InicioZXGeneralAtentado en Cali, Colombia deja al menos diez policías heridos

Atentado en Cali, Colombia deja al menos diez policías heridos

La Alcaldía de la ciudad colombiana de Cali confirmó en la noche del viernes que al menos diez funcionarios del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) resultaron heridos durante un atentado bomba.

Según el portal web de Telesur, el secretario de Seguridad y Justicia de Cali, Carlos Soler, señaló que se trató de un atentado contra un camión en el que se movilizaban 15 uniformados del Esmad e indicó que el explosivo con el que fue atacado el vehículo habría sido activado de forma remota.

El hecho dejó al menos diez policías lesionados que ya fueron evacuados de la zona y trasladados a varios centros asistenciales de la ciudad.

ELN se atribuye atentado 

El Ejército de Liberación (ELN) se atribuyó hoy el atentado contra un vehículo de miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) perpetrado anoche en la ciudad de Cali, departamento colombiano del Valle del Cauca.

«El ELN coherente con lo que pensamos, estará siempre al lado del pueblo respaldando sus luchas y compartiendo sus sentimientos de rabia y dolor, hoy más que nunca tiene vigencia la lucha armada revolucionaria», señaló en un comunicado difundido por las redes sociales, reseñó el portal de Prensa Latina.

Subrayó que, tal como dijo en el comunicado a raíz del asesinato de su Comandante Fabián, «el uso desproporcionado de la fuerza por parte del régimen, legítima de nuestra parte una respuesta contundente».

Informó en tal sentido, que anoche, a las 21:55, horal local, unidades de esa guerrilla realizaron la acción contra la policía, en Cali, en el sector de Puerto Resistencia, con el resultado de 13 policías heridos.

«Invitamos a los grandes medios a comunicar para informar no para confundir, igualmente a que en el conflicto armado colombiano se aplique y respeten las leyes de la guerra y el Derecho Internacional Humanitario», enfatizó.

Asimismo, recomendó a la población a no permitir la instalación de puestos o bases militares cerca de sus residencias; a los oficiales de las fuerzas gubernamentales a mantener sus familias fuera de las guarniciones.

«Por encima de las adversidades del conflicto y la guerra perpetua que nos quiere imponer la oligarquía y la ultraderecha en el gobierno, reafirmamos a la sociedad nuestra disposición para seguir luchando por la solución política del conflicto y la construcción de una nación diferente más soberana, justa, equitativa y en paz», remarcó.