Arden las calles de España en protesta por detención de Pablo Hasél

Varias personas sujetan una pancarta en la que se lee: `Libertat Pablo Hasel´ en una concentración de más de 2.000 personas en rechazo al encarcelamiento de Pablo Hasel por las calles de Girona, Cataluña (España), a 16 de febrero de 2021. El rapero Pablo Hasel ha ingresado la mañana de este martes en el centro penitenciario de Ponent, en Lleida, tras ser arrestado por los Mossos d'Esquadra. Está condenado por la Audiencia Nacional a dos años, cuatro meses y quince días de cárcel por los delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la corona. Hasel se había encerrado en el edificio del rectorado de la Universitat de Lleida (UdL) este lunes junto a miembros de su grupo de apoyo para impedir el arresto. 16 FEBRERO 2021;HASEL;TERRORISMO;CÁRCEL;PRISIÓN;RAP;CORONA;PABLO HASEL;CONDENA;MANIFESTACIÓN Glòria Sánchez / Europa Press 16/2/2021

Grupos violentos han quemado contenedores y han lanzado objetos a los Mossos después de las concentraciones por la detención de Pablo Hasél en varias ciudades. Los incidentes más graves se han producido en Barcelona, con una joven herida supuestamente por bala de foam, pero también en Lleida, Girona y Vic se han quemado contenedores y se ha destruido material de mobiliario urbano que ha sido usado como barricadas.

Hay cuatro personas detenidas, dos en Barcelona; uno en Lleida y otro en Vic. Un mosso ha resultado herido en Lleida.

El ingreso en prisión del rapero donde cumplirá la condena por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona ha provocado esta mañana la inmediata convocatoria de manifestaciones de protesta que han terminado con una violencia inusitada.

Saqueos en Barcelona

La manifestación en Barcelona ha comenzado hacia las 19:00 horas en la plaza Lesseps aunque poco después los participantes han comenzado a caminar hacia la avenida Riera de Cassoles y la Via Augusta, donde se han producido enfrentamientos a la altura de la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía.

Los manifestantes han lanzado botellas e incendiado contenedores contra el cordón de Mossos que protegía la comisaría y han respondido con balas de foam. Ha habido al menos una joven herida alcanzada supuestamente por uno de los proyectiles en un ojo.

Manifestantes quemaron contenedores de basura en las calles de Barcelona.

Además los violentos han montado barricadas con contenedores y otros elementos del mobiliario urbano a los que han prendido fuego. Hay dos detenidos.

En la avenida Diagonal los manifestantes han cortado el tráfico, han roto los cristales de una oficina de CaixaBank y han quemado motos estacionadas en la zona de Travessera con Via Agusta.

En la zona baja de Gran de Gràcia, varios encapuchados han saqueado establecimientos comerciales haciendo barricadas con contenedores y lanzando objetos contra la línea policial.

Fuego en las calles de Lleida

Más de un millar de personas (2.000 según la organización y 1.400 según la Guardia Urbana) se han concentrado esta tarde en Lleida en una protesta en la que se han atacado las sedes del PSC, del PP y se han vivido momentos de tensión ante la subdelegación del Gobierno.

Los manifestantes han iniciado la protesta en la plaza de la Catedral de Lleida y, después de leer un manifiesto, se han escuchado algunas canciones del rapero leridano ya preso.

Después de unos minutos, la comitiva se ha dirigido hasta la sede del PSC en Lleida, donde se han lanzado huevos y otros objetos contra la fachada, antes de dirigirse a diferentes calles del Eje Comercial de la ciudad.

Los manifestantes a favor de Hasél denuncian los mismos argumentos por los que el músico fue preso.

A la altura de la plaza Sant Joan, los manifestantes se han vuelto a detener para tirar pintura, esta vez contra la fachada de la sede del PP en Lleida, donde han coreado eslóganes como “Vosotras fascistas, sois los terroristas”.

Finalmente, varios centenares de personas se han dirigido hasta la Subdelegación del Gobierno en Lleida, donde se han vivido los momentos de más tensión al tirar contenedores al suelo, incendiar uno de ellos y tirar petardos contra algunas furgonetas de los Mossos.

Girona también tuvo enfrentamientos

La manifestación de Girona ha derivado en disturbios frente a la Subdelegación del Gobierno con lanzamiento de objetos contra la policía que protege el edificio y quema de contenedores.

Unas 5.000 personas, según Mossos d’Esquadra y Guardia Urbana, se han concentrado inicialmente en la plaza 1 de Octubre y, después, han recorrido diversas calles de la ciudad para expresar su protesta ante la delegación de la Generalitat y, poco después, ante los juzgados.

En ese punto, al que se había llegado sin incidente alguno, se han producido los primeros lanzamientos de objetos y pirotecnia contra los agentes.

Muchos manifestantes contestaron con violencia a la presencia policial.

Al final, la manifestación, aunque con mucha menor presencia de personas, ha llegado a la Subdelegación del Gobierno, donde se han desatado los disturbios.

Los lanzamientos contra los agentes allí situados se han recrudecido y se han plantado contenedores a modo de barricada a pocos metros del edificio.

También se han arrancado señales de tráfico para utilizarlas como objetos arrojadizos mientras los Mossos d’Esquadra han disparado balas de foam y salvas.

La quema de contenedores y un pequeño fuego a las puertas de una entidad bancaria ha requerido la presencia de los bomberos, mientras los manifestantes se han dispersado por las calles de Girona adyacentes a la zona de los incidentes.

Una concentración en la plaza del Ayuntamiento de Valencia ha exigido “libertad” para el rapero y ha reivindicado la derogación de la conocida como ‘ley mordaza’. Entre aplausos, canciones del artista y gritos de “Valencia está contigo”, los participantes han secundado las movilizaciones.

Grupos de personas se han congregado en la plaza del Ayuntamiento, con distancia de seguridad entre los participantes, algunos ataviados con máscaras valencianas en las que se leía la frase ‘llibertat exp’ y una raya roja.

Durante la protesta, se han coreado mensajes como “esto es una mafia”; “lo llaman democracia y no lo es, es una dictadura y lo sabéis”; “Hasél, amigo, Valencia está contigo”; “llibertat presos polítics” y “Valencia es antifeixista”.

En la misma línea, los manifestantes han escrito con tiza en el suelo ‘libertad PH’ y han defendido con una pancarta que ‘sense llibertat no hi ha democràcia’ (‘sin libertad no hay democracia’).

Solidaridad desde Venezuela

El canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, se solidarizó con el rapero Pablo Hasél, quien fue detenido este martes por la policía de Lleira. El alto representante diplomático calificó el hecho como “incomprensible”, al tiempo que pidió la reflexión de las instituciones españolas. En su cuenta twitter, el canciller cuestionó que esas mismas instituciones son las que protegen al terrorista y prófugo de la justicia venezolana, Leopoldo López.

“Como militante de un mundo mejor, es imposible no expresar solidaridad con el rapero catalán @PabloHasel. Un caso incomprensible. Ojalá haya reflexión por parte de las instituciones. Aunque si refugiaron y protegen hoy a un terroristas como Leopoldo López… ¿Qué les puedo decir?”, escribió.

La diputada ante la Asamblea Nacional Tania Díaz, también expresó su indignación con la detención de Hasél, y expresó su incomprensión con un sistema de justicia español que protege a delincuentes y sanciona artistas.

“Curioso sentido de la JUSTICIA el del Reino de España: protegen al hombre que quemó vivo a un joven en Altamira porque le pareció que era chavista; pero apresan a Pablo Hasél por opinar en Twitter y cantar sobre temas que son públicos, notorios y comunicacionales.”, escribió en twitter.

Con información de agencias

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>