InicioCojedesCojedeños festejan velorio de la Cruz de Mayo

Cojedeños festejan velorio de la Cruz de Mayo

En muchos lugares las cruces son adornadas con flores y papeles de colores

Los cojedeños celebran con arraigo el Día de la Cruz de Mayo como un rasgo distintivo de su idiosincrasia, devoción asociada a las prácticas agrícolas tradicionales y al fervor de la población rural y campesina, así como también a la inquebrantable fe por la salud de familiares y amigos más cercanos por quienes ofrecen promesas por favores concedidos al santo madero.

La festividad de la Cruz de Mayo fue traída, al igual que otras celebraciones tradicionales, por religiosos y conquistadores españoles, quienes conmemoraban el hallazgo por parte de Elena, madre del emperador Constantino, la Cruz donde murió Cristo. Sin embargo, estudiosos de las costumbres europeas aseguran que antes de este suceso los pobladores de ese continente realizaban rituales para festejar la llegada de la primavera.

Un homenaje a la Cruz de Mayo con cantos, rezos y bailes

La cruz tiene su fiesta conmemorativa el 3 de mayo, mes durante el cual se hacen actos en su honor en distintas regiones de nuestro país. En muchos lugares de Cojedes las cruces que se encuentran en sitios públicos son adornadas con flores y papeles de colores, donde Cofradías y particulares ensamblan altares en que se coloca la Cruz y se ofrendan flores, frutas y cirios encendidos, en agradecimiento por preservar la salud y la fertilidad.

Los asistentes a esta celebración rinden a la naturaleza un homenaje con cantos, rezos y bailes, por ser en mayo la entrada de la estación de las lluvias.

Algunos cultores e investigadores de Cojedes

Cultores, cultoras e investigadores, entre quienes se pueden mencionar: Fredy Sosa, Juan Monagas, Rafaela Ojeda de Angulo, la familia Bravo-Herrera, Nelson Castillo, Isaías Medina, la familia Oviedo, el señor Quiñones, Don Benito Pérez y Alejandro “Catire” Rivas, Nicasio Lima, Williams García, entre otros, han hecho un esfuerzo por mantener y animar a los ciudadanos a continuar con sus tradiciones ancestrales, las cuales confirman nuestra identidad como Pueblo y fortalece el sentido de pertenencia por este terruño. 

Cruces más emblemáticas

En San Carlos las cruces más emblemáticas que se convirtieron en una reliquia del patrimonio arquitectónico y de la religiosidad popular en Cojedes son: la Cruz Verde, la Cruz de El Tranquero y la Cruz de Las Tejitas. 

Mientras en Tinaco también se observan cruces en lugares de la localidad, entre ellas están la “Cruz de la Sapera” ubicada en el sector homónimo de Tinaco, un ícono de esta tradición mágico religiosa, la cual fue erigida en 1917 como parte de una iniciativa histórica que asume tanto la población como el Concejo Municipal de ese entonces, cuando deciden colocar cuatro cruces a cada extremo de Tinaco.

En la avenida Urdaneta fueron colocadas las de los extremos Este y Oeste. La primera se conoce como “La Cruz del Tiramuto”, denominada “Cruz del Olvido” por las viejas generaciones de tinaqueros y devotos, debido a su ubicación en esta calle que conduce al cementerio municipal, hecho que le valió el típico nombre que fue posteriormente sustituido con el que se le identifica en la actualidad, la “Cruz del Tiramuto”, por estar al frente del Centro Social cultura homónima surgido en 1965.

La otra cruz, colocada en el punto cardinal Oeste de la población se le conoce como la “Cruz de Tronconero”, cuyo nombre proviene del sector donde se encuentra. En cuanto a la cruz del extremo Sur, ésta queda visible al final de la calle Miranda, pero en el patio de una casa en el sector La Manga. Pero, de ella se cuenta con escasos datos.

Ellos dedicaron sus inspiraciones a la cruz

En Tinaco, la receptividad en cada una de estas reliquias fue por demás, entusiasta, en donde se sumaban cantantes como Jorge Pérez, improvisadores de poemas como William García, Rafael Arias y Hernán Herrera, quienes también dedicaron sus inspiraciones a la cruz. A quienes se sumó Juan Carlos Jiménez. Asimismo, José “Pichirilo” Martínez que entonó unas décimas orientales y Augusta Pérez de Ramírez con las décimas llaneras. Finalmente, Juvenal Hernández, quien dedica un canto a la virgen.

La Cruz de Mayo del sector La Espera del municipio Tinaco fue construida en 1917.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí