Canciller Wang Yi pide a Washington abandonar prejuicios sobre China

En China esperan una mejor colaboración del nuevo gobierno. Foto Xinhua

El consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, llamó hoy lunes a los responsables de la formulación de políticas en Estados Unidos a que abandonen los prejuicios y las sospechas injustificadas y actúen para retomar la racionalidad en los vínculos con China con el fin de garantizar un desarrollo saludable y estable de las relaciones sino-estadounidenses.

Wang hizo estas declaraciones al pronunciar un discurso en la inauguración del Foro de Lanting en Beijing, con el tema de “Promover el diálogo y la cooperación y manejar las diferencias – Llevar las relaciones sino-estadounidenses de vuelta al camino correcto”.

Hace 50 años, el doctor Henry Kissinger realizó la visita para romper el hielo a China y, con una resolución política extraordinaria, los líderes de China y Estados Unidos reabrieron conjuntamente la puerta de la interacción que había estado cerrada durante décadas, relató Wang.

No obstante, en los últimos años, las relaciones sino-estadounidenses se desviaron del camino normal y se enfrentaron a las mayores dificultades desde que se establecieron los vínculos diplomáticos, agregó.

El canciller chino dijo que la causa principal residió en que la anterior administración estadounidense, atendiendo a sus propias necesidades políticas, distorsionó seriamente el camino futuro y las políticas de China, y sobre esta base, tomó varias medidas para reprimir y contener a China, lo que infligió un daño inconmensurable a las relaciones bilaterales.

“Cincuenta años despúes, debemos, con un sentido de responsabilidad para los dos países y el mundo, tomar una decisión sensible y correcta una vez más”, señaló Wang.

Tras recordar que los presidentes de los dos países tuvieron su primera llamada telefónica en la víspera del Año Nuevo Lunar, el diplomático indicó que la muy importante llamada ha orientado las relaciones bilaterales que venían pugnando por determinar su rumbo en una encrucijada y ha transmitido las primeras noticias alentadoras de esta primavera para los dos países y el mundo entero.

Mantener la coexistencia pacífica

La nueva administración estadounidense está revisando y evaluando su política exterior, señaló Wang, e instó a la parte estadounidense a abandonar los prejuicios, dejar de lado las sospechas injustificadas y actuar para devolver la razón a su política hacia China con el fin de garantizar un desarrollo saludable y estable de las relaciones sino-estadounidenses.

El canciller manifestó que es importante respetarse mutuamente y no interferir en los asuntos internos de cada uno, y agregó que se trata de una norma básica que rige las relaciones internacionales.

Tras señalar que China siempre ha respetado las decisiones tomadas por el pueblo estadounidense, Wang sostuvo que el país no tiene intención de desafiar ni reemplazar a Estados Unidos, al tiempo que está dispuesto a mantener una coexistencia pacífica y buscar el desarrollo común con la nación norteamericana.

“Esperamos que Estados Unidos respete los intereses fundamentales, la dignidad nacional y los derechos al desarrollo de China”, manifestó.

“Instamos a la parte estadounidense a dejar de difamar al Partido Comunista de China y el sistema político de China, dejar de generar intrigas o incluso apoyar las palabras y acciones erróneas de las fuerzas separatistas que buscan la ‘independencia de Taiwan’, así como a dejar de socavar la soberanía y la seguridad de China a través de los asuntos internos relacionados con Hong Kong, Xinjiang y el Tíbet”, apuntó el ministro.

Wang hizo énfasis en la importancia de intensificar el diálogo y manejar las diferencias de forma adecuada.

En este momento, ambas partes deben adherirse al espíritu de la conversación telefónica entre los dos presidentes en la víspera del Año Nuevo chino, actuar sobre la base de los intereses fundamentales de sus respectivos pueblos, adoptar una actitud progresista, inclusiva y de mente abierta, y reactivar o establecer mecanismos de diálogo en varias áreas y a múltiples niveles, destacó.

“Como siempre, China está abierta al diálogo”, aseguró Wang, y agregó: “Estamos dispuestos a mantener una comunicación franca con el lado estadounidense y entablar diálogos para resolver los problemas”.

También pidió esfuerzos para avanzar en la misma dirección en aras de reanudar la cooperación de beneficio mutuo. Frente a dificultades regionales y desafíos globales que surgen uno tras otro, tanto las áreas de cooperación como las perspectivas de interacción entre China y Estados Unidos se están ampliando en lugar de reducirse, aseguró el canciller.

“Esperamos que Estados Unidos reajuste sus políticas lo antes posible, elimine los aranceles irrazonables sobre los artículos chinos, cancele sus sanciones unilaterales sobre empresas e institutos de investigación y educación de China y abandone la irracional supresión del progreso tecnológico de China, a fin de crear condiciones necesarias para la cooperación bilateral”, dijo Wang.

Xinhua

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>
				
			
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com