Biden pisa el acelerador a producción de vacunas J&J

Presidente de Estados Unidos, Joe Biden. Foto: AP.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunciará el martes un acuerdo “histórico” entre Johnson & Johnson y el laboratorio farmacéutico Merck para aumentar la producción de la vacuna del primero contra el covid-19, dijo la portavoz de la Casa Blanca.

El presidente Biden hablará esta tarde sobre la crisis sanitaria y anunciará “un paso histórico y sin precedentes”, dijo Jen Psaki en una conferencia de prensa.

“Merck y Johnson & Johnson, normalmente competidores, se están uniendo para aumentar la producción de vacunas”, añadió.

Por el momento, no se ha revelado ningún detalle sobre el acuerdo entre ambas firmas estadounidenses.

Este anuncio podría permitir aumentar de forma sustancial la cantidad de dosis distribuidas rápidamente en Estados Unidos de esta vacuna.

El inmunizante de Johnson & Johnson, de una dosis y capaz de conservarse a temperaturas de refrigerador, obtuvo la autorización para el uso de urgencia en el país a finales de la semana pasada.

Poco antes, mientras se refería al ritmo de la campaña de vacunación en Estados Unidos, Biden había declarado que en marzo se efectuarían “progresos todavía más rápidos respecto a las vacunas”, dejando entrever que, en cuanto la autorización al nuevo inmunizante fuera concedida, habría nuevos anuncios.

Johnson & Johnson se comprometió, por el momento, a enviar 100 millones de dosis a Estados Unidos antes del fin de junio. Pero las preocupaciones sobre su capacidad de producción habían comenzado a surgir.

Unas 3,9 millones de dosis ya están siendo distribuidas esta semana, según declaró el lunes Jeff Zients, coordinador del equipo encargado de la lucha contra el covid-19 en la Casa Blanca. Alrededor de 16 millones más serán enviadas de aquí a finales de marzo, indicó.

Pero las entregas serán “desiguales” durante este período y se llevarán a cabo especialmente en la segunda parte del mes, dijo.

A finales de enero, Merck anunció que interrumpía los trabajos sobre sus dos proyectos de vacuna contra el covid-19, entre ellos el que desarrollaba junto al Instituto Pasteur en Francia, por no haber obtenido resultados convincentes en los primeros ensayos.

En Estados Unidos, el de J&J es el tercer inmunizante autorizado, después de los de Pfizer/BioNTech y Moderna.

Los dos últimos han prometido entregar 300 millones de dosis antes de finales de julio, suficientes para vacunar a casi toda la población estadounidense, pero el gobierno de Biden quiere acelerar el ritmo de la campaña de vacunación tanto como sea posible.

Un acuerdo similar al que se anunciará ya fue cerrado entre Sanofi y la alianza Pfizer/BioNTech, por el que el laboratorio francés producirá millones de dosis de su competidor con destino a Europa, ante la imposibilidad actual de comercializar la propia.

AFP

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>
				
			
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com