Análisis | La pandemia ha pegado más duro en La Guaira

Es sabido que la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus, conocida como covid-19, ha tenido mayor incidencia en los grandes centros urbanos, donde la concentración de personas es mayor y las posibilidades de transmisión del virus crecen en consecuencia. Se trata de una enfermedad aerotransmitida, por eso las principales recomendaciones para prevenir el contagio son usar mascarillas y mantener distanciamiento físico.

En Venezuela la entidad con más casos positivos de covid-19 es el Distrito Capital, que al 12 de noviembre de 2020, fecha de referencia para la redacción de este artículo, acumula 20.510 casos de los 96.140 contagios reportados en el país. Esto representa 21,3% del total nacional.

Sin embargo, resulta interesante conocer las cifras de contagio de cada región en relación a su población. De esta manera, se puede comprender el impacto proporcional de la pandemia en cada caso. Los números absolutos son importantes y señalan el comportamiento epidemiológico del virus, pero las proporciones revelan datos que a veces pasan desapercibidos. Se dice mucho que no se pueden comparar las cantidades de contagios en un país como China, que tiene casi 1.400 millones de habitantes, con prácticamente ninguna otra nación. O que no son los mismo 1.000 casos de coronavirus en una ciudad como Nueva York, con más de 8 millones de habitantes, que esa cantidad de infecciones en una isla como San Cristóbal y Nieves, cuya población total es de menos de 55 mil personas.

¿Vamos pa’ la playa?

Para determinar el impacto proporcional de una enfermedad existe en Epidemiología una métrica llamada Tasa de Prevalencia, o simplemente Prevalencia. Esta se define como la “proporción de la población que tiene la enfermedad estudiada en un momento específico”, según Mayra Cartín Brenes en su libro “Epidemiología y Demografía” (1990). Se calcula dividiendo el número de contagios entre el número de individuos que conforman la población respectiva. Esto siempre arrojará un valor entre 0 y 1, ya que es una proporción. Se puede multiplicar por 100 y expresarse en forma de porcentajes.

Decidimos calcular la prevalencia de covid-19 en cada entidad federal para comprender mejor cómo ha impactado geográficamente el virus en nuestro país. Dividimos la cantidad de contagios en cada estado, actualizada al jueves 12 de noviembre de 2020, según los reportes que diariamente realiza la Comisión Presidencial para el Combate del Covid-19, entre la población correspondiente según la proyección para 2020 que realizó el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Veamos el gráfico con los datos. Para una mejor comprensión de la información, la prevalencia está expresada en casos por cada mil habitantes. Esto se obtiene multiplicando por 1.000 el número obtenido de la división de los valores originales.

Es preciso señalar de antemano que los datos aquí expresados son referenciales y su intención es realizar un ejercicio analítico sobre una variable en particular. No se pretende señalar aquí a ninguna región, ni mucho menos establecer diagnósticos. Las condiciones epidemiológicas dependen de muchos factores, y su expresión responde a procedimientos complejos cuya responsabilidad es exclusiva de las autoridades competentes, quienes proporcionan la información oportunamente y establecen las rutas adecuadas a seguir.

La entidad con mayor prevalencia es el estado La Guaira, con una magnitud de 0.0127. Esto quiere decir que, de cada mil guaireños, 12,7 contrajeron el virus entre el 13 de marzo y el 12 de noviembre. O lo que es lo mismo: 1,27% de los habitantes de La Guaira resultó positivo para covid-19.

Esta región del litoral central, con 4.865 casos, supera en esta métrica al Distrito Capital que, aunque encabeza la lista de contagios en términos absolutos con 20.510, ocupa el segundo lugar en cuanto a casos por cada mil habitantes (9,8).

Como referencia, en la imagen resaltamos en amarillo el dato correspondiente a todo el país. La prevalencia nacional es de 2,9 casos por cada mil habitantes.

Densidad Poblacional

Es lógico pensar que a mayor concentración de gente en un territorio, mayor será la posibilidad de que el virus se propague con más rapidez. Por eso muchos estudiosos han colocado la densidad poblacional como una variable importante a la hora de analizar la pandemia. Según El Confidencial, los británicos Dave Babbitt, Patrick Garland y Oliver Johnson, apoyados por la Universidad de Bristol presentaron un informe a la comisión de ciencia del parlamento del Reino Unido, donde demostraban que densidad juega un papel importante en la evolución de la pandemia. Ponían como ejemplo la ciudad de Nueva York o el caso de España, cuya población se concentra en el 13% del territorio, según un reportaje de rtve.es.

Por esta razón, decidimos agregarle al grafico anterior los datos de densidad poblacional de cada entidad. De esta manera podemos observar qué tanta es la correspondencia entre las dos variables. Veamos:

Podemos observar que la densidad poblacional muestra una relación directa con la prevalencia de covid-19 en el caso del Distrito Capital. Sin embargo, por sí sola esta variable no explica por qué el estado La Guaira arroja una mayor tasa de contagios por cada mil habitantes que la ciudad de Caracas, aun cuando esta última presenta una concentración de población casi veinte veces mayor.

Analizando los datos podemos ver asimismo que, por ejemplo, el tercer lugar en prevalencia lo ocupa el estado Apure, con 8,6 casos por cada mil habitantes, que si embargo tiene una de las más bajas tasas de densidad poblacional, con 6 habitantes por kilómetro cuadrado.

También podemos destacar el caso del estado Aragua, que tiene una densidad poblacional similar a la de La Guaira y, no obstante, ocupa el puesto número 11 en cuando a prevalencia de covid-19, con 2,3 casos por cada mil habitantes.

Entre ambas entidades se ubican regiones como las mencionadas (Caracas y Apure), pero también Nueva Esparta (6,0), Táchira (5,7), Yaracuy (5,4), Amazonas (3,7), Miranda (3,7), Delta Amacuro (3,2) y Mérida (2,5). Nueva Esparta y Miranda tienen mayor densidad poblacional que Aragua, pero llama la atención que haya mayor relación de casos por número de habitantes en un estado como Amazonas, que presenta la densidad más baja de todo el país y, sin embargo, se ubica en el puesto 7 en cuanto a prevalencia de covid-19. También está el caso de Carabobo, que tiene mayor densidad poblacional que Aragua, con 514 habitantes por kilómetro cuadrado, y se ubica en el puesto 19 de prevalencia.

La densidad poblacional de Venezuela es de 30,1 habitantes por kilómetro cuadrado. Y, como ya señalamos, presenta una prevalencia de 2,9 casos por mil habitantes, ubicándose entre los puestos 10 y 11.

Lo anterior no desdice la importancia de la densidad poblacional, pero hace pensar que esta variable por sí sola no explica el comportamiento epidemiológico, sino que forma parte de un conjunto más amplio de elementos que deben ser estudiados. De hecho, según la ya citada nota de El Confidencial, “los propios investigadores británicos señalan en su trabajo que la densidad es un factor más que puede relacionarse con otros como la renta o la interacción de la población de esos lugares para explicar por qué el virus golpea con más fuerza en unas zonas que en otras, pero que no se debería obviar”.

Mejor en el centro

Así como señalamos la entidad donde el coronavirus ha pegado con más fuerza, los datos analizados nos permiten destacar el estado con el menor impacto.

Se trata de Guárico, estado llanero ubicado en “el corazón de Venezuela”, es decir, en pleno centro de la geografía nacional. Con 668 casos, tiene una prevalencia de 0,7 contagios por cada mil habitantes, ubicándose en el último lugar. Con una densidad poblacional de 11,5 habitantes por kilómetro cuadrado, es el quinto estado menos poblado del país.

La característica de esta entidad es que está alejada de todas las fronteras, lo cual puede aportar más información de lo que parece. Si tomamos en cuenta que de los 10 estados con mayor prevalencia 5 son estados fronterizos, podemos estar frente a un factor fundamental. De esta manera se comprende mejor el caso de Amazonas, que al ser el estado menos poblado debería tener una tasa de prevalencia mucho menor, pero está ubicado en la frontera, lo que lo coloca en condición de vulnerabilidad por causa de los movimientos migratorios.

Y aquí conviene hacer una importante aclaratoria. Hay que tomar en cuenta que las cifras de contagio en los estados fronterizos: Táchira, Zulia, Apure, Bolívar, se ven fuertemente afectadas por la migración. Las autoridades venezolanas han señalado permanentemente que muchos de los casos en estas entidades corresponden a “casos importados”. Es decir, son personas que han ingresado por las fronteras ya infectadas con el virus. Estos ciudadanos, si bien pueden dirigirse hacia cualquier entidad del país, al ingresar por una entidad particular son registrados como contagios en ese territorio. Por eso hay que tomar en cuenta este factor al apreciar las cifras de estos estados.

De esta manera comprendemos mejor la situación del estado Apure que, como señalamos, presenta una tasa de prevalencia importante comparada con su densidad poblacional. Incluso el estado Lara, que no es fronterizo, puede ver sus cifras afectadas por el factor migración, ya que las autoridades informaron que muchos pacientes que ingresaban por la frontera con Colombia fueron trasladados a un punto de atención ubicado en la entidad larense y allí se les realizó el diagnóstico.

En cualquier caso, el comportamiento del virus SARS-Cov 2 depende de múltiples factores. Las variables poblacionales forman parte de un amplio cúmulo de elementos que deben ser evaluados de manera conjunta, como lo han señalados instituciones como la Organización Mundial de la Salud y reconocidas entidades de investigación académica y científica, quienes tienen la autoridad para señalar las rutas a seguir para contener la propagación de la enfermedad. Estos datos solo tienen intenciones referenciales para incentivar las visiones analíticas de este tema tan importante para todos.

En este sentido, compartimos aquí una tabla con todos los datos utilizados en este trabajo, de manera que otros puedan utilizarlos y elaborar así sus propios análisis.

Enlaces patrocinados