InicioPolíticaCon bandas criminales buscan proyectar un Estado débil

Con bandas criminales buscan proyectar un Estado débil

Este miércoles, un día antes de que arribara al país la misión exploratoria de la Unión Europea (UE) para evaluar las condiciones, entre ellas de seguridad, para que otra misión electoral observe los comicios de noviembre, grupos armados en Caracas arremetieron con fuego de alto calibre contra las sedes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criiminalísticas (Cicpc), en El Paraíso, y del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en El Helicoide, sin que esté claro qué perseguían con esos ataques coordinados.

En abril pasado, a un mes de que irregulares colombianos atacaran La Victoria, en el estado Apure, y a horas de otra arremetida armada contra la autoridad en Caracas, específicamente en los barrios de La Cota 905 y La Vega, comenzaban a surgir voces que aseguraban  que no eran hechos aislados, sino que todo corresponde a un plan para desencadenar el caos.

El presidente de la Comisión Permanente de Política Interior de la Asamblea Nacional, Pedro Carreño, denunció a miembros de la oposición extremista como los principales activistas que usan a bandas criminales para desestabilizar al país.

Carreño mostró, como prueba de su afirmación, una foto en la que aparece el ex diputado Gilbert Caro, del partido extremista Voluntad Popular, acompañado por un grupo de delincuentes.

El caos desatado justo antes de la llega de la UE tuvo coordinación y violencia extremas, sin objetivos materiales claros, pero eso sí, volcó la atención nacional hacia los relatos, videos y fotografías de policías bajo asedio, hampones amenazando y exigiendo rendición sin explicar qué pasaría si los policías se rinden; tal como se vio en videos  divulgados semanas atrás del asedio contra una sede policial en Las Tejerías del estado Aragua, y todo tiene siempre como telón de fondo a una ciudadanía que se ve desesperada y atrapada en un fuego cruzado.

En declaraciones a DW, Fermín Mármol García, abogado criminalista y director del Instituto de Ciencias Penales, Criminológicas y Criminalísticas de la Universidad Santa María, señala que “una veintena de estructuras del crimen, entre  ideologizadas o no, tienen control territorial, poseen un apresto operacional ofensivo, es decir que sus integrantes tienen fusiles y también artefactos explosivos tipo granada, materializando una multiplicidad de delitos violentos, como secuestro, homicidios, extorsión, robo agravado, entre otros”.

El accionar de al menos 114 bandas identificadas desde 2019 por los cuerpos de seguridad del Estado en Caracas, Apure, Amazonas, Anzoátegui, Aragua, Barinas, Cojedes, Falcón, Guárico, Mérida, Miranda, Portuguesa, Sucre, Táchira, Trujillo, Yaracuy y Zulia, se centró desde el principio en el robo, la piratería en de carreteras, el tráfico de drogas, el secuestro y extorción, el sicariato y demás actividades delictivas que rinden beneficios económicos, o la violencia entre ellas por el control de los negocios ilícitos que también acusan dividendos, sin embargo los hechos más recientes parecen perseguir un rédito político y no financiero.

Todos esos escenarios recuerdan la mediática internacional en los casos de Irak, Libia y Egipto antes del derrocamiento de sus Gobiernos por parte de coaliciones que prometían protegen a los ciudadanos indefensos. O el caso de Siria, que está en guerra desde hace 10 años.

Pero la gran diferencia es que las bandas de hampones en Venezuela no levantan las banderas de las reivindicaciones sociales, mejoras salariales, diferencias étnicas o religiosas ni libertades civiles que supuestamente perseguía la llamada primavera Árabe de 2010.

Tampoco las bandas exigen la dimisión del Gobierno nacional; como lo hacían las guarimbas de 2014 y 2017, ni se enriquecen disparando indiscriminadamente contra instalaciones policiales, su único objetivo parece ser apuntalar la teoría de que Venezuela es un Estado fallido, o al menos débil, que debe ser tutelado, ahora vale preguntarse a quién ofrece rédito político esa situación.

La respuesta del Estado es un despliegue en las zonas de asiento de los grupos criminales. @gestionperfecta

¿Qué quieren realmente?

Grandes medios como The New York Times difunden la teoría del Estado débil como cuando en mayo reseñó: “bandas armadas toman el control de varias zonas de la capital, debido a la vulnerabilidad del gobierno”, entretanto el Ejecutivo responde a la agresión hamponil con despliegues donde las bandas se asientan y ofrece recompensa de $500.000.

La oposición desde el Parlamento también refiere “políticas timoratas y débiles” y dicen que hay un “Para-Estado criminal” al tiempo que exigen al Gobierno “que reduzca a los grupos hamponiles”, mientras que el chavismo advierte la estrategia deleznable de la derecha que paga millones por “algún tipo de prevención político-electoral” .

Organizaciones 

Bandas más peligrosas, según el Observatorio Venezolano de Seguridad Ciudadana

  • Caracas. El Coki- 1° de Mayo- Los 70 del Valle- El Marin- El Cara e’ Hull- Los Corridos del Guarataro          
  • Amazonas. Los Tarapire- Los Buscadores de Oro- Los Guajiros.
  • Anzoátegui. El Posicle- El Lorito- Cabeza de Bombillo.
  • Apure. El Corito- El Guarra- El Fiebre- Cadena Ponce- El Diofran- El Pablo- El Foguiño.
  • Barinas. Los Ascendados- Los Escopeteros- Los Sabaneros- Los Comedores de Carne.
  • Cojedes. El José- El Alvarito Nieves- El Pollo- El Gordi- El Juancho- Los Piratas de Tinaco- La Fresa- El Neneno- El Monstruo de La Herrereña.
  • Falcón. Los Caripa- El Gordini- El Juan.
  • Guárico. El Mandarria- El Javielito- El Edguita- El Chichi- El Manuelito- El Darwin- El Picure- El Malony- El Chucho Torres.
  • Mérida. El Chucho Torres- Los Melean- La Zorra.
  • Portuguesa. El Morocho- El Alfred- El Goyito- El Picho- El Gabrielito.
  • Sucre. San Juan de las Galdonas- Los Piratas de los Bajos- El Cury- Río Salado- Los Justinos- Los Anibita- El Zacarias.
  • Táchira. Los Urabeños- Los Rastrojos- Autodefensas Gaitanistas de Colombia.
  • Trujillo. El Colombiano- El Conejo- El Pedro Caballo- El Babillo- El Cagon- Los Quemao- El Calito- Las Torres- El Blasito.
  • Yaracuy. El Pastorcito- El Nano- El Patico- Los Parceleros- El Tinani- Los Tapias- Los Amarillos- Cara e’ Hull- El Boris- El Bombillo.
  • Zulia. El Tren del Norte- Los Walde- El Peluche- Los Melean- El Cagon- El Ñeco- Los Leal y Matos- El Chocolate.