Brasil se acerca de nuevo a la barrera de las 3 mil muertes de covid

El número de fallecidos en Brasil crece abruptamente Foto EFE

Brasil contabilizó este martes 2.966 muertes y 77.359 casos por covid-19, en momentos en los que la vacunación sigue a marcha lenta en uno de los países más afectados del mundo por la pandemia, informó el Gobierno.

Según el último boletín del Ministerio de Salud, el total de fallecidos por coronavirus alcanzó los 411.588, mientras que el de infecciones los 14,8 millones.

El número de decesos y contagios triplicó respecto a la víspera (933 y 24.619, por ese orden), pero las autoridades sanitarias han insistido que las cifras son más bajas los fines de semana y los lunes debido a la falta de personal disponible para contabilizar los datos.

Pese al fuerte repunte de este martes, la curva epidemiológica del país vive una ligera desaceleración tras registrar entre marzo y abril los meses más mortíferos de una pandemia agravada por el surgimiento de nuevas variantes más infecciosas.

De acuerdo con el boletín, la media diaria de infecciones en los últimos 7 días se sitúa en 58.587, tras haber superado las 77.000 diarias a finales de marzo, mientras que la de muertes ronda los 2.300, después de sobrepasar las 3.000 diarias a mediados de abril.

La esperanza en la vacuna de Pfizer

Río de Janeiro comenzó este martes a inocular a la población la vacuna desarrollada por la empresa alemana BioNTech y la farmacéutica estadounidense Pfizer, las cuales llegaron a Brasil el pasado jueves.

Las vacunas comenzaron a ser distribuidas por todo Brasil la víspera, debido a las complejas condiciones exigidas para su almacenamiento.

Además de la de Pfizer, Brasil ya contaba con las vacunas desarrolladas por el laboratorio chino Sinovac y por la Universidad de Oxford junto con AstraZeneca, pero los inmunizantes disponibles no son suficientes para inmunizar a toda la población.

La falta de viales en el país es uno de los frentes que serán abordados por la comisión parlamentaria que investiga si hubo alguna responsabilidad del Gobierno de Jair Bolsonaro en el agravamiento de la crisis sanitaria.

Este martes compareció en la comisión el exministro de Salud Luiz Henrique Mandetta, destituido en abril de 2020 por el presidente Jair Bolsonaro y quien afirmó que el mandatario “ignoró” todos los avisos que le fueron dados sobre la gravedad del coronavirus.

Mandetta ha sido el primer testigo escuchado por la comisión del Senado, que también tomará declaración al oncólogo Nelson Teich, su sucesor y quien renunció tras un mes en el cargo por discordias con Bolsonaro.

Este miércoles debía declarar el general Eduardo Pazuello, quien asumió el Ministerio de Salud tras la dimisión de Teich y perdió el cargo en marzo pasado por presiones políticas frente a su errática gestión de la crisis, que es investigada por la Justicia.

Sin embargo, Pazuello se excusó por haber estado en contacto con personas que contrajeron covid-19 y ha sido citado ahora para el próximo 19 de mayo.

EFE

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>