InicioSucesosAsesinan a familia venezolana en EEUU

Asesinan a familia venezolana en EEUU

El presunto asesino se suicidó luego de matar a la venezolana junto a su hijo y a su madre

Tres integrantes de una familia venezolana fueron asesinados la mañana de este martes en su residencia de Casselberry en el condado Seminole de Florida en Estados Unidos.

Se trata de los venezolanos Zuleika López, Mileyda de López, madre de Zuleika, y Víctor Alejandro Araujo de 15 años de edad, hijo de Zuleika. Todos oriundos de Machiques, estado Zulia.

El supuesto homicida, Carlos Soto, de nacionalidad cubana, era el esposo de Zuleika López y se presume que le dispara mortalmente en medio de un ataque de celos y luego hace lo mismo en contra de su suegra y de su hijastro, reseña la cadena de televisión WPGL local 10 News.

Según la policía de Casselberry los agentes acudieron a una vivienda ubicada en 2333 Coawood Court alrededor de las 7:00 de la mañana después de que un hombre llamó al 911 y dijo que le habían disparado.

Trasciende en medios locales que cuando las autoridades llegaron encontraron a los tres adultos muertos y al adolescente herido de gravedad, quien fue trasladado a un centro de salud donde fallece.

Las Escuelas Públicas del Condado de Seminole confirman que Araujo asistió a la Escuela Secundaria Lake Howell.

Los oficiales creen que el asesino disparó a las tres víctimas y luego se apuntó a sí mismo. El sospechoso fue llevado a un hospital del área y sucumbió a sus heridas.

Zuleika tenía unos dos años de relación con Soto, pero desde hace tiempo la relación no venía bien.

Zuleika temía por su vida y la de su familia

La policía de Casselberry dice que recibió una llamada de Zuleika el 9 de junio sobre la preocupación de que hubiera un arma en la casa, ya que tenía problemas con su pareja y había escuchado una conversación entre su primo y su esposo donde hablaban sobre un porte de armas y ella no sabía si bromeaban o si era verdad.

En la conversación Zuleika expresa: “No estoy tranquila desde ese día”. “Temo por mí, por mi niño y por mi mamá”, cita un reporte de Univisión.

Ese 9 de junio la venezolana pide que fuese un policía que hablara español a revisar la casa, afirmando que su esposo estaba en la vivienda y que ella había salido del trabajo y estaba camino a su hogar.

El operador del 911 recomienda a Zuleika que no entre a su casa hasta que llegue el oficial; sin embargo ese día no hicieron nada, ya que el arma era de propiedad legal y se compró el 2 de junio en una armería local.

La policía indica que en ese momento dio información a Zuleika sobre qué hacer si se sentía amenazada.

Otros registros policiales muestran dos llamadas a la casa, una en 2020, donde el sospechoso supuestamente llama a la policía y dice que ya no quería estar con la esposa.

Unos meses después hubo otro incidente en el que la esposa afirma que el sospechoso la estaba siguiendo porque estaba celoso y la acusaba de infidelidad.

Larry Krantz, jefe de la policía Casselberry, señala que puede haber habido dos incidentes de violencia doméstica física no denunciados, según testigos, pero no se informó nada a las fuerzas del orden.

Sin antecedentes

“No tenemos idea de por qué sucedió este incidente. No tenemos un historial de violencia que involucre a estas personas”, afirma Krantz.

Familiares de Zuleika declaran a Telemundo que justo el fin de semana le habían advertido a la venezolana que se fuera de su casa para evitar una tragedia, debido a que observaban a Soto con una actitud muy extraña.

Comentan que Zuleika se dedicaba a cuidar a una señora mayor y que Soto trabajaba en una contratista.

La madre de Zuleika se encontraba de visita en Estados Unidos desde hace dos meses y planeaba regresar en un mes.

Indican también que realizan las diligencias para trasladar los cuerpos de Zuleika, Víctor y Mileyda hasta Machiques.

El jefe de la policía Casselberry insta a las personas que pueden ser víctimas de violencia doméstica en la comunidad a pedir ayuda. La línea directa de violencia doméstica de Florida es 1-800-500-1119.

El fácil acceso a las armas en Estados Unidos y el comercio negligente de estas causan una espiral de violencia en diversos estados de este país.

Muertes por armas de fuego en Estados Unidos alcanzaron récord, según el último reporte oficial de los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí