InicioDatos ÚNDatos ÚN: casi 60% desarrolla actualmente un emprendimiento

Datos ÚN: casi 60% desarrolla actualmente un emprendimiento

Venta de alimentos y bebidas abarca 40% de los proyectos. La mayor necesidad es el financiamiento.

Un emprendimiento es, por definición, algo nuevo. Se trata de una iniciativa, generalmente individual, que busca llevar adelante un negocio de manera independiente. Son empresas pequeñas que aspiran, cuando desarrollan ideas novedosas, a expandirse y generar impacto, tanto en el entorno individual como en el contexto económico del sector. Si bien el término hace referencia a empresas en crecimiento, también se les llama emprendedores a pequeñas iniciativas individuales que no necesariamente forman parte de lo que se llama “comercio formal”. En Venezuela, como en todo el mundo, esta noción se ha hecho muy popular y ha marcado una tendencia económica en los últimos años, incluso el Estado ha desarrollado programas y legislación para darle impulso a las iniciativas de emprendimiento como motor económico.

El artículo 4 de la Ley para el Fomento y Desarrollo de Nuevos Emprendimientos define el término como: “Actividad económica con fines de lucro ejercida por una o más personas, que adquiere personalidad jurídica con la inscripción en el Registro Nacional de Emprendimiento y tiene una duración de hasta dos años”. De aquí se entiende que el objetivo es que todas estas iniciativas formen parte de la actividad económica formal y estén bajo la regulación institucional. También precisa que se trata de proyectos nuevos y que luego de dos años ya deben ser consideradas de otra manera, sean pequeñas o medianas empresas.

Es común ver que muchas personas se dedican, a menudo de forma paralela a una actividad laboral formal, al desarrollo de un pequeño negocio. La mayoría de las veces se trata de actividades de compra y venta de bienes. También están los que no tienen un empleo y se dedican exclusivamente a lo que denominan su “emprendimiento”. El año pasado, en Últimas Noticias hicimos una encuesta que arrojó que más de la mitad de la gente vive de su salario más “complementos”, y uno de estos complementos es el emprendimiento. También obtuvimos que casi 12% se dedica exclusivamente a un emprendimiento personal.

¿Cuántos son?

En una nueva encuesta realizada a la audiencia de ultimasnoticias.com.ve y nuestras redes sociales preguntamos a las personas por el tema del emprendimiento. Formulamos varias interrogantes con la intención de aproximarnos un poco al cuadro actual en esta materia. ¿Cuánta gente anda en estas lides? ¿Cómo lo hacen? ¿En qué áreas? ¿Cómo les va? Entre el lunes 4 y el jueves 7 de julio participaron 743 personas y los resultados son los siguientes.

La primera cuestión era, directamente, si la gente desarrolla actualmente algún emprendimiento. Resultó que una importante mayoría, 58,7% de nuestra audiencia, afirma llevar adelante en este momento un proyecto de negocio personal. Decidimos interrogar seguidamente a quienes respondieron que no, para averiguar si antes habían desarrollado un emprendimiento que luego fue abandonado. Nos encontramos que de ese 41,3% que dice que actualmente no está en la onda del emprendimiento, la mayoría, o sea 61,2%, dijo que lo había intentado.

El tiempo de vida de estos emprendimientos fallidos es bastante diverso. Las respuestas más comunes, en proporciones similares, fueron que sus iniciativas duraron “más de tres años” (26,9%) y entre seis meses y un año” (26,1%). Luego vienen los que duraron “menos de seis meses”, con 19,3%; los que aguantaron “entre uno y dos años” llegan a 18,5%; y el otro 9,2% dice que lo suyo vivió “entre 2 y 3 años”.

Al ser requerida la razón que los llevó a abandonar su emprendimiento, la inmensa mayoría, es decir 79,8%, señaló que el problema fue que no contaba con capital para hacer crecer el negocio.

En segundo lugar, bien lejos, están quienes dijeron que el asunto no producía ganancias. Podemos ver que las personas, aún luego de fracasar, confían en la rentabilidad de su idea e identifican la dificultad en el área financiera.

Ahora nos dedicaremos al grupo de los emprendedores actuales, los que respondieron que sí a la primera pregunta de la encuesta. Lo primero que les pedimos fue señalar el tiempo de vida que tiene su emprendimiento, obteniendo que 31% dijo que tiene “más de tres años”. 21,1% afirmó que tiene “menos de seis meses” y 20,4% que su negocio tiene “entre uno y dos años”. 17,7% ha estado activo “entre seis meses y un año” y 9,9% está “ente los dos y tres años” de antigüedad.

¿Qué es lo que hacen?

Cuando interrogamos a los participantes que se autodefinieron como emprendedores en qué áreas desarrollan su actividad, nos encontramos con que un contundente 40,8% está dedicado al área de venta de alimentos y bebidas.

La venta de mercancías de cualquier tipo, que no sean alimentos, bebidas o textiles, abarcan 6,6%. Los servicios de reparaciones, como carpintería, plomería, etc., suman 6,4%. La venta de ropa y calzado es la actividad de 5,4%. Otro 5% se dedica a asesorías profesionales. 4,4% dice que vende artículos hechos en casa, como bisutería, artesanías y adornos. Quienes dan clases de distintas materias son 3,7%. A la creación de contenidos se dedica el 3,4%; 2,1% a la producción de eventos; y 1,8% a servicios logísticos, esto es, taxi, mototaxi o deliery. Luego vienen los servicios profesionales, o free lancers, que no estaban incluidos en nuestra lista de opciones, que van desde peluquería y otros servicios cosméticos, hasta vigilancia privada. Representan 13,1%.

Aquí es pertinente reforzar la aclaratoria que frecuentemente hacemos. Este sondeo no pretende ser representativo de la población venezolana en toda su distribución demográfica, socioeconómica ni territorial. Se trata de una encuesta digital que respondió la audiencia de Últimas Noticias, por lo que la población que estos resultados describen corresponde a una población adulta, con acceso a internet y hábitos de lectura de prensa.

Otro dato interesante corresponde al hecho de si la iniciativa es desarrollada por una sola persona o varios en asociación. El resultado es que 69% afirma llevar adelante su emprendimiento en solitario, mientras el restante 31% dice que se ha asociado con una o varias personas.

Con respecto a la dedicación de los emprendedores a su negocio, encontramos que 44% dice que desarrolla su emprendimiento al mismo tiempo que mantiene un empleo formal. Mientras tanto, 40,1% comenzó su proyecto sin tener empleo y se dedica a él en exclusiva. El restante 15,9% afirma que dejó su antiguo empleo para ocuparse a tiempo completo de su emprendimiento.

¿Cómo lo hacen?

Ya sabemos qué proporción de nuestra audiencia está emprendiendo y de qué se tratan sus iniciativas. Ahora, es interesante conocer qué recursos utilizan para gestionar sus proyectos. Preguntamos si emplean herramientas tecnológicas en sus emprendimientos y 69,3% respondió que sí.

Requerimos un poco más de detalle en este respecto y preguntamos sobre cuáles herramientas utilizan. No sorprende para nada que las aplicaciones de mensajería, como WhatsApp y Telegram, estén en el primer lugar con 88,1%. Luego vienen las redes sociales (Instagram, Facebook, Twitter, etc.) con 58,9% y el correo electrónico con 40,1%. 15,6% afirma utilizar una página web; 14,2% usa alguna aplicación o software de diseño gráfico y 10,9% alguno de edición de video. Solo 6,3% utiliza aplicaciones de delivery para atender a sus clientes.

Normalmente se piensa que un negocio necesita un local u oficina para desarrollarse; aunque, después de la pandemia, quizás esa idea de sentido común haya cambiado un poco. Resulta que de las personas que contestaron nuestro sondeo y afirman llevar adelante un emprendimiento el 81,9% dice que el mismo funciona “desde casa”. Solo 18,1% dice que utiliza un local comercial o una oficina.

Abordamos luego el tema de la rentabilidad. De las personas que actualmente tienen un emprendimiento activo, según nuestro sondeo, un poco más de la mitad, es decir 52,8%, afirma estar conforme con los beneficios que este proyecto le genera. Esto quiere decir que 47,2% considera que el rendimiento no es óptimo.

Todo el mundo sabe que emprender no es cosa fácil y que muchos son los riesgos y las necesidades. Nuestra encuesta finalizó preguntándole a los emprendedores acerca de cuál es la principal necesidad de su proyecto, es decir, qué cosa creen que más les hace falta para mejorarlo. El dato es contundente: 98,8%, es decir, casi todos los emprendedores de nuestro sondeo, afirma que su proyecto necesita financiamiento. Esto coincide con el dato reflejado más arriba, que dice que alrededor de 80% de los emprendedores cuyo proyecto fracasó asevera que el problema fue la falta de capital para crecer.

Poco menos de la mitad, 41,3%, dice que su emprendimiento está necesitado de publicidad y promoción. 26,7% de estos emprendedores está consciente de que requiere formación financiera para desarrollar su iniciativa y 14,4% afirma que debe recibir entrenamiento en áreas específicas que tienen que ver con la actividad a la que se dedican.

Como podemos ver, el panorama del emprendimiento es, por demás, interesante. Existe un buen potencial y bastante iniciativa, pero también hay desafíos y necesidades patentes. El Estado venezolano, como quedó señalado al principio, ha hecho énfasis en las políticas para el impulso y desarrollo de los emprendimientos. Incluso, como parte de este esfuerzo, ha creado una plataforma web, emprenderjuntos.gob.ve, donde los emprendedores pueden registrarse y así acceder a un conjunto de recursos que van desde el acceso a financiamiento hasta asesorías, acompañamiento legal y formación. En el futuro veremos cuál será el peso que los emprendimientos tendrán en el proceso de recuperación económica de Venezuela que este año 2022 comienza a asomar.

Ángel González
Periodista. Escribo #ElInformante y #DatosÚN en Últimas Noticias.

Deja un comentario