que el vendedor es el titular del automotor. Para ello debe solicitar el certificado de registro emitido por Intt.
Seguidamente hacer las experticias y las revisiones correspondientes para verificar el estatus del automotor, que sus papeles estén al día y no presenten irregularidades.

Si procede a realizar la compra evitar el uso de gestores. El Saren cuenta con oficinas en los diferentes estados del país para realizar el trámite de la compra-venta y poder proceder al cambio de titularidad.

Ante cualquier duda o consultas los funcionarios del Cicpc están disponibles en las oficinas del territorio nacional para orientar a los usuarios a realizar este tipo de negociaciones por redes sociales. “El delito nunca se acaba pero sí lo podemos controlar y minimizar”, dijo.

Recomendaciones

  • El ciberdelincuente siempre va a llevar a su víctima a la zona de confort cuando se está haciendo una negociación. Es por ello que el comprador debe ser la persona que especifique el sitio de encuentro. Recomiendan que sea en algún organismo de seguridad o en el Cicpc.
  • Nose debe acudir a una cita para comprar un vehículo un fin de semana.
  • Hacer este tipo de negociaciones a través de un conocido o que se acuda al despacho de los organismos de seguridad ciudadana.
  • El comprador es quien debe poner las condiciones.
  • Verificar la reputación del vendedor, su récord de ventas, revisar el perfil y los comentarios de otros compradores.
  • No debe haber dobles publicaciones. Los ciberdelincuentes tienden a sustraer las fotos de los vehículos de los vendedores reales y las publican nuevamente con precios por debajo del precio real para atraer a la víctima.