Colombia tratará de explicar la represión ante el cuerpo diplomático

Las protestas continuarán este miércoles mientras el Gobierno se justifica.

El Gobierno colombiano convocó para este miércoles una reunión con el cuerpo diplomático acreditado en el país, preocupados por los diversos reclamos de la comunidad internacional por el uso desproporcionado de la fuerza pública contra civiles desarmados en las protestas que comenzaron el pasado miércoles y que ya dejan al menos 19 muertos, 89 desaparecidos y 800 heridos.

La Cancillería colombiana informó a través de redes sociales que citó para este miércoles, junto al ministro de Defensa, Diego Molano, “una reunión con el cuerpo diplomático acreditado en el país para informar de manera integral sobre el desarrollo de la situación que se está afrontando”.

“Frente a los pronunciamientos de distintos actores de la comunidad internacional sobre la situación actual de nuestro país, la Cancillería reafirma en forma contundente que Colombia es un Estado de derecho con instituciones democráticas sólidas”, aseguró en un escueto comunicado.

La Cancillería defendió además que Colombia es “garante de los derechos de los ciudadanos, incluido el de la vida de todas las personas y el de la movilización pacífica”, sin embrago esa no ha sido la orden seguida por algunos funcionarios, que se han plegado a peticiones del uso de la fuerza letal contra manifestantes, como lo pidió el expresidente Álvaro Uribe.

La ONU, Amnistía Internacional, la Unión Europea (UE), la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y otros organismos internacionales, han rechazado el uso excesivo de la fuerza pública y solicitado de manera urgente un diálogo nacional para superar la tensión que vive el país.

La representante en Colombia de la oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Juliette de Rivero, denunció disparos de la Policía contra una misión humanitaria de ese organismo que estaba en la ciudad de Cali (suroeste), capital del departamento del Valle del Cauca.

Ante el injustificable hecho, la UE condenó este martes la violencia de las fuerzas de seguridad colombianas contra los manifestantes y pidió que se lleve ante la justicia a los responsables de la represión, tanto los materiales como los que han dado la orden de disparar.

Por su parte, el Cuerpo de Verificación Digital de Amnistía Internacional evidenció, a través de material audiovisual, “el uso excesivo e innecesario de la fuerza por parte de la fuerza pública en el control de las manifestaciones”.

Igualmente, la verificación de los videos le ha permitido a Amnistía Internacional confirmar que la Policía “ha hecho uso de armamento letal en varios incidentes, así como uso de armas menos letales de forma indiscriminada, como gases lacrimógenos y cañones de agua y otros materiales contra manifestantes”.

Las protestas, surgidas en medio de una pandemia con graves consecuencias económicas para una buena parte de las familias colombianas, tuvieron como detonante una propuesta de reforma tributaria que ya fue retirada por el Gobierno y derivó en la renuncia del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla.

Con información de EFE

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>