Datos ÚN: nuevo CNE impulsa la participación

grafico-encuesta-nuevo-cne-datos-un

El 4 de mayo de 2021, la Asamblea Nacional designó a los 5 rectores principales y 10 suplentes que ahora integran el Consejo Nacional Electoral (CNE). Se trata del primer CNE conformado según el procedimiento establecido en la Constitución desde hace tres lustros, ya que las administraciones anteriores fueron designadas por el Tribunal Supremo de Justicia, ante la imposibilidad de los parlamentos de entonces de aprobar una propuesta en ese sentido.

Además, la constitución de este nuevo órgano comicial, que regirá los procesos electorales por los próximos 7 años, fue producto de un acuerdo político, según lo han manifestado los principales dirigentes tanto del Gobierno como de la oposición. Lo integran personalidades ligadas tanto al partido de gobierno como a distintos sectores opositores. Los cargos principales están ocupados por: Pedro Calzadilla, Enrique Márquez, Tania D’Amelio, Roberto Picón y Alexis Corredor.

Este hecho ocurre en un contexto donde una parte de la oposición se había negado a participar en los procesos electorales de los últimos tres años para plegarse a una agenta antidemocrática, con intentos de golpe de Estado, desconocimiento de las instituciones e incluso planes de invasión extranjera. Las elecciones presidenciales de 2018 contaron con una participación de alrededor de 46% del padrón electoral. Las parlamentarias de 2020 observaron una participación de 31%.

En este sentido, la noticia de un acuerdo que pueda dar pie a la reconstrucción del espacio político genera expectativas.

Por eso decidimos preguntarle a las lectoras y lectores de Últimas Noticias su opinión sobre el efecto que tendría la nueva conformación del CNE sobre la participación electoral. Realizamos un sondeo digital en nuestro portal web, ultimasnoticias.com.ve, y cuentas de redes sociales, con la siguiente pregunta:

“¿Qué efecto crees que tendrá la designación del nuevo CNE?”

Las opciones eran: habrá mayor participación de partidos y electores, la participación de partidos y electores se mantendrá igual, habrá menor participación de partidos y electores.

Entre el lunes 10 y el viernes 14 de abril, obtuvimos 640 observaciones y los resultados fueron los siguientes:

Percepción positiva

70,1% (449 personas) opinó que la conformación de este nuevo CNE impulsará la participación de partidos y electores. 106 personas (16,6%) piensan que esta designación no tendrá ningún efecto sobre la participación y 13,3% (85 personas) afirmaron que el efecto será más bien negativo, es decir, disminuirá la participación.

A primera vista, es evidente que la percepción de la gente sobre las nuevas autoridades electorales es mayoritariamente positiva, y que la visión negativa se concentra en un pequeño grupo menor al 15%.

Estos resultados parecen coincidir con el ambiente general que la noticia ha producido en las declaraciones de los actores políticos. El presidente Nicolás Maduro aplaudió el hecho y también lo hizo la bancada opositora de la Asamblea Nacional. También generó un efecto fuera de nuestras fronteras: los cancilleres de la Unión Europea vieron con buenos ojos al nuevo CNE y el presidente del Comité de Exteriores del congreso estadounidense dijo que Joe Biden debería reconocer al ente electoral y colaborar con el diálogo en Venezuela.

Desde el propio día de la designación, hubo declaraciones de dirigentes políticos anunciando su participación en las próximas elecciones de gobernaciones y alcaldes, que se realizarán el 21 de noviembre.

El nuevo CNE ha sido un primer paso en la renovación del escenario político venezolano. Incluso, era uno de los puntos que el gobierno de Estados Unidos establecía como necesarios para una posible flexibilización del bloqueo que tiene impuesto sobre nuestro país.

De la transacción a la expectativa

Como los fenómenos políticos siempre requieren una mirada crítica y amplia, que valore los elementos de contexto para generar una interpretación más útil, consultamos al sociólogo y analista político Ociel López, para que nos ayude en nuestro análisis.

Lo primero que dice es que habría que indagar un poco más profundamente y analizar las opiniones de acuerdo al sesgo político. Es decir, qué piensan los chavistas y qué piensan los opositores. Opina que quizás la mayoría de quienes respondieron que el CNE tendrá un efecto positivo en la participación se identifiquen con el chavismo. Y en este sentido señala que el chavismo de base podría estar viendo la designación del CNE como algo “transaccional”, ya que tiene mucha confianza en la institucionalidad. “No lo ve todavía como un giro estratégico, como yo sí lo veo, en el sentido de que Maduro hizo una apuesta, pudiendo no haberla hecho”. Al chavismo habría que recordarle que una mayor participación significaría muy probablemente que la oposición gane mayores espacios políticos que los que tiene actualmente y, por lo tanto, que el chavismo los pierda.

Se refiere a que la mayoría chavista en la Asamblea Nacional pudo haber elegido otra conformación para el nuevo CNE, pero la designación se realizó por acuerdo con la oposición. “La importancia de la nueva directiva es que incluyó gente de la oposición incluso radical, que había estado presa, y eso fue un giro súper interesante, porque nadie puede decir que Roberto Picón es un vendido o un entregado”, analiza.

Considera que, en consecuencia, esta conformación plural del árbitro electoral “hace que el sector abstencionista, y con esto no me refiero a la oposición solamente, sino al 70% que se abstuvo en las últimas elecciones, y el 55 que se abstuvo en las presidenciales, debería sentir algún mínimo de ánimo, de entusiasmo, por la medida, por lo menos alguna expectativa”.

Un desafío político

El profesor López explica que una posible mayor participación de electoras y  electores en los próximos comicios va a depender directamente de las acciones de los partidos políticos, tanto del chavismo como de la oposición, para garantizar una menor abstención. “No me imagino que el CNE en sí mismo pueda definir eso, no hay una relación automática allí; quizás sí da cierta confianza, pero sobre todo a los actores políticos, así que va a depender de ellos”.

En el caso de la oposición, comentó que le llamó mucho la atención el hecho de que, apenas al día siguiente de conocerse el nuevo CNE, salieron políticos como Carlos Ocariz a pedir una “relegitimación interna de la oposición”; al siguiente Guaidó hablaba de llegar a acuerdos con el Gobierno, la Acción Democrática de Ramos Allup dijo que iría a elecciones, entre otros hechos similares. “Entonces entendemos que sí, se sintió el golpe del CNE”. Reiteró que, si bien es posible que la expectativa sea mayor en los actores políticos que en las bases, es evidente que “el escenario de esta semana ya es diametralmente diferente al de la semana pasada”.

Estos hechos, según su análisis, demuestran que los actores políticos tienen el mapa muy claro. Dice que “todo lo que han hecho va en camino a la reinstitucionalización”. Se han puesto los puntos sobre la mesa y han negociado elementos importantes, aunque faltan algunos. “Quedan otros asuntos, pero yo no creo que exista un cronograma distinto al constitucional”.

Por último, opinó que, en este ánimo de reinstitucionalización y a propósito de la confianza que el nuevo Poder Electoral logre afianzar en el país, los partidos políticos podrían desarrollar elecciones internas y relegitimar sus liderazgos. “Sería interesantísimo un proceso de democracia en todos los partidos, sin excepción; eso implicaría un cambio importante del ambiente político actual”.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>