InicioMundoChina se opone a la venta de armas de EEUU a Taiwán

China se opone a la venta de armas de EEUU a Taiwán

China se opone firmemente a la venta de armas a Taiwan por cualquier país y a los lazos militares con la isla de cualquier forma, en vista del hecho de que la cuestión de Taiwan es un asunto interno de China, dijo hoy un vocero militar reseñado por Xinhua.

Tan Kefei, vocero del Ministerio de Defensa Nacional, hizo los comentarios en respuesta a un plan del Departamento de Defensa de Estados Unidos para vender armas a Taiwan, lo que dijo que «transmite señales muy erróneas» a las fuerzas separatistas que buscan la «independencia de Taiwan».

El Ejército Popular de Liberación de China tomará todas las medidas necesarias para aplastar cualquier intento de separar a Taiwan de China y salvaguardará decididamente la soberanía y la integridad territorial de China, dijo Tan.

Sanciones renovadas

China impuso desde el año pasado sanciones a las empresas de Estados Unidos, Lockheed Martin, Boeing Defense y Raytheon por su participación en la venta de armas a Taiwán, por valor de mil 800 millones de dólares, dijo en su momento el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Zhao Lijian.

El funcionario no especificó qué implican las penalizaciones, pero afirmó que las sanciones son «en respuesta a la venta de armas» y también alcanzan a «otros particulares y entidades».

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha aprobado la potencial venta de tres sistemas de armas a Taiwán, incluyendo sensores, misiles y artillería, revelaron fuentes del Pentágono.

China condena enérgicamente la venta de armas a Taiwán, dijo Zhao. Pekín considera a Taiwán como una provincia rebelde que ha prometido poner bajo control.

Estados Unidos, como la mayoría de países, no tienen vínculos diplomáticos oficiales con Taiwán, pero Washington está obligado por sus leyes extraterritoriales a proporcionar a la isla los medios para defenderse.

Un portavoz de Boeing dijo en una declaración enviada por correo electrónico que la asociación de la compañía con la comunidad aeronáutica de China tenía beneficios a largo plazo y que Boeing seguía comprometida con ella.