Biden inicia traslado de prisioneros de Guantánamo

Prisión estadounidense de Guantánamo, que funciona ilegalmente en territorio cubano. Foto EFE

El gobierno de Joe Biden dijo el lunes que trasladó a su primer detenido fuera de la prisión en Guantánamo, territorio ocupado en la isla de Cuba. El traslado se produjo al repatriar a un marroquí cuya liberación había sido recomendada en 2016, pero cuya detención continuó bajo la presidencia de Donald Trump.

“El Departamento de Defensa anunció hoy el traslado de Abdul Latif Nasir del centro de detención en la bahía de Guantánamo al Reino de Marruecos”, dijo un comunicado del Pentágono, que precisó que 39 prisioneros permanecen en el polémico centro de prisión y torturas ubicado de forma irregular en la isla de Cuba, con protección del Gobierno norteamericano.

Nasir, detenido en 2002, nunca fue acusado de ningún delito, sin embargo, perdió casi 20 años de su vida en prisión.

Su traslado fuera de Guantánamo fue recomendado por primera vez por la administración de Barack Obama, pero no tuvo lugar cuando el republicano Trump sucedió al mandatario demócrata en 2017.

La poderosa asociación estadounidense de derechos civiles ACLU recibió con agrado la noticia y calificó los años de detención de Nasir como una “parodia”.

Estados Unidos necesita “urgentemente” hacer lo mismo con otros prisioneros cuya liberación está autorizada, dijo Hina Shamsi, directora del proyecto de seguridad nacional de la ACLU, en un comunicado.

Obama (2009-2017) fracasó en su intento de cerrar la prisión de Guantánamo, que se convirtió en un símbolo de los excesos de la “guerra contra el terrorismo” iniciada tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra Nueva York y Washington.

El Partido Republicano bloqueó los planes de Obama de cerrar la prisión al restringir la capacidad de trasladar a los prisioneros de la base militar estadounidense en la Bahía de Guantánamo al territorio continental de Estados Unidos.

Trump, que gobernó hasta enero de 2021, sopesó la posibilidad de enviar más detenidos a Guantánamo, un plan que no llegó a ejecutar.

Estudian cómo cerrar “la prisión de la vergüenza”

La Casa Blanca de Biden lanzó en febrero un estudio sobre cómo cerrar la prisión, pero ha tenido cuidado de no generar grandes expectativas después del fracaso de la promesa de Obama.

Un alto funcionario dijo el lunes que la administración “sigue dedicada” a trasladar a los prisioneros y, en última instancia, a cerrar las instalaciones.

De los 39 detenidos restantes, “10 son elegibles para transferencia, 17 son elegibles para juntas de revisión periódica, 10 están involucrados en el proceso de comisión militar y dos detenidos han sido condenados”, dijo otro alto funcionario de Biden.

El gobierno de Biden “está dedicado a seguir un proceso deliberado y minucioso centrado en la reducción responsable de la población de detenidos en el centro de Guantánamo, salvaguardando al mismo tiempo la seguridad de Estados Unidos y sus aliados”, indicó el Departamento de Estado en un comunicado.

Washington elogió además el papel de Marruecos en la transferencia de Nasir.

El “liderazgo del reino para facilitar la repatriación de Nasir, junto con su voluntad pasada de devolver a sus combatientes terroristas extranjeros del noreste de Siria, debería alentar a otras naciones a repatriar a sus ciudadanos que viajaron para luchar por organizaciones terroristas en el extranjero”, señaló el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

Estados Unidos abrió Guantánamo en 2002 para albergar a sospechosos capturados en todo el mundo, bajo el entendido de que no tendrían el derecho constitucional al debido proceso garantizado en suelo estadounidense.

El centro se vio salpicado por múltiples denuncias de encarcelamientos extralegales, denegación de derechos y torturas.

Con información de AFP

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>
				
			
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com