InicioMundoCulminó ronda de conversaciones ruso-ucranianas

Culminó ronda de conversaciones ruso-ucranianas

La propuesta de Ucrania contempla la renuncia de Kiev a su propósito de ingresar en la OTAN

Fuentes de la delegación rusa y del Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía informaron que la ronda de negociaciones entre Rusia y Ucrania terminó el martes, y que la reunión de este miércoles fue cancelada.

Así lo indicó el asesor presidencial de Rusia, Vladimir Medinsky, quien expresó que las conversaciones ruso-ucranianas que tuvieron lugar en Estambul el martes fueron constructivas.

A través de su cuenta en la red social Twitter, el Presidente de Ucrania, Volodímir Zelensky calificó como “positivo” el proceso de negociaciones de paz que se está desarrollando en la ciudad de Estambul, Turquía, entre las delegaciones de Rusia y Ucrania.

“Podemos decir que las señales que escuchamos de las negociaciones son positivas”, manifestó el Presidente ucraniano; sin embargo, indicó que pese a tener optimismo sobre el resultado de los diálogos, aún sigue habiendo “riesgos”.

También comentó sobre las conversaciones que ha sostenido con Reino Unido, Estados Unidos y la República de Corea, sobre el apoyo a la situación en el país europeo, así como el contacto con el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, representante de la derecha en Latinoamérica.

Negociaciones martes 29 de marzo

La delegación rusa en Estambul recibió de sus homólogos ucranianos una «posición claramente expresada», dijo Medinsky, quien explicó que las propuestas de Kiev se estudiarán en un futuro cercano y se informarán al presidente, y luego Moscú regresará con una respuesta.

Destacó que Rusia está dando dos pasos de desescalada, en el ámbito político y militar. 

El primer paso es que Rusia está ofreciendo a Kiev para avanzar en la posible reunión entre los líderes de los países. Si bien inicialmente se suponía que Putin y Zelensky se reunirían después de que sus Ministerios de Relaciones Exteriores firmaran un tratado de paz, ahora se propone que estos dos eventos se celebren simultáneamente.

Medinski matizó que la firma de dicho tratado «no será un asunto sencillo», ya que la reunión donde se consuma «posiblemente» tendrá que incluir no sólo a Rusia y Ucrania, sino también a los «países garantes de la paz y seguridad en Ucrania».

«De este modo, si se trabaja rápidamente en el tratado y en la consecución del compromiso necesario, la posibilidad de lograr la paz estará mucho más cerca», explicó, según refiere EFE.

El segundo paso fue anunciado por el viceministro de Defensa ruso, Alexander Fomin. «A medida que las conversaciones avanzan hacia los términos prácticos, el Ministerio de Defensa ruso ha decidido reducir drásticamente la actividad militar hacia Kiev y Chernigov», dijo.

Propuestas de Ucrania

Las propuestas escritas de Ucrania incluyen la prohibición de la producción y el despliegue de armas de destrucción masiva, así como la prohibición del despliegue de bases militares extranjeras en Ucrania, dijo Medinsky a TASS. 

Dijo que la posición de Kiev también implica la negativa a buscar el regreso de Crimea y Sebastopol a Ucrania por la fuerza militar.

Alexander Chaly, miembro de la delegación de Kiev, dijo que Ucrania acordó adoptar un estatus neutral y no nuclear si se le otorgan garantías de seguridad, que «en contenido y forma deben ser similares al artículo 5» del Tratado del Atlántico Norte. Según él, las garantías deben contemplar la asistencia militar y el establecimiento de una zona de exclusión aérea después de tres días de consultas para buscar una solución diplomática.

Los garantes, según Kiev, podrían incluir miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (incluida Rusia), así como Alemania, Israel, Italia, Canadá, Polonia y Turquía. Sus garantías no cubrirían a Crimea y Donbass, según el jefe de la facción parlamentaria del partido gobernante Siervo del Pueblo de Ucrania, David Arakhamiya, que participa en las conversaciones.

Kiev también exige que los países garantes ayuden a Ucrania a unirse a la Unión Europea «lo antes posible».

Rusia inició el pasado 24 de febrero una operación militar en Ucrania, luego que las autoridades de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk (RPD) y Lugansk (RPL) le solicitaran ayuda para repeler el aumento de la agresión de Kiev.

Previamente, Moscú reconoció la independencia y soberanía de ambos territorios y firmó tratados de amistad, cooperación y asistencia mutua con sus líderes, los cuales incluyeron el establecimiento de relaciones diplomáticas y la ayuda militar.

El objetivo del operativo es proteger a la población de Donbass de los abusos y el genocidio de Kiev durante los últimos ocho años, además de “desmilitarizar” y “desnazificar” Ucrania.

Estados Unidos se opone a esta operación militar en Ucrania, donde financia actividades relacionadas con las tecnologías biológicas militares, y ha llamado a sus aliados a sancionar a Rusia.

FUENTETass EFE