China rechaza politización de orígenes del covid-19 plasmada en informe gringo

El 29 de octubre, la Oficina del Director de Inteligencia Nacional (ODNI) de los EEUU. publicó una versión desclasificada de su supuesto informe sobre el rastreo de los orígenes del covid-19, respecto a la cual, China reitera su firme oposición: el rastreo de los orígenes del covid-19 es un tema científico muy serio y complicado, que debe y sólo puede ser llevado a cabo por científicos globales en cooperación.

«La parte estadounidense, ignorando totalmente sus propias dudas en el rastreo del origen del coronavirus y la realidad miserable de sus fracasos en el combate contra la pandemia, insiste en atacar a China, aprovechándose de este tema con una posición muy dura, cuyo propósito verdadero es desviarse de sus propios fracasos en el combate contra la pandemia para servir a sus demandas políticas y obstaculizar el desarrollo de China», destaca un comunicado remitido por el gobierno Chino.

Recientemente, más de 80 países han manifestado su posición explícita de oponerse a la politización del rastreo de los orígenes del covid-19 y la defensa del informe del estudio conjunto China-OMS por varias vías, incluído enviar cartas al Director General de la OMS, publicar declaraciones o notas verbales.

Más de 300 partidos políticos, organizaciones sociales y tanques de pensamiento de más de 100 países y regiones han presentado una declaración conjunta en contra de la politización del rastreo de los orígenes del covid-19 a la Secretaría de la OMS, los que son voces de justicia en la Comunidad Internacional. 

«Lo que los EEUU deben hacer ahora es dejar de echar culpas a los demás y poner fin a la manipulación política y crear condiciones propicias para que los científicos del mundo lleven a cabo la cooperación sobre el rastreo de los orígenes del covid-19. Deben dejar de atacar y difamar a China, responder a las preocupaciones razonables de la Comunidad Internacional, recibir visitas de expertos de la OMS y aceptar las investigaciones sobre los laboratorios biológicos en Fort Detrick y bases de experimentos biológicos al público», refiere el comunicado.

Algunas singularidades del USAMRIID

Fort Detrick, donde se localiza el Instituto de Investigación Médica de Enfermedades Infecciosas del Ejército de Estados Unidos (USAMRIID, por sus siglas en inglés) es el centro de las actividades bio-militares de EEUU. Durante las inspecciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de EEUU al laboratorio NBS-4 del USAMRIID en junio de 2019, se encontraron graves infracciones. Los CDC entonces cerraron el laboratorio y detuvieron todos los estudios de allí en julio de 2019, reseñó Xinhua el pasado mes de agosto. Los informes de los CDC señalan las siguientes violaciones:

  • El USAMRIID sistemáticamente fracasó en asegurar la implementación de bioseguridad y los procedimientos de contención. En particular, había personal del laboratorio que dejó una puerta abierta cuando removió una gran cantidad de residuos biopeligrosos, lo que aumentó enormemente el riesgo de escape de patógenos y la contaminación del medio ambiente.El laboratorio falló en asegurar que la capacitación de los empleados en lo relacionado con las toxinas y los agentes selectos sea apropiadamente verificada, incapaz de evaluar si el personal del laboratorio entendió y tuvo las habilidades necesarias.
  • El personal del laboratorio no usó guantes al deshacerse de los residuos biopeligrosos.
  • El laboratorio falló en protegerse contra el acceso no autorizado a residuos de laboratorio. Los equipos de protección personal contaminados fueron almacenados en área específica, pero dicha área no limitó el acceso a aquellos con permiso.
  • El personal del laboratorio no mantuvo un inventario preciso y actualizado de toxinas.
  • Un edificio del laboratorio y sus instalaciones interiores no tuvieron una superficie hermética. Hubo grietas alrededor de una caja de conductos, en el techo y en la juntura por encima de una cabina de seguridad biológica.
  • El laboratorio reanudó su operación en noviembre de 2019, pero no dio a conocer al público qué hizo para reparar las violaciones.

Destaca que después del cierre del laboratorio, brotes de enfermedades respiratorias ocurrieron en comunidades cercanas:

En julio de 2019, 54 personas en Greenspring de Virginia presentaron síntomas respiratorios como tos y neumonía. [14] La comunidad está a una hora de distancia en carro desde Fort Detrick. En julio de 2019, un brote de neumonía misteriosa asociada con el uso de cigarros electrónicos fue reportado en Wisconsin. A partir de ese entonces, un brote sin precedentes de enfermedad pulmonar se propagó por todo Estados Unidos. Hasta el 17 de diciembre de 2019, más de 2.500 casos hospitalizados fueron reportados en 50 estados. Los expertos creen que este tipo de enfermedades representan un síndrome o síndromes clínicos emergentes.

La influenza del 2019 en EEUU podría concretar entrelazado con covid-19. Según los datos de los CDC de EEUU, hubo alrededor de 39 a 56 millones de casos de influenza entre octubre de 2019 y abril de 2020, con un saldo de 24.000 a 62.000 muertes

En marzo de 2020, ciudadanos presentaron una petición en el sitio web de peticiones de la Casa Blanca, exigiendo al Gobierno estadounidense a revelar informaciones relacionadas con Fort Detrick, especialmente la razón por la que el laboratorio del USAMRIID fue cerrado en 2019 y si tiene algo que ver con covid-19. El Gobierno de EE. UU. no ha respondido y el sitio web de peticiones ha sido desconectado por completo.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>